Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘puerta giratoria’ de los mandos policiales

El caso del comisario Corrochano no es el único de agentes de los cuerpos de seguridad ‘fichados’ por grandes empresas

El comisario Julio Corrochano en diciembre de 2001.
El comisario Julio Corrochano en diciembre de 2001.

No es una excepción que un alto mando policial sea fichado por una gran empresa española como jefe de seguridad, como es el caso del comisario Julio Corrochano, protagonista de la llamada Operación Trampa por supuestamente contratar al rey de las cloacas del Estado, el comisario Villarejo, para elaborar informes para el BBVA. Son numerosas las compañías (públicas y privadas) que incorporan a sus filas con abultados sueldos a destacados miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Profesionales que, a lo largo de su trayectoria, han acumulado contactos y han estado relacionados con las informaciones más delicadas y con el poder. Como le sucedió al propio Corrochano, que en 2002 fue ascendido de Jefe Superior de Madrid a jefe de la Comisaría General de Policía Judicial (CGPJ), tras recuperar los cuadros robados por la banda de Casper a la empresaria Esther Koplowitz. Justo después abandonó la Policía, al recibir una oferta del BBVA.

Fuentes de los Servicios de Seguridad del Estado aseguran que esta 'puerta giratoria', afecta tanto a mandos en la plenitud de su carrera como a recién jubilados.

A continuación se enumeran algunos casos.

‘Triple Jefe Superior’ en La Caixa. Otro jefe superior de Policía de Madrid ha acabado también en la banca. El comisario Miguel Ángel Fernández Rancaño desempeñaba ese puesto cuando se produjeron los atentados del 11-M. Antes de ser nombrado jefe superior de Madrid, desempeñó ese mismo cargo en A Coruña y en Barcelona. En septiembre de 2005 fue fichado como responsable de seguridad de La Caixa, donde continúa.

Un inspector en Bankia. En Bankia cuentan con un antiguo miembro de los servicios de Información de la Policía Nacional al frente de su departamento de seguridad corporativa. Se trata del inspector Juan Manuel Zarco, actual y casi histórico —lleva más de una década— director de Seguridad y Gestión del Efectivo de la entidad que hoy preside José Ignacio Goirigolzarri. Zarco fue policía durante casi 20 años.

Una espía en el Santander. Por el Santander, un banco con presencia en cinco países de Europa y seis de América, han pasado en los últimos tiempos altos mandos de la Policía y la Guardia Civil, como el que fuera Jefe Superior de Madrid, Carlos Rubio; y, antes, el jefe de protocolo de la Guardia Civil, Juan Salón. Actualmente la jefa de Seguridad es Elena Sánchez, la que fuera número dos del CNI y enlace con la CIA hasta la llegada de Mariano Rajoy, y después delegada del Centro de Inteligencia en Washington en 2012. Sánchez, una avezada espía, ingresó en los servicios secretos en 1988, a los 26 años.

Dos ‘santos’ en Telefónica. Miguel Ángel Sánchez San Venancio, coronel de Infantería, y un histórico del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), es el actual director de Seguridad Corporativa de Telefónica. Sánchez San Venancio sustituyó en ese puesto al comisario de Policía Florencio San Agapito Ramos, imputado por blanqueo en el caso Malaya y que logró eludir la cárcel en 2016 pagando una multa de 500.000 euros. Sánchez San Venancio fue número tres del CNI con Jorge Dezcallar, que lo ascendió a director general de Inteligencia, antes de que fichara por la teleoperadora.

De la primera línea antiterrorista a Acciona. Joaquín Collado, exteniente coronel de la Guardia Civil de 57 años, uno de los mandos más condecorados por su implicación en la lucha contra ETA y responsable del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), es desde 2013 el jefe de seguridad de esa multinacional energética con presencia en los cinco continentes.

Comisario e Inspectora en el Corte Inglés. Juan Carlos Fernández-Cernuda pasó de ser inspector jefe de la Policía al equipo de escoltas del presidente del Corte Inglés, Isidoro Álvarez. Y de ahí, a Jefe de Seguridad de la empresa. Cernuda sobrevivió a las guerras internas en el proceso de sucesión de sus directivos, tras la muerte del fundador en 2014. El propio Cernuda fichó “hace años” a la inspectora Catalina Polán, ahora Directora Nacional de Prevención y Seguridad, según fuentes de la empresa. Cernuda es “Delegado de Protección de Datos”.

Seguridad antiterrorista en Renfe. La empresa tuvo como responsable de seguridad al excomisario Antonio Bertomeu. Y hasta hace unos meses a Manuel Rodríguez Simons, jubilado, que fue comisario de Información en Bilbao y en Madrid. Fuentes de la empresa confirman que han cambiado el perfil y que en el puesto está ahora Gerónimo Robledo, “sin relación con los cuerpos de seguridad del Estado” y exgerente del Centro de Coordinación.

Prosegur ficha a “El Chati”. Quien fue hasta hace dos años Comisario General de Policía Judicial, José Santiago Sánchez Aparicio, conocido como El Chati en el cuerpo, ha sido hasta el 31 de diciembre el jefe “de Relaciones Institucionales” de Prosegur. Hizo coincidir su jubilación con el contrato con la empresa de seguridad. Ya jubilado, continúa como “asesor”. Ahora es el comisario Juan Rueda el responsable de seguridad de Prosegur, un policía que estuvo en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Un DAO en primera división. El Jefe de Seguridad de La Liga de Fútbol, Florentino Villabona, es el penúltimo Director Adjunto Operativo de la Policía (DAO) con el exministro Juan Ignacio Zoido. Tras jubilarse, Villabona se ha convertido en el responsable de la seguridad de la primera división.

Un jefe de los servicios de Información en Iberia. El Jefe de Seguridad de Iberia fue hasta “hace cuatro años”, según fuentes de la empresa, el excomisario General de Información, Jesús de la Morena. Actualmente la compañía ha cambiado su “esquema” y cuenta con “una persona de dentro de la compañía” en este puesto, que no pertenece ni ha pertenecido a ningún cuerpo de seguridad del Estado, según aseguran fuentes de Iberia, que no facilitaron su nombre.

El ‘misterio’ de Repsol. La multinacional ha tenido en su plantilla a un antiguo mando policial, Rafael Araujo Bernabé, ya jubilado. La energética no ofrece el nombre de su sucesor “por motivos de seguridad” y ni afirma ni desmiente que pertenezca a los Cuerpos de Seguridad del Estado por el mismo motivo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >