Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez traslada a los líderes territoriales del PSOE más afines su intención de agotar la legislatura

El presidente ha instado a los secretarios generales convocados en La Moncloa a poner en valor la agenda social del Gobierno los próximos meses

Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.
Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso. EP

Pedro Sánchez ha transmitido a los secretarios generales del PSOE más afines, a los que ha convocado este miércoles en La Moncloa y entre los que no había ningún presidente autonómico, su voluntad de agotar la legislatura. El encuentro, que ha empezado pasadas las tres de la tarde y ha durado dos horas y media, ha consistido básicamente en un análisis de la crisis en Cataluña y de las causas del fiasco electoral en Andalucía, donde los socialistas firmaron su peor resultado tras perder 400.000 votos y 14 escaños. A la reunión, de estricta privacidad entre Sánchez y los cuadros citados, no han asistido el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, ambos coordinadores del comité electoral del PSOE.

El razonamiento del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE es que la situación en Cataluña y la relación con los independentistas no explican por sí solas la desmovilización de casi medio millón de votantes socialistas (700.000 si se incluye Adelante Andalucía). Sánchez ha recalcado la importancia de "preservar la unidad del partido" según fuentes conocedoras de la reunión, en la que no se ha responsabilizado a Susana Díaz del resultado. 

En ningún momento del almuerzo, que ha consistido en pastel de verduras, solomillo y flan, se ha planteado que las elecciones generales fueran en marzo o en un superdomingo electoral con europeas, autonómicas y municipales el próximo 26 de mayo. Esta opción es rechazada mayoritariamente por la práctica totalidad de dirigentes de peso del PSOE. Marzo tampoco tiene muchos adeptos, ya que las posibles negociaciones para formar Gobierno coincidirían con las autonómicas y municipales fijadas dos meses después. Pese a la predisposición de Sánchez de terminar la legislatura, la mayoría de cuadros consultados barajan que lo más probable es que sean en otoño, sobre todo si no se aprueban los Presupuestos de 2019.

El presidente del Gobierno ha instado a los asistentes a que se active la maquinaria del partido para poner en valor el trabajo del Ejecutivo. La prioridad los próximos meses será incidir en la agenda social. A cinco meses de las elecciones europeas, municipales y autonómicas del 26 de mayo, los mensajes del PSOE harán especial hincapié en la subida del salario mínimo, la actualización de las pensiones y el plan de empleo joven.

Sánchez ha defendido la gestión del conflicto catalán realizada por el Gobierno y, según fuentes conocedoras del encuentro, ha aseverado que el Ejecutivo seguirá primando el diálogo pero atento para actuar con "proporcionalidad" y "la seriedad que cada momento requiera" si el reto secesionista se agrava.

La convocatoria de los secretarios generales que no son presidentes autonómicos ha generado revuelo entre los principales líderes territoriales del PSOE. De los siete presidentes autonómicos socialistas, todos, salvo Francina Armengol (Baleares), apoyaron a Susana Díaz en las primarias de hace año y medio. Y Armengol lo hizo tras decantarse a última hora por Sánchez en vez de por Patxi López. El resto respaldó de manera más o menos activa a Díaz: Javier Fernández (Asturias), Javier Lambán (Aragón), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Comunidad Valenciana) y Guillermo Fernández Vara (Extremadura). Este último es el único de los siete que forma parte de la actual dirección federal de los socialistas.

Los barones que no han sido citados a la mayor reunión de cargos relevantes del PSOE, desde el encuentro de los líderes territoriales previo al comité federal que se celebró en noviembre del año pasado, confían en que serán convocados en las próximas semanas. Fuentes de la dirección del PSOE han dicho que así será y que Sánchez se reunirá con ellos de forma individual. Cuadros relevantes del partido han mostrado su sorpresa, e incluso cierto malestar, por que la convocatoria de este martes haya sido en La Moncloa y no en Ferraz, en la sede del partido. La reunión se ha desarrollado en el edificio donde se encuentra la residencia del presidente y no en el pabellón donde se celebra el Consejo de Ministros o se reciben a las visitas de Estado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >