X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La UE suspende la cooperación policial con Nicaragua por la represión

El programa, dotado con 10 millones de euros, era ejecutado por España

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el pasado miércoles en Managua. REUTERS

La Unión Europea ha suspendido la cooperación policial con Nicaragua tras la represión de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, que se han saldado desde abril pasado con más de 320 muertos y 400 detenidos, según ha anunciado La Moncloa durante la visita a Costa Rica del presidente español, Pedro Sánchez. La UE lanzó en octubre de 2013 un programa de cooperación con la Policía Nacional nicaragüense, para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, dotado con 10 millones de euros, de los que ocho fueron delegados en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

En pasado 18 de mayo, a través de una nota verbal, la UE comunicó a Managua la suspensión del proyecto, porque “Nicaragua conoce una situación imprevisible y excepcional, que no permite desarrollar las actividades previstas”. El proyecto, que finalizaba en octubre, no se va a prorrogar y los 3,5 millones que estaban pendientes de ejecutar deberán devolverse a los fondos comunitarios.

Moncloa ha facilitado esta información después de que Sánchez, durante una conferencia de prensa con el presidente costarricense Carlos Alvarado, anunciara que revisaría la cooperación española con Nicaragua por si algunos de sus elementos pudieran reforzar la capacidad represiva del régimen. El presidente español ha expresado su “extraordinaria preocupación” por la situación en Nicaragua, pero ha defendido mantener la cooperación española (Holanda y Luxemburgo la han suspendido) porque esta tiene por destinatario al pueblo nicaragüense y no a Gobierno. ”El error sería abandonar a quienes están sufriendo la represión del régimen”, ha subrayado.

Nicaragua es uno de los primeros beneficiarios de la cooperación española, con 218 millones de euros en el trienio 2015-17. También ha sido uno de los mejores clientes del material policial español, con 1,5 millones en 2016.

El 25 de junio la Embajada de Estados Unidos en Managua solicitó a la Policía de Nicaragua que devolviera o pagara una flota de vehículos que Washington había donado para que la institución pudiera desarrollar sus trabajos de patrullaje. Estados Unidos alegó que esos vehículos habían sido usados por oficiales de la Policía y “fuerzas irregulares” para reprimir las manifestaciones que exigen el fin del Gobierno del presidente Daniel Ortega. “Estas acciones violan los términos de la Carta de Entendimiento establecida para la cooperación del Gobierno de los Estados Unidos con la Policía Nacional de Nicaragua”, afirmó la Embajada estadounidense en un comunicado. Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, ha condenado la represión y también ha impuesto sanciones a funcionarios del Ejecutivo Sandinista, incluyendo al actual jefe de la Policía, Francisco Díaz.