Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Ciudadanos lanzan propuestas a las mujeres para no descolgarse del 8-M

Casado apoya ahora un pacto de Estado contra la brecha salarial después de descartar medidas específicas porque ya era ilegal

A tres días de la huelga general feminista, el PP y Ciudadanos tratan de desvincular a la izquierda de la causa y lanzar propuestas para no quedarse descolgados del 8-M. El PP, que hace un año defendía que no es necesario legislar sobre la brecha salarial pues ya es ilegal, propone ahora impulsar un pacto de Estado al respecto. Cs presenta un manifiesto feminista en el que propone regular la prostitución y los vientres de alquiler. El feminismo se ha situado en el centro de la campaña con la pugna por el voto de las mujeres, el 51% del censo.

El líder del PP, Pablo Casado.

La movilización del 8-M, a menos de dos meses de las elecciones, se ha convertido en un escaparate donde todos los partidos quieren exhibirse. La izquierda ha abanderado tradicionalmente esa causa, pero la derecha pugna ahora por hacer méritos en ese caladero. Un día después de que Ciudadanos presentara un “manifiesto de feminismo liberal”, el presidente del PP, Pablo Casado, defendió este lunes que “el partido liberal es el que pone a la mujer o al hombre en el centro, a la persona”. El líder popular es contrario a las cuotas y a lo que llama la “colectivización” por el sexo.

Los populares se comprometen a impulsar un pacto de Estado contra la “inaceptable” brecha salarial entre hombres y mujeres. Hace un año, Casado sostenía que la discriminación laboral de la mujer ya es “ilegal” por lo que no veía necesario legislar en ese sentido. Este lunes mantuvo que la brecha salarial se redujo cinco puntos con el Gobierno de su partido, hasta situarse por debajo de la media europea. Su socio en Andalucía, Vox, que en las últimas semanas ya había contribuido a agitar el debate por su insistencia en negar el concepto de violencia machista, replicó a Casado: “Íbamos a contestarte desmintiendo el mito de la brecha salarial, pero ya lo han hecho cientos de votantes tuyos que no entienden a qué estás jugando”.

El PP trata de encajar en su ideario propuestas para no descolgarse del 8-M y atraer el voto femenino. Pero Casado, que causó malestar en sus filas al recuperar el debate sobre el aborto —que no llevará en el programa y quiere excluir de los mítines— no participará en la manifestación del viernes. Y no rehúye la confrontación con parte del movimiento feminista. Para él, esta semana se usará “para intentar enfrentar a hombres con mujeres e intentar colectivizarlas”. “Yo tengo una hija y me parecería cínico hacer un discurso de enfrentamiento con mi hijo”, dijo. Casado acusó a la izquierda de no haberse ocupado “nunca” de los derechos de las mujeres y deslizó que es benévola con los agresores: “Somos el partido que está planteando tolerancia cero con los maltratadores, que suelen reincidir. Luego, la progresía se rasga las vestiduras y le sienta mal que se les aplique la prisión permanente revisable. A los que secuestran y asesinan mujeres los quiero en la cárcel muchos años”.

Vientres de alquiler

Ciudadanos, que participará en la manifestación del 8-M, ha hecho una apuesta arriesgada al proponer la regulación de la prostitución o de los vientres de alquiler (en este caso “por altruismo”), dos asuntos que dividen al feminismo, aunque la formación y todas sus dirigentes lo defienden con convencimiento. En su decálogo abogan por un feminismo transversal a las ideologías, llaman a participar a los hombres y dicen no ser paternalistas, porque en su opinión algunas feministas lo son. “La mujer no se ha sacudido la tutela del varón para caer en la tutela de otras mujeres que pretendan hablar en su nombre”, apunta el texto. En el acto de presentación del manifiesto, Rivera marcó distancias con Vox con una defensa clara de la lucha contra la violencia de género.

“El feminismo no es monopolio de nadie”, defendió Inés Arrimadas, líder de la oposición en Cataluña. La dirigente cargó (sin citarlos) contra los partidos de izquierdas que “han querido patrimonializar” el feminismo, un “movimiento muy plural”.

Las formaciones de izquierda están agitando con fuerza la bandera feminista. A su mayor proximidad al movimiento de la mujer se une la estrategia electoral. La prioridad del PSOE y Unidos Podemos es movilizar todo el voto progresista, y ahí pueden tener un papel decisivo las mujeres. La coalición de Podemos e IU ha cambiado incluso de nombre: ahora es Unidas Podemos y se proclama “representante de la España del 8-M”. La diputada Sofía Castañón lamenta que la derecha bloquease iniciativas en favor de las mujeres en el Congreso y ataca: “Esos que se dicen patriotas en realidad son enemigos de las mujeres”.

Sánchez: "Quienes presenten proyectos contra las mujeres pierden seguro"

JAVIER ARROYO, Granada

Pedro Sánchez busca el voto más allá de la izquierda. En el primer mitin de precampaña tras la disolución de las Cortes, en Granada, el secretario general del PSOE ha mostrado su interés por encontrar votos más allá de su partido y más allá de la izquierda. Busca los votos del “sentido común”. “Aquí estamos gente progresista, aquí estamos gente de izquierdas, pero tenemos que trascender y atraer a la gente que tiene sentido común, gente que quiere lo mejor para este país, para sus hijos, para sus nietos y sus nietas” ha dicho Sánchez. Además, el candidato socialista para el próximo 28 de abril ha apelado al voto de las mujeres. “Quienes presenten un proyecto político contra las mujeres pierden seguro porque ellas los expulsarán. El 8 de marzo es muy importante para nosotros y para quienes quieran una España de igualdad y sin violencia de género”, ha rematado.

La cita de Granada ha reunido al presidente nacional con la expresidenta andaluza. Pedro Sánchez y Susana Díaz se han mostrado muy amistosos, con referencias constantes del uno al otro en sus respectivos discursos. Susana Díaz ha reconocido que “tenemos una espinita y nos la vamos a quitar el 28 de abril haciendo ganar al PSOE de España, al PSOE de Pedro Sánchez”. La secretaria general del PSOE andaluz y líder de la oposición en el Parlamento andaluz ha criticado el “feminismo liberal” que el domingo presentó Ciudadanos porque “cuando al feminismo le pones adjetivos le estás quitando valor”. Díaz ha reconocido que se encuentra “con ilusión y con ganas” y ha insistido en la necesidad de llenar las urnas en las próximas convocatorias: “Cuando nosotros no vamos, la derecha se une, forma un trifachito y forma un gobierno, como han hecho en Andalucía”

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información