Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La candidatura de Casado se atribuye apoyos de Cospedal

Guerra de cifras entre el vicesecretario y la exvicepresidenta del Gobierno a apenas 10 días de la votación para suceder a Rajoy

Pablo Casado se atribuye unos 2.000 compromisarios de los 3.184 que decidirán quién es el sucesor de Mariano Rajoy. El vicesecretario afirma que ya se ha visto con María Dolores de Cospedal y en su candidatura cuentan con un desplazamiento a su favor de los apoyos de la secretaria general. Mantienen, incluso, que gente de su equipo trabaja ahora en el de Casado. La candidatura de Sáenz de Santamaría hace otras cuentas y le ha convocado a una reunión para tratar de integrarlo. Está dispuesta a ofrecerle el antiguo cargo de Cospedal.

Pablo Casado ya se ha reunido con María Dolores de Cospedal, según fuentes de la candidatura del vicesecretario, que este martes, a apenas 10 días de la votación en la que se elegirá al sucesor de Mariano Rajoy, dice contar con el apoyo de unos 2.000 compromisarios (votan 3.184 en total). En la candidatura de Sáenz de Santamaría hacen otras cuentas y aseguran que “ganan con más que claridad”.

La estrategia del equipo de Casado es agrupar el voto de las candidaturas descalificadas en la primera fase de las primarias, especialmente, los de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que obtuvo el 25,92% de los apoyos en la primera vuelta. El vicesecretario se atribuye ya buena parte de sus apoyos, habla de “sintonía” y en su entorno aseguran, incluso, que miembros del equipo de Cospedal se han pasado ahora a su bando y comparten “una estrategia conjunta”. “Están trabajando ya en nuestro equipo”, afirman. Fuentes del entorno de uno de los supuestos tránsfugas citados por la candidatura de Casado, sin embargo, aseguran que una cosa es ponerse al teléfono y otra fichar por su equipo.

La candidatura de Casado apoya su tesis en el hecho de que cada vez menos barones se pronuncian públicamente a favor de la candidatura única para el congreso del 20 y 21 de julio, esto es, que el vicesecretario renuncie y solo llegue a la votación de la segunda vuelta quien tuvo más votos en la primera. Sin embargo, el propio vicesecretario insistió este martes en TVE, en denunciar “presiones” para que se integre en la candidatura de la exvicepresidenta. Sí hay temor en los cuadros del partido a posicionarse públicamente y equivocarse apostando al caballo perdedor.

Del otro lado, la candidatura de la exvicepresidenta insiste en que no se puede juzgar los apoyos de Cospedal “en bloque” porque entre ellos aseguran que hay quien ya les ha comunicado que en la segunda vuelta la apoyarán a ella para ser coherentes con el mantra de que debe ganar “la lista más votada”. Este martes ponían como ejemplo Ceuta, donde ganó Cospedal en la primera vuelta y donde el presidente de la ciudad y del PP local, Juan Vivas, anunció que votará ahora a Sáenz de Santamaría. Ceuta aporta 34 compromisarios al congreso.

Casado afirma que ya se ha visto con Cospedal y hablado con todas las candidaturas perdedoras en la primera fase. Sáenz de Santamaría le pidió una reunión para hacer “un diagnóstico de qué es lo mejor para el partido”, pero el vicesecretario, dispuesto a reunirse con ella “cuantas veces quiera”, advierte de que no le convencerá para tirar la toalla, ni aunque le ofrezca ser su secretario general. La integración, sostiene, “después del congreso”, no antes.

Desde la campaña de Casado aseguran que en la de la exvicepresidenta “están proponiendo cargos a todo el mundo, a muchos de ellos el mismo, y diciendo que si gana él, los echará”. Sube el tono de los reproches y acusaciones en la candidatura del vicesecretario, incluidos a miembros de la dirección del partido a los que acusan de falta de neutralidad.

Foto con San Gil

Casado se comprometió este martes en público a darle a María San Gil el cargo que quiera. Lo hizo en un acto donde se rodeó de víctimas del terrorismo y disidentes venezolanos, como el padre de Leopoldo López. “Hace 10 años abandoné la presidencia del PP [vasco] porque intuí que mi partido aparcaba en un altillo los principios y valores por los que muchos nos jugábamos la vida. Estos 10 años me he sentido ideológicamente muy huérfana, pero ahora Pablo Casado me ha devuelto la ilusión por militar en el PP”, declaró San Gil al terminar el acto de campaña en el parque madrileño del Retiro.

De telonero de Casado actuó también Ángel Garrido como anfitrión. “¡Quién nos iba a decir que yo iba a ser presidente de la Comunidad de Madrid y tú candidato a presidir el PP!”, bromeó Garrido, nombrado tras la dimisión de Cristina Cifuentes por el escándalo del máster. El presidente madrileño votó a Cospedal en la primera vuelta de las primarias. Casado aprovechó el acto para asegurar que el PP de Madrid era un ejemplo de unidad y que él no renegaría de nadie de su pasado, “porque el pasado del PP de Madrid es el mejor”, en referencia a Esperanza Aguirre, que le apoya públicamente.

El vicesecretario viaja hoy a Galicia, lugar estratégico en la campaña de primarias por ser la comunidad donde se truncó la posibilidad de un congreso plácido al renunciar el candidato favorito, Alberto Núñez Feijóo, y por contar con el 10,2% de los compromisarios, más que Madrid, por ejemplo. Fuentes de la Xunta aseguran que se envió una carta a los compromisarios convocándoles al acto de Casado porque así se lo pidió este, pero que harán lo mismo cuando este fin de semana sea Sáenz de Santamaría quien desplace su campaña a Galicia.

Sáenz de Santamaría: "En Cataluña se practica el aparheid"

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría afirmó este martes que en Cataluña se practica “el apartheid, indudablemente”.

“Hemos sido muchos los que hemos sufrido allí el acoso y la manera de apartarte que tienen los independentistas en Cataluña, y lo digo abiertamente porque lo he vivido, he estado allí muchísimo”, añadió en un acto en Ceuta la candidata a presidir el PP, informa Efe.

En plena campaña de primarias, la exvicepresidenta ha recibido reproches de Pablo Casado y antes de María Dolores de Cospedal sobre su gestión del desafío independentista y la llamada Operación Diálogo con Cataluña, cuando Mariano Rajoy le encargó asumir la interlocución con la Generalitat. Por eso ahora quiso reivindicarse y endurecer el tono ante los independentistas.

Sáenz de Santamaría criticó la reunión del lunes entre Pedro Sánchez y Quim Torra. “Quizá esté pagando los votos que le llevaron a la presidencia del Gobierno sin haber ganado las elecciones”, dijo.

La exvicepresidenta presumió de la querella que le puso Torra “por defender la unidad”.

Pese a las críticas a su gestión en Cataluña, Casado coincidió con Sáenz de Santamaría en atacar a Sánchez por su reunión con el presidente de la Generalitat. “Me parece tremendo que Torra llegue a La Moncloa, a la casa de todos los españoles, con un lazo amarillo y que el presidente no le deje claro que no cabe ninguna negociación. Ya está bien de humillar a los españoles. No podemos tolerar ninguna cesión”, dijo.

Más información