El número de fumadores en España cae a la cifra más baja en 30 años

El 17% de los adultos son obesos, un problema que ha crecido del 7% al 17% en las últimas tres décadas

Un fumador, con un paquete de tabaco en la mano.JULIÁN ROJAS / atlas (atlas)

España fuma cada vez menos. El número de fumadores desciende al 22% de la población, la cifra más baja de los últimos 30 años, según la Encuesta Nacional de Salud 2017 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. La cifra anterior, de la encuesta 2011-12, rozaba el 24%. Eso sí, la caída se produce a un ritmo cada vez más lento, advierten los investigadores, y presenta además diferencias importantes entre hombres y mujeres: el 25,58 de los encuestados fuman a diario, frente al 18,76% de las encuestadas. Un dato que confirma el "patrón de género" del tabaquismo, advierten los expertos.

Que haya más hombres que fuman tiene explicación histórica, señala Esteve Fernández, jefe de la Unidad de Control del Tabaco del Institut Català d'OncologiA. Básicamente porque empezaron años antes (en la Guerra Civil, mientras que las mujeres solo lo hicieron a finales de los 70). Ahora, sostiene, la sociedad ha desnormalizado el tabaco, con “pocas” campañas en contra, subidas de precio y leyes más duras. En países como Australia, que, entre otras cosas, ha adoptado los paquetes de tabaco sin marcas ni logos, tiene un índice de fumadores del 10%.

Más información
El paro de las personas con VIH se acerca a la media nacional
Mujeres, adictas, invisibles
El uso compulsivo de Internet se suma por primera vez a la Estrategia Nacional de Adicciones
¿Por qué el corazón de los canarios se rompe cuatro años antes que el del resto de españoles?
Carmen Montón: "Es una falacia decir que excluir a los inmigrantes beneficia al sistema de salud"

La encuesta arroja también datos interesantes sobre sobrepeso en España: el 17% de los adultos y el 10% de los menores padece obesidad, un número que ha crecido del 7% al 17% en tres décadas, y que es superior al mundial: según la OMS, en 2016 alrededor del 13% de la población adulta (un 11% de los hombres y un 15% de las mujeres) es obesa. Esta condición afecta más a las clases bajas, especialmente en el caso de las mujeres, y es más frecuente entre los hombres (18,2% de ellos frente al 16,7% de ellas). A partir de los 65 años, la obesidad femenina supera a la masculina. 

Un país que envejece

La encuesta, que recoge datos de 29.195 personas, refleja en varios puntos el envejecimiento progresivo de España, con aumentos de enfermedades crónicas, enfermedades del aparato locomotor y otras condiciones. Aunque, en general, el 74% de los españoles consideran su estado de salud "bueno o muy bueno", van al médico más que nunca: el 86,8% afirmó haberlo hecho en los últimos 12 meses. Siguen aumentando los factores de riesgo cardiovascular y de otras enfermedades crónicas, como el colesterol alto, la hipertensión o la diabetes, pero, al parecer, los ciudadanos se preocupan cada vez más por prevenir enfermedades: vigilando la tensión arterial, el colesterol y la glucemia, y haciéndose pruebas para la detección precoz del cáncer de mama, cuello de útero y colon.

Crece también la población dependiente en España, un 5% con respecto a 2014. La población mayor de 65 años con dificultad para hacer las tareas del hogar sube, por su parte, del 47% al 52%.

Más fruta y lactancia materna

El estudio destaca “algunas señales de mejora en la alimentación”, como el aumento de la lactancia materna y el consumo de fruta, aunque éste último, junto con el de verduras, “debe seguir aumentando”, según el INE. 

Menos positivos son los datos sobre ejercicio físico (o su ausencia): el 37,8% de la población de 15 y más años ocupa el tiempo libre de forma casi completamente sedentaria, y esto ocurre más en mujeres (41,9% frente al 33,5% de los hombres). Y sobre alcohol: el 36,5% de los adultos encuestados lo bebe habitualmente, y aquí se detecta que es un comportamiento básicamente masculino: lo hace el doble de hombres (49%) que de mujeres (24,6%). En total, este dato ha caído un 12% desde 2006. Entre hombres jóvenes (de entre 15 y 34 años) uno de cada 10 bebe altas cantidades una vez al mes, y casi uno de cada 20 lo hace cada semana.

Una hora frente a la pantalla

Los niños de entre 10 y 14 años en España pasan más de una hora al día frente a una pantalla de ordenador, tableta, teléfono móvil o consolas Concretamente, el 83,7% de ellos entre semana, y todavía más (90%) los fines de semana.  Entre los más pequeños, de entre uno y cuatro años,  el 58% pasa más de una hora al día a la semana frente a estos dispositivos, y el fin de semana el porcentaje se incrementa hasta el 62,58%. Solo el 17,7%  no dedica casi ningún tiempo al día.

La Estrategia Nacional de Adicciones, aprobada en febrero de este año por el Consejo de Ministros, incluía por primera vez las adicciones sin sustancia, como las nuevas tecnologías, los juegos online y los videojuegos, y advertía que el 18% de los jóvenes entre 14 y 18 años usa de manera abusiva las nuevas tecnologías

El porcentaje de sedentarismo entre los niños de 5 a 14 años en España está en el 14,1% (más niñas, 17,4%, que niños, 10,8%).  

Sobre la firma

Raquel Seco

Redactora y editora del suplemento Ideas de EL PAÍS. Dirigió el equipo de redes sociales del diario y trabajó en las delegaciones de Brasil y México, coordinando EL PAÍS Brasil. Antes, pasó por La Voz de Galicia y comunicación corporativa. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo de EL PAÍS

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS