X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La tesis de Pedro Sánchez se puede consultar, aunque en papel y sin hacer copias

El volumen, de 324 páginas, no está disponible en formato digital ni subido al repositorio Teseo por expreso deseo de su autor

Copia en papel de la tesis doctoral de Pedro Sánchez en la biblioteca de la Universidad Camilo José Cela.

El volumen, encuadernado en imitación piel color azul oscuro, está impecable. No parece que muchas manos hayan pasado las 324 páginas (bibliografía aparte) de la tesis de Pedro Sánchez Pérez-Castejón, doctorado por la Universidad Camilo José Cela en 2012 y presidente del Gobierno. Se titula Innovaciones de la diplomacia económica española: Análisis del sector público (2000-2012) y, en contra de lo que ha dado a entender esta mañana el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sí puede consultarse. 

Eso sí, no es fácil. A diferencia de otros miles de trabajos de reciente defensa, el de Sánchez no puede descargarse de la base de datos de tesis doctorales (Teseo) del Ministerio de Educación. La única copia que puede consultarse está en la biblioteca del campus de la universidad privada Camilo José Cela, en Villanueva de la Cañada, a unos 30 kilómetros de Madrid. Puede leerse, pero no fotocopiarse ni hacerle fotos, como muy amablemente recuerdan las bibliotecarias cuando se hace la solicitud.

Para consultar la tesis es necesario rellenar una ficha con los datos personales, mostrar el DNI y precisar el motivo de consulta. El firmante se compromete a no reproducir fotográficamente las páginas y a no hacer uso del contenido según lo que indica "la legislación vigente de propiedad intelectual". ¿Por qué esta tesis, relativamente reciente, no está digitalizada? "El autor decide. Es lo que dice la normativa", contesta una trabajadora.

Un libro basado en la tesis

Un año después de que defendiera su tesis doctoral en la universidad Camilo José Cela, Pedro Sánchez publicó un libro titulado La nueva diplomacia económica española, junto con otro autor, Carlos Ocaña, asesor de Miguel Sebastián en el Ministerio de Industria en la época en la que Sánchez, entonces diputado en el Congreso, preparaba su tesis. El libro, basado en la tesis anterior de Sánchez, no aclara qué parte del contenido aportó cada autor.

La normativa actual, el real decreto 99/2011, obliga a la universidad a archivar todas las tesis doctorales en formato electrónico "abierto" en un "repositorio institucional". Y también a remitir en formato electrónico un ejemplar del trabajo al Ministerio de Educación. Pedro Sánchez leyó su tesis después, en 2012, pero no le afecta este real decreto sino el anterior, de 2007, que no decía nada sobre la publicidad de las tesis doctorales, según la universidad Camilo José Cela. No le afecta porque estaba matriculado en el doctorado desde el curso 2009-2010.

Antes de que entrara en vigor la normativa que obliga a colgar las tesis en Teseo, a los autores de los trabajos se les daba la oportunidad de elegir si querían que el suyo se hiciera público o no. Lo decidían cuando subían sus datos al repositorio Teseo y escribían el abstract (pequeño resumen), que sí era obligatorio incluir junto con el resto de datos. Es decir, en el Ministerio de Educación sí hay una copia digitalizada del trabajo del presidente, porque se la envió la universidad, pero no puede consultarse porque Sánchez así lo ha decidido.

El trabajo consta de 10 capítulos y está lleno de tablas, gráficos y notas a pie de página. Al final incluye una sección de referencias bibliográficas, 158 en concreto. Al poco de empezar a leer sobre las estrategias innovadoras de diplomacia económica nacional, regional y local, dos personas del departamento de Comunicación de la universidad se presentan en la biblioteca: les han avisado de que hay un periodista consultando la tesis de Pedro Sánchez.

Una hora después llegarán muchos más. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acaba de afearle al presidente que su tesis no sea pública. Si la noticia del máster irregular de la ya exministra Carmen Montón ha atraído atención, las dudas sobre la tesis doctoral de Pedro Sánchez van a provocar que las peticiones para hojear el volumen se multipliquen. Las bibliotecarias empiezan a entregar formularios para rellenar y cuchichean: "Va a haber que poner un tiempo límite por persona. Mira la lista de espera que se está formando". Un equipo de televisión pide permiso para grabar a la reportera pasando las páginas del volumen como si lo estuviera leyendo. "¡Solo puede salir la portada!", recuerda una trabajadora.

"Acabemos con la sospecha. No puede haber un caso presidente del Gobierno. Haga pública su tesis doctoral para disipar las dudas", suelta Rivera en la primera sesión de control al Gobierno del nuevo curso político. La respuesta de Sánchez, como mínimo, lleva a confusión: "Mi tesis doctoral está publicada y colgada en Teseo. Está, usted dirá que no, pero usted no se prepara las preguntas". La tesis aparece en Teseo con su título, la fecha de lectura, la directora de tesis y el tribunal que lo aprobó con la máxima calificación académica, cum laude. Pero no está publicada y colgada en ninguna parte.