Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Casado anuncia su candidatura a liderar el PP con una crítica a Feijóo: “Yo sí quiero ser presidente”

El exministro García-Margallo confirma que también aspira a presidir el partido

Pablo Casado a su llegada a Génova, hoy lunes. VÍDEO: ATLAS

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP y diputado por Ávila, ha anunciado este lunes que competirá por sustituir a Mariano Rajoy al frente del partido. Ante el silencio de Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta; de Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno, y de María Dolores de Cospedal, secretaria general, el dirigente madrileño ha decidido dar un paso que avanza una batalla generacional por el poder. De hecho, el diputado, de 37 años, se ha estrenado este lunes con una crítica a Feijóo, de 56, que ha causado un gran impacto interno: "Yo sí quiero presidir el PP, y yo sí creo que no hay que esperar a que venga el futuro, sino que hay que salir a conquistarlo, no podemos seguir arrastrando los pies durante toda una semana para pensar quién quiere liderar un partido que es uno de los pilares fundamentales del sistema democrático español (...) Soy el candidato de una generación distinta".

Además de Casado, también han anunciado su intención de presentar su candidatura el exministro José Manuel García Margallo, que pide confrontar proyectos para evitar "la desaparición del PP"; el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, José Ramón García Hernández, que promete articular un programa alrededor del liberalismo, el conservadurismo y el humanismo cristiano; y el exlíder de Nuevas Generaciones, José Luis Bayo. Por su parte, el senador José Ramón Bauzá estudia sus opciones mientras elabora un documento programático basado en el liberalismo.

Casado se autodefine como "un pata negra" del PP. Tras las revelaciones de EL PAÍS sobre las inexactitudes de su currículo, intentará aglutinar alrededor de su candidatura a los jóvenes del partido y abanderar la regeneración con el aval de gran parte de la dirección nacional, muy contrariada por la indefinición de Feijóo. Además, el diputado cuenta con el apoyo de una parte importante del PP de Madrid y tiene predicamento entre los afiliados. Su proyecto incluye una campaña electoral con mítines, la propuesta de que haya debates entre candidatos y la apuesta por convocar un congreso si obtiene la victoria para debatir allí los valores e ideología del nuevo PP. Tiene un objetivo en la diana: recuperar a los votantes desencantados que se han marchado a Ciudadanos y a Vox.

"Pablo ha dejado en evidencia la indefinición de Feijóo", ha resumido una fuente de la dirección nacional. "Su falta de decisión está provocando que la gente se presente como tercera vía. Y le coloca en una posición muy complicada. Si él hubiera dicho ya que se presenta, no habría otros candidatos... a excepción, quizás, de Sáenz de Santamaría".

"La política no es un maratón, sino una carrera de relevos", ha dicho Casado, próximo a José María Aznar y a Esperanza Aguirre. "Presentaré un equipo renovado, en el que hay espacio para más gente y que lo que quiere es lanzar un mensaje a aquellos votantes o afiliados que se fueron a otros partidos, a Ciudadanos, a Vox, a los que a lo mejor no se han sentido tan identificados últimamente con el PP", ha añadido antes de abogar por representar a "la España de los balcones" en los que cuelgan la bandera nacional. "Tenemos que defender la libertad, la unidad de España, a la familia, la seguridad y la lucha contra el terrorismo y tenemos que recuperar la honestidad y la eficacia en la gestión como seña de identidad", ha seguido. Y ha rematado: "Tengo experiencia, y, sobre todo, tengo más futuro que pasado"

El plazo para registrar las precandidaturas a la presidencia del PP permanece abierto hasta el miércoles a las 14.00. Acostumbrados a moverse en una organización extremadamente jerarquizada, y férreamente controlada por el aparato, los teóricos favoritos (Feijóo, Sáenz de Santamaría y Cospedal) observan con temor la fecha del 5 de julio, en la que los afiliados votarán en dos urnas a los precandidatos que pasen la primera fase y a los compromisarios que decidirán el nombre del líder en el congreso extraordinario del 20 y 21 de julio. Una variable incontrolable que marca el pulso por el poder.

El diputado nacional Teodoro García Egea, de 33 años y próximo a Casado, ha negado a EL PAÍS que él también vaya a dar el paso. Sí que podría estar en el equipo de Casado, como otros jóvenes del PP próximos al aspirante, como la vicesecretara Andrea Levy. Los representantes de la formación conservadora en la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid también nutrirán el proyecto del vicesecretario, que planteará una campaña de contrastes: renovación contra continuismo, nuevo contra viejo, el PP del siglo XXI contra el PP del siglo XX.

Un currículo polémico

Como adelantó EL PAÍS, Pablo Casado no fue a clases, ni realizó exámenes, ni defendió un trabajo final ante un tribunal en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). El dirigente popular, que logró convalidar 18 de 22 asignaturas y superó las cuatro restantes con otros tantos trabajos que no llegaron a las 100 páginas, también destacó en su currículo cursos de posgrado de universidades estadounidenses que realizó en Madrid y en pocos días.

Tras la polémica sobre el máster de Cristina Cifuentes, tanto el curso de Casado como el de otros representantes está siendo investigado. Como resultado, en la causa hay decenas de personas investigadas.

El dirigente popular ha asegurado siempre que cursó esos estudios cumpliendo con todos los requisitos.

Más información