Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo ajuste de cuentas en la Costa del Sol

La policía investiga dos explosiones casi simultáneas en las inmediaciones de Marbella

Nave donde ha explotado un artefacto en San Pedro de Alcántara, Málaga.
Nave donde ha explotado un artefacto en San Pedro de Alcántara, Málaga. GTRES

La Costa del Sol parece que se ha convertido en un escenario habitual para los atentados con artefactos explosivos. Esta madrugada se sucedían dos explosiones, la primera a las doce y media de la noche frente a una urbanización en Benahavís (Málaga) y la segunda, minutos después, en una nave industrial de un polígono de la localidad marbellí de San Pedro de Alcántara. La vivienda donde se produjo la primera detonación es del mismo propietario que la nave.

Los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional que se encargan de la investigación confirman que no ha habido heridos ni víctimas mortales, aunque los daños materiales sí han sido cuantiosos. Pasada la medianoche del martes, la primera explosión incendiaba la fachada de una vivienda de la urbanización Mirador de la Alquería en Benahavís. Al lugar de los hechos se desplazaron los bomberos de Marbella y un equipo de los Tédax.

Cerca de 15 minutos después, ocurría una nueva explosión en una nave industrial de la calle Letonia de San Pedro de Alcántara. El artefacto se había colocado en una arqueta junto a la entrada de la nave, indican los investigadores, y la onda expansiva afectó a las naves colindantes y a una decena de vehículos que estaban aparcados en las inmediaciones. El objetivo era un lavadero de coches propiedad del dueño del chalé de Benahavís. La concatenación de hechos no terminó en el polígono. Poco después, el coche de alta gama que se habría utilizado en los dos ataques apareció incendiado en las inmediaciones de Marbella.

En la mañana de este miércoles, miembros de los Tédax se han desplazado al polígono para inspeccionar el lugar. Todas las hipótesis están abiertas, pero los indicios apuntan a un ajuste de cuentas. Precisamente, a pocos metros de esa nave, ardía también hace unos meses un gimnasio, cuyo propietario fue abatido a tiros, días más tarde, cuando salía de una comunión.

No es el único incidente violento que se registra en la zona. A principios de septiembre, la Policía Nacional localizó y desactivó una bomba de fabricación casera en la urbanización de Altos de Los Monteros, también en el término municipal marbellí. Ayer mismo, los agentes detenían a un ciudadano holandés presuntamente vinculado con el artefacto explosivo al que se le relaciona con cártel internacional de la droga. El hombre tenía en su poder un subfusil y tres pistolas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información