Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide “espíritu colchonero” y “no agachar la cabeza” tras la debacle electoral

Casado inicia su discurso de apertura de campaña enviando un mensaje de ánimo a Rubalcaba y su familia

En foto, de izquierda a derecha: Martínez Almeida, Monserrat, Casado y Díaz Ayuso. En vídeo, declaraciones de Casado en el acto de inicio de campaña.

El líder del PP ha iniciado este jueves el acto de pistoletazo de salida de la campaña electoral enviando un mensaje cariñoso a la familia de Alfredo Pérez Rubalcaba. "En estas cuestiones no hay siglas ni colores. Nos acordamos todos hoy de una persona que ha dedicado los mejores años de su vida a la política y que queremos que siga dedicando muchos más a la docencia,  que es su segunda vocación".

Pablo Casado, como sus teloneros- los candidatos a la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid y al Parlamento Europeo- ha dedicado parte de su intervención a tratar de elevar la moral de las tropas tras la debacle de las generales, que ha dejado al partido en 66 escaños, la mitad de los que tenían. El presidente popular recordó la remontada del Liverpool ante el Barça y pidió "espíritu colchonero, partido a partido". "Vamos a sacar raza, a sacar garra y a remontar en estas elecciones", ha dicho en el templo de Debod, en Madrid. "Aquí no hay que pedir perdón ni agachar la cabeza por ser del PP", declaró el aspirante a la alcaldía de la capital, José Luis Martínez Almeida.

El líder popular aseguró que el PP era un partido "grande" porque estaba "a las duras y a las maduras" y vinculó en la misma frase las derrotas electorales con los años de plomo de ETA. "Yo me afilié prácticamente coincidiendo con la derrota de 2004. La generación de Miguel Ángel Blanco se afilió cuando la política te costaba la vida. En este partido, cuando hay una derrota electoral, nos sacudimos el polvo, salimos a las plazas a escuchar y a servir. Y es lo que vamos a hacer esta campaña, ilusionar, sin mirar a izquierda y a derecha".

Casado reivindicó el "pedazo de programa" del PP y a sus candidatos. De Almeida, que aspira a la alcaldía de Madrid, destacó que es abogado del Estado y "el terror de Carmena". "El PSOE solo hablaba de colocarse.Tú lo que hiciste- dijo refiriéndose a Álvarez de Manzano- fue que la gente se colocara con un empleo", bromeó, refiriéndose a la frase de Tierno Galván ("El que no esté colocado, que se coloque y al loro"). De Isabel Díaz Ayuso, candidata a la presidencia de la Comunidad, dijo que era "la única con experiencia de gestión, aunque Ángel Gabilondo [el candidato socialista] fue ministro de Educación". También se defendió de los que critican -incluidos miembros del partido- la juventud de algunos de sus fichajes. "Anda que no veo jóvenes de izquierda anaftalinados y juventud acumulada [veteranos] en el PP". De Dolors Montserrat, cabeza de lista al Parlamento europeo, alabó que había "toreado en momentos muy complicados en Cataluña. Y Europa es hablar también de Cataluña", dijo. Casado recordó el día en que los nazis se rindieron ante los aliados y a continuación añadió: "Por desgracia, después de diez años de nazismo, vinieron 30 años de comunismo. Podemos reivindica el comunismo y hay partidos de izquierda como el PSOE que se niegan a condenar el comunismo bolivariano. Y los enemigos de la libertad siguen siendo los mismos: los populismos y los nacionalismos, regionales, pero igual de supremacistas".

Reivindica a tres expresidentes dimitidos

El presidente popular reivindicó a Alberto Ruiz-Gallardón -que dimitió tras retirar Mariano Rajoy su proyecto de ley de reforma de la ley del aborto-, a Cristina Cifuentes - que dimitió por el escándalo de su máster-, y a Esperanza Aguirre -que dimitió por los sucesivos escándalos de corrupción que afectaban a miembros de su Gobierno-.

Casado criticó "la izquierda caviar" que defiende la educación pública "pero envía a sus hijos a la privada o va a otros países a curarse"; advirtió que si Sánchez recibía "un cheque en blanco" volvería la recesión y criticó a Ciudadanos y a Vox: "Nosotros no celebramos las derrotas. No tenemos esa crueldad de decir que da igual que siga gobernado la izquierda porque total hemos sacado unos escaños que no valen para nada".

Previamente, Almeida advirtió de la movilización de la izquierda y llamó a los suyos a hacer lo mismo. Montserrat reivindicó que sus siglas no eran "una moda", en alusión a Vox y Ciudadanos, y Díaz Ayuso acusó a la izquierda de "achuchar mediáticamente" al PP  "por defender las cosas normales".  "Ellos son los más machistas y retrógrados y no nos vamos a arrugar por su supuesta superioridad moral. Tezanos se equivoca", zanjó, refiriéndose al último CIS, que prevé un gobierno de izquierdas en la Comunidad de Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información