Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La corrupción asedia al PP con una treintena de juicios pendientes

Los sumarios de los casos Gürtel, Púnica, Lezo y Taula alargarán el calvario judicial de los populares durante los próximos años

caso gurtel
Francisco Correa y Pablo Crespo durante un juicio sobre el caso Gürtel, en 2016. AFP

El vía crucis judicial del PP no ha acabado con la reciente sentencia del caso Gürtel. Los principales sumarios de corrupciónPúnica, Lezo, Taula y las piezas pendientes de la trama de Francisco Correa— desembocarán en los próximos años en una treintena de vistas con políticos populares en el banquillo. Varias de ellas estarán centradas en la supuesta financiación irregular de la formación conservadora. En otra, la de los discos duros de Luis Bárcenas, el PP se convertirá en el primer partido en sentarse en el banquillo de los acusados.

El caso Gürtel se ha traducido hasta ahora en cuatro juicios y tres sentencias. La última, la que el pasado jueves zarandeó al PP y a Mariano Rajoy. Y aún quedan siete piezas pendientes de enjuiciar. De ellas, dos son especialmente sensibles para los populares. Una sentará en el banquillo a los 27 implicados en la llamada segunda etapa de la trama Gürtel, conocida también como la pieza de Boadilla del Monte, la localidad madrileña en la que la red de corrupción campó a sus anchas hasta 2009. En ella se enjuiciará también irregularidades en otros municipios madrileños, como Arganda del Rey. Aún está en fase de instrucción.

Más mediática será la pieza que se abrió tras publicar EL PAÍS en 2013 los llamados papeles de Bárcenas, que reflejaban la existencia de una caja b dentro del partido. El juez instructor, Pablo Ruz, concluyó la causa y mandó a juicio solo la parte referida a las obras de reforma de la sede popular de la calle Génova de Madrid, pagada presuntamente con dinero negro. Bárcenas repetirá en el banquillo y el PP como partícipe a título lucrativo de las supuestas irregularidades.
De esta pieza, el actual titular del Juzgado Central de Instrucción 5, José de la Mata, abrió una subpieza después de que Correa revelase durante el juicio de Gürtel nuevos datos sobre donaciones ilegales de empresarios al partido y apareciera una grabación que reforzaba las sospechas.

El primer partido político en el banquillo

En noviembre, la Audiencia Provincia de Madrid convirtió al PP en el primer partido político que se tendrá que sentar en el banquillo de los acusados como persona jurídica. Lo hará por la destrucción en 2013 de los discos duros de los ordenadores que Bárcenas guardaba en la sede de la formación en plena investigación sobre la caja b del partido. Lo hará por los delitos de daños informáticos y encubrimiento junto a la actual tesorera del PP, Carmen Navarro; al abogado Alberto Durán y al exresponsable informático José Manuel Moreno.

Las otras cuatro piezas pendientes de juicio son las de la visita del Papa a Valencia en 2006; la que investiga las irregularidades fiscales de Orange Market, la principal empresa de Correa en Valencia; la corrupción en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) en la etapa de la popular María José García Pelayo como alcaldesa, y las irregularidades en la adjudicación de contratos a la trama por parte de AENA cuando Francisco Álvarez Cascos era ministro de Fomento.

El caso Púnica acumula más juicios pendientes. Dividido el sumario en 16 piezas separadas, solo una —la del chivatazo a Francisco Granados— ha sido enjuiciada. En breve lo serán las referidas a las actividades de la trama en León y Murcia (esta última con causas desgajadas en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia y el Tribunal Supremo por el aforamiento de dos imputados), también con miembros del partido en el banquillo.

Campañas de Aguirre

En las restantes 13 piezas ocurrirá lo mismo. En siete de estas, además, se analizarán diferentes aspectos de la financiación irregular del PP. Una, la número 14, de forma exclusiva, tras sacar a la luz la utilización de cinco millones de euros de dinero negro para pagar campañas electorales de Esperanza Aguirre.

A esta última pieza se incorporó en enero la pieza número 4 del caso Lezo, en la que se investigaba también la financiación irregular del PP, en este caso durante la etapa de Ignacio González como secretario general del partido. En Lezo quedan otras cinco piezas que desembocarán previsiblemente en otros tantos juicios, cuatro de ellos con González como principal imputado.

Los juzgados de Valencia instruyen, por su parte, otras dos causas contra dirigentes del PP. La más reciente, la Operación Erial, ha supuesto el encarcelamiento de Eduardo Zaplana por el supuesto cobro de comisiones ilícitas. También en fase de investigación está el llamado caso Taula, dividido en siete piezas separadas en las que la se investiga desde el pitufeo para blanquear fondos para las campañas de Rita Barberá a las irregularidades en la Diputación de Valencia. 

Más información