Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez obliga a Ciudadanos a “reenfocar” su estrategia

La oposición al nuevo Gobierno y su planteamiento centrista suponen un reto para el partido de Rivera

Momento de la votación del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para la moción de censura de Pedro Sánchez.
Momento de la votación del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para la moción de censura de Pedro Sánchez.

Los nombres de los nuevos ministros del Gobierno de Pedro Sánchez dejan pocos flancos de ataque. Hay más mujeres, tienen formación de sus ámbitos, ninguno es una apuesta de Podemos y varios podrían estar en un Gobierno de Albert Rivera. Ciudadanos se plantea un "reenfoque estratégico" de su oposición. Ante la posible "oposición destructiva" del PP, prevén que su papel será cooperar en aciertos y criticar errores. Ocasiones, creen, no faltarán. La duda es si el aparente movimiento centrista de Sánchez comerá terreno al partido de Rivera.

Esta es la semana de Pedro Sánchez. Su toma de posesión y el nombramiento de un Gobierno a su gusto serán probablemente los dos únicos gestos que hará durante su mandato sin oír críticas del resto de partidos. Son los días de la calma. "Es un Gobierno de un perfil técnico general correcto, adecuado", dijo ayer Toni Roldán, secretario de Programas del partido, en una rápida comparecencia en el Congreso tras el anuncio del nuevo Ejecutivo.

La formación de Rivera celebra que en el nuevo Gobierno "no haya guiños a Podemos", según fuentes del partido y ve con buenos ojos al menos cuatro nombres: los ministros de Exteriores, Josep Borrell; de Economía, Nadia Calviño; de Ciencia, Pedro Duque; y de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La consigna por ahora en Ciudadanos es esperar. Este flamante Gobierno tiene que ir al Congreso e impulsar políticas con apoyos sin definir: "¿Cómo lo harán con 84 diputados? ¿Con quién y a qué precio se harán acuerdos?", se preguntó Roldán. Los nombres no importan tanto como las políticas que se vayan a hacer, insisten desde el partido de Rivera: "Nuestra preocupación con este Gobierno no tiene que ver con los nombres que se han visto. La preocupación ahora es saber si esa será la línea", dicen fuentes del partido. "No sé qué deudas ha adquirido Sánchez. Tendrá que hacer concesiones porque nadie da un cheque en blanco en política a cambio de nada. Veremos cuál es el coste", manifestó Roldán.

Sánchez ha dado el primer paso, pero el camino es largo: "Queremos verles trabajar", dijo el secretario de Programas de Ciudadanos. Si el Gobierno se dedica solo a hacer gestos simbólicos sin consecuencias reales, el partido de Rivera puede exigirles resultados concretos. Su posición seguirá siendo que España necesita un Gobierno fuerte respaldado por unas nuevas elecciones y con capacidad de ejecutar políticas, no solo decir cosas bonitas.

Temor a Batet

La oposición de Ciudadanos será "sensata, constructiva, pero implacable con la corrupción y con el cumplimiento de la Constitución", según Roldán. Si el PP opta por una oposición "destructiva", porque cuando están fuera del poder "solo tienen un registro", según fuentes del partido, Ciudadanos encontrará un espacio.

La situación de España es compleja para Ciudadanos por la precariedad de la clase media, el mercado de trabajo, los compromisos con Europa y la situación territorial, clave para la estrategia del partido. La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, será probablemente quien lleve buena parte de las relaciones con Cataluña. Fuentes de la formación de Rivera ven con más preocupación ese nombramiento: "Batet refleja la debilidad habitual del PSC. Parece que habrá un eje Batet-Montilla-Iceta, y es preocupante porque es una labor sensible", dicen.

Esta segunda mitad de legislatura puede resituar al PSOE más en el centro, si Podemos se lo permite. Ciudadanos espera que en esta tensión por su izquierda se diluya parte del capital político de Sánchez. El perfil del nuevo Gobierno tiene ministros cercanos a posiciones de Ciudadanos, pero está por ver si el apoyo y las reclamaciones de Podemos les permiten ejercer como centristas.

Ciudadanos ya se mostró satisfecho con el nombramiento de Josep Borrell en Exteriores. El portavoz del partido en el Congreso, Juan Carlos Girauta, le felicitó públicamente. En el partido no tienen duda de que será mejor ministro que sus predecesores: "La política exterior del PP fue horrorosa. Borrell lo hará mejor. Nosotros colaboraremos para que así sea", dicen.

Más información