Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Rivera: “Ni Junqueras ni Puigdemont van a modificar la Constitución a su gusto”

El líder de Ciudadanos cree en una España descentralizada, pero lamenta que la igualdad entre españoles se esté desdibujando por la falta de coordinación

Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

Ciudadanos aspira a rehabilitar el edificio, no a demolerlo. Sobre esa idea descansa el planteamiento de Albert Rivera (Barcelona, 1979) para una reforma de la Constitución. El líder de Ciudadanos cree en una España descentralizada, pero lamenta que la igualdad entre españoles se está desdibujando por la falta de coordinación. La igualdad entre ciudadanos de distintos territorios y la regeneración son los dos ejes de su propuesta para el futuro de la Ley de Leyes, en la que no ve una Cataluña con más competencias.

Pregunta. ¿La Constitución aguanta otros 40 años sin reformas?

Respuesta. Hay que actualizarla, pero la primera gran reforma es defenderla y que se aplique. Ahora tenemos un reto en Cataluña importante, no podemos confundir las prioridades. Ciudadanos tiene un documento reformista muy ambicioso y podemos llegar a acuerdos con otros partidos, pero ahora lo importante es que los constitucionalistas tengamos claro que si hay que aplicarla se aplica, y que ni [Oriol] Junqueras ni [Carles] Puigdemont nos van a hacer modificar la Constitución a su gusto. Si hay que reformarla, tiene que ser sobre dos grandes ejes: uno, la igualdad entre españoles, que creo que se está desdibujando en aspectos sociales y económicos, y dos, la regeneración: la reforma del Senado, del sistema electoral, la supresión de aforamientos… Un paquete de medidas trasversales en las que podemos llegar a acuerdos. España es uno de los países más descentralizados de Europa, pero le faltan mecanismos de coordinación. Dos ejemplos: la falta de tarjeta sanitaria única es un ejemplo de descoordinación entre comunidades y seguramente pasa igual con la educación, con la alta inspección y los libros de texto. Hay que garantizar que las lenguas se puedan utilizar como lengua vehicular. Hay ejemplos claros de que la igualdad se ha desencajado con el paso de los años, y es el momento de ajustar eso.

P. ¿Hay condiciones?

R. ¿Hay mayoría parlamentaria para hacerlo? Creo que no. Podemos y los nacionalistas están en un modelo de derecho de autodeterminación, de referéndums de independencia, un modelo que pone en jaque la soberanía nacional; y, por otro lado, el PSOE está en la nación de naciones, que no sabemos ni cuántas naciones ni qué quiere decir, y tampoco lo tienen claro ni entre ellos. El PP no quiere tocar nada. Lo que sí que deberíamos hacer ya los partidos constitucionalistas es poner a juristas de prestigio a trabajar en un documento de futuro. Porque el día que haya, y yo aspiro a eso, un 65% o 70% de escaños constitucionalistas en la Cámara, a lo mejor hay un consenso amplio para lograr dos tercios o tres quintos de la cámara. Primero un documento, como se hizo la Constitución del 78, con discreción, con trabajo.

“Felipe VI no es el problema, es parte de lo que puede ser una solución de estabilidad”

P. ¿El modelo territorial que establece la Constitución es mejorable?

R. Es mejorable porque han pasado 40 años y hay cosas que han sucedido. Por ejemplo, el informe de Rubio y Llorente habla de cerrar el capítulo octavo y decir que las autonomías son estas 17 y estas son las dos ciudades autónomas. Eso ya pondría fin, por ejemplo, a la anexión que pretenden los nacionalistas navarros.

P. Hay una propuesta de catedráticos de Derecho Constitucional para una reforma federal que pasa por blindar competencias y mejorar su reparto e incluso incluir las singularidades de Cataluña en una disposición adicional...

R. Yo discrepo, porque la singularidad de Cataluña ya está en el Estatuto, que es uno de los que tiene más competencias de Europa, ya le gustaría a algunas regiones europeas tener las competencias que tienen Cataluña o el País Vasco. En Cataluña se reconoce la pluralidad lingüística y se ejerce. Es falso que no se reconozca la singularidad.

P. ¿Reformaría usted el Senado para dar mayor poder a las autonomías en leyes que les afecten?

R. Hay que convertirlo en una Cámara territorial. Hoy no lo es, hoy es un cementerio de elefantes donde los partidos o envían a los que pierden elecciones o a los que quieren echar, o en el mejor de los casos lo utilizan como Cámara de bloqueo de mayorías en el Congreso. Nosotros queremos definir qué competencias son del Senado. Por ejemplo, hay un Consejo de Política Fiscal y Financiera. ¿Por qué no dentro del Senado? Es lo lógico. O los planes de infraestructuras nacionales. El Senado tendría mucho más sentido si los temas territoriales se debatieran ahí, con algún tipo de mecanismo de doble vuelta. El Senado, o lo reformamos o lo cerramos. Soy partidario de reformarlo porque creo en un país descentralizado.

P. ¿Hay que cambiar de monarquía parlamentaria a república?

R. Me siento cómodo con la monarquía parlamentaria, a pesar de no ser un monárquico tradicionalista. El Rey no ejerce el poder político. Si el Rey hiciera política seguramente muchos no aceptaríamos este modelo, pero además, da estabilidad al sistema, más en un momento como el que vivimos. Felipe VI no es el problema, es parte de lo que puede ser también una solución de estabilidad, de reformas.

LAS REFORMAS NECESARIAS
"Podemos llegar a acuerdos para reformar el Senado, la ley electoral o eliminar aforamientos"
No Monarquía: "Me siento cómodo, si el Rey hiciera política, muchos no aceptaríamos el modelo"
No Artículo 155: "Ojalá no haya que volver a aplicarlo. Ese artículo es una salvaguarda del sistema" 
No Cataluña: "Es falso que no se reconozcan sus singularidades en la Constitución" 

P. Fraga planteó en 1978 que la aprobación para la aplicación del artículo 155 se hiciera en el Congreso y no en el Senado. Después de la experiencia con Cataluña, ¿modificaría usted en algo el artículo 155?

R. Es un artículo que copiamos de la Constitución alemana, por lo tanto, es una cláusula federal equiparable a cualquier otro país federal, que ojalá no tuviéramos que haberlo aplicado. No estaría mal un desarrollo quizá legislativo sobre quién gestiona la aplicación, si es parcial o total, y qué rendición de cuentas hacer.

P. Ahora es un folio en blanco...

R. El Gobierno encontró un folio en blanco y era difícil. Se ha confundido el proceso judicial con el 155, pero el 155, como decía Felipe González, es política. Ojalá no haya que volver a hacerlo, pero ese artículo tiene sentido en un país descentralizado. Si lo quitaras, ¿qué mecanismo queda ante una declaración de independencia? Ninguno, ese artículo es una salvaguarda del sistema.

P. Una vez que el Constitucional avaló la ley del matrimonio homosexual, ¿cambiaría la redacción sobre matrimonio en la Constitución?

R. Seguramente, igual que hay que cambiar la referencia al sexo por condición sexual, o a las personas con discapacidad en vez de disminuidos, hay cosas de la Constitución que están obsoletas con el paso de los años. Hay que actualizarla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información