Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del CNI alerta del chantaje al Estado y dice que no es su misión investigar al Rey emérito

El PSOE rechazará la comisión de investigación tras escuchar las explicaciones a puerta cerrada del general Sanz

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz, no cree que Juan Carlos I tenga dinero fuera de España, pero no lo ha investigado, ya que no es misión del servicio secreto indagar sobre el patrimonio  del anterior jefe del Estado. Así lo ha advertido en una sesión a puerta cerrada de la Comisión de Secretos Oficiales, ante la que ha explicado la operación de chantaje que está detrás de la reciente difusión de unas grabaciones de la examiga íntima del rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en las que asegura que éste tiene cuentas en paraísos fiscales y que ella le ha servido de testaferro.

Félix Sanz Roldan y Ana Pastor, hoy. VÍDEO: ATLAS

El general ha recordado a los diputados que el centro que dirige no investiga lo que se le antoja sino que debe ceñirse a los límites que le marca la ley y las instrucciones que le da el Gobierno a través de la directiva anual de inteligencia, cuyo contenido conoce la comisión ante la que ha comparecido este miércoles. Además, según fuentes parlamentarias, Sanz ha subrayado que para investigar las cuentas del padre del Rey, o de cualquier otro ciudadano, necesitaría un mandato judicial.

Más prolijo se ha mostrado sobre el encuentro que, en mayo de 2012, solo un mes después del accidentado safari de Botsuana, mantuvo con la lobista germano-danesa. Sanz ha explicado que fue el presidente del Gobierno quien le encargó que contactara con una persona que se había introducido en el círculo más próximo del entonces  jefe del Estado y que mantenía relaciones que podían comprometer la seguridad nacional. El propio don Juan Carlos estuvo de acuerdo.

En esta reunión, que se prolongó durante cinco horas en el lujoso hotel Connaught de Londres, Sanz le dijo a la amiga íntima de don Juan Carlos  que “tenía sobre los hombros la responsabilidad de 45 millones españoles”, en alusión a la necesidad de preservar la estabilidad institucional ante la sucesión en la Corona que ya se vislumbraba, como declaró ella misma al diario El Mundo en febrero de 2013.

En cambio, Sanz ha desmentido rotundamente que la amenazara, como asegura Corinna en las grabaciones que ahora han salido a la luz y que fueron realizadas en 2015 por el comisario jubilado José Manuel Villarejo --en prisión preventiva desde noviembre por los delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales— con el expresidente de Telefónica Juan Villalonga como testigo e intermediario. Como prueba de que no existieron tales amenazas, Sanz ha revelado que después de la reunión Corinna le envió una botella de champán de regalo y le llamó en varias ocasiones para pedirle apoyo.

El director del servicio secreto ha desmontado la coartada del excomisario, quien alega que se acercó a la examiga íntima de don Juan Carlos por encargo del CNI para recuperar documentos comprometedores que este le habría entregado, Villarejo actuó en beneficio propio y pretende utilizar este material como instrumento de chantaje para eludir sus responsabilidades ante la justicia, ha advertido a los diputados.

Sanz no duda de que es la voz de Corinna la que aparece en las grabaciones, pero cree que actuó bajo presión y rechaza la veracidad de muchas de sus afirmaciones, como que los vuelos de don Juan Carlos en un jet privado fueran pagados por su primo Álvaro de Orleans Borbón, que el padre del Rey se beneficiara de la amnistía fiscal de 2012 y cobrara comisiones del AVE a La Meca o que hiciera un préstamo a su examiga a través de una estructura opaca montada por dos expertos en blanqueo de capitales: el abogado Dante Canonica y el gestor Arturo Fassana, implicados en la trama Gürtel.

La sesión, dirigida por la presidenta de la Congreso Ana Pastor, se ha prolongado casi tres horas y a la misma han asistido los diputados Rafael Hernando (PP), Adriana Lastra (PSOE), Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), Joan Tardá (ERC), Aitor Esteban (PNV), Jordi Xuclà (PDeCAT) e Ione Bellarra (Unidos Podemos), esta última en sustitución de Irene Montero, de baja por maternidad.

A la salida, la sociaista Lastra ha dicho no albergar "ninguna duda" sobre las explicaciones del director del CNI. El PSOE había evitado pronunciarse sobre la creación de una comisión de investigación en torno a las supuestas cuentas del anterior jefe del Estado en el extranjero, propuesta por Unidos Podemos y los nacionalistas catalanes y vascos, hasta escuchar al general Sanz. Tras su comparecencia, fuentes socialistas dan por sentado que su voto será contrario a la comisión. De su lado, la representante de Unidos Podemos ha dicho salir con más dudas que cuando entró.

Es la segunda vez que el director del CNI comparece en el mismo foro para informar sobre Corinna. Ya lo hizo en marzo de 2013 para negar, en contra de lo que esta había sugerido, que hubiera realizado misiones delicadas para el Estado español o se la se le hubiesen pagado fondos reservados. 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información