Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias insta a construir una UE “antifascista” en el refuerzo de la alianza con Francia Insumisa

"La gente que viene no lo hace por placer", afirma el líder del movimiento de izquierda radical galo sobre la crisis migratoria en el Mediterráneo

Iglesias y Mélenchon, a su llegada a los cursos de verano de El Escorial.
Iglesias y Mélenchon, a su llegada a los cursos de verano de El Escorial.

Pablo Iglesias y Jean-Luc Mélenchon han reafirmado este lunes la alianza entre Podemos y Francia Insumisa, el movimiento de izquierda radical que lidera la oposición a Emmanuel Macron, con un mensaje crítico con las políticas de austeridad de la UE y la estrategia acordada en la última cumbre europea para responder a la crisis migratoria en el Mediterráneo. "Europa está muy mal. Lo que se prepara es un monstruo hijo de liberalismo. Una ola de racismo, fascismo y xenofobia que siempre acaba en régimen dictatorial y guerra", ha afirmado Mélenchon en el acto que ambas formaciones han mantenido en el Parque del Oeste de Madrid abajo el lema ¡Ahora, el pueblo! "El problema de las instituciones europeas es que no les vota nadie. Maastricht fue una mentira (…) Los Parlamentos nacionales son sagrados. No se puede pisotear la soberanía nacional”, ha sostenido Iglesias, que ha puesto como ejemplo que de esa manera Bruselas forzó que el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero reformara, de común acuerdo con el PP, la Constitución para retocar el artículo 135 con el que se introdujo el principio de estabilidad europea para limitar el déficit.

Más de 300 personas han asistido al acto, en el que se ha celebrado la victoria de Andrés Manuel López Obrador en México. El relato central ha sido poner coto al avance de la extrema derecha y su discurso en la UE. "Estamos comprometidos para frenar el avance del fascismo en Europa. No podemos consentir que la extrema derecha haga que los trabajadores se vuelvan contra los que son más pobres", ha resaltado Iglesias. Según el líder de Podemos, una de las razones de la crisis comunitaria es la falta de respuesta a los problemas de sus ciudadanos tras una década de recortes. "La seguridad define el terreno de juego en el que nos jugamos Europa con la extrema derecha. La seguridad tiene que ver con una escuela pública gratuita, ¿o qué seguridad tiene quien no tiene garantizada la dependencia?", ha argumentado.

El encuentro entre los dirigentes de Podemos y Francia Insumisa busca impulsar la construcción de una alianza para revisar la relación entre el Norte y Sur de la UE y una alternativa a la "deriva de austeridad y xenofobia" que achacan al proyecto comunitario. Iglesias y Mélenchon coincidieron en la firma de la Declaración de Lisboa, el pasado 12 de abril, suscrita por el Bloco de Esquerda de Portugal y en la que los partidos que la suscriben reclaman una alternativa a las políticas de austeridad y su incapacidad para responder los problemas estructurales de la crisis que formalmente comenzó hace 10 años con la caída de Lehman Brothers. La Declaración de Lisboa insta a "los pueblos de Europa" a la construcción de "un movimiento político internacional, popular y democrático para organizar la defensa de los derechos y la soberanía (...) frente a un orden caduco, injusto y fallido" que, a su juicio, lleva a la UE "con paso firme hacia el desastre". Mélenchon han trasladado que otras formaciones como lo socialistas holandeses y el Sinn Féin, irlandés, estudian sumarse a su movimiento.

Podemos y la Francia Insumisa ya lanzaron en marzo una campaña conjunta contra los paraísos fiscales. Precisamente, el partido de Iglesias respaldó la candidatura de Mélenchon en las presidenciales francesas de 2017. El secretario general de Podemos incluso asistió en París al cierre de la campaña. "Espero mucho de España y de su capacidad para rechazar a los partidos de extrema derecha", ha valorado Mélenchon. "Es muy importante que no haya partidos como el Frente Nacional y otros similares que hay por Europa... Pero estamos con la espalda contra el muro", ha advertido. Frente al tono prudente de Iglesias, Mélenchon no ha tenido reparos en tildar al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, como "un bandido que ha robado a Europa entera" por los acuerdos fiscales secretos que Luxemburgo aplicó a multinacionales durante su etapa como primer ministro del país. "El gobierno actual de Europa es el modelo del gobierno alemán, con el neoliberalismo como doctrina institucionalizada", ha afirmado sobre la influencia del Ejecutivo de Angela Merkel en el proyecto comunitario.

El Estado del Bienestar, remedio a la extrema derecha

"Solamente las trincheras del Estado del Bienestar pueden frenar al fascismo. Aspiramos a construir una Europa antifascista, una Europa de los derechos sociales y de los derechos humanos", ha expresado Iglesias, que por la mañana acudió con Mélenchon en los cursos de verano de la Universidad Complutense de El Escorial. "Los xenófobos, lo que quiere la extrema derecha, son migrantes en una situación de apartheid. Quieren ciudadanos de primera y de segunda, que haya personas que no puedan votar, no se puedan organizar, no tengan acceso a sanidad y educación", ha incidido a lo largo del día Iglesias en alusión a Matteo Salvini, dirigente de la Liga Norte y ministro de Interior de Italia. “No consistamos que la política migratoria de la UE esté subarrendada a hijos de puta aunque sean nuestros hijos de puta”, ha mostrado su oposición ala estrategia migratoria de Bruselas, recordando los términos con que en Estados Unidos se referían al dictador Somoza

"La migración la forman refugiados económicos y políticos. Refugiados de la política de Europa, de la guerra y de los tratados comerciales injustos que matan a las economías locales. La gente que viene no lo hace por placer, se va de sus países por guerras o situaciones económicas que nosotros [Occidente] organizamos", ha aseverado Mélenchon tras ser recibidos en El Escorial por el rector, Carlos Andradas. Al acto también han asistido el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique; Gloria Elizo, vicepresidenta cuarta del Congreso; y Nacho Álvarez, responsable de la secretaría de Economía del partido.

Diferente opinión sobre Tsipras

"Iglesias tiene un papel muy particular en la nueva oposición popular en Europa. Los compañeros de Podemos abrieron una nueva página", ha sostenido Mélenchon, que ha reconocido que Francia Insumisa "se inspira en Podemos" y tiene "una deuda política" con sus ideólogos. En donde no han coincidido Iglesias y Mélenchon ha sido en su opinión de Alexis Tsipras. El dirigente francés no ha ocultado su decepción con las políticas aplicadas por el primer ministro de Grecia. "Yo pensé que Tsipras abría un camino... Para nosotros fue una catástrofe", ha sentenciado. Iglesias se ha mostrado "más comprensivo". "Al Gobierno griego le pusieron una bota al cuello desde el principio, lo hicieron quienes permiten ahora a Salvini en Italia", ha observado.