Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dispar fortuna de los arrepentidos de la Gürtel

El tribunal condena a 4 años y nueve meses de cárcel al exconcejal cuyas grabaciones permitieron iniciar la investigación

Jose Luis Peñas y su abogado, Ángel Ángel Galindo. En el vídeo, declaraciones de Peñas, este jueves.

José Luis Peñas, el exconcejal de Majadahonda (Madrid) que acudió a la policía con las grabaciones que permitieron iniciar la investigación sobre la trama de Francisco Correa, no ha salido indemne del juicio por la primera etapa del caso Gürtel. Tras aplicarle la atenuante de confesión y ser absuelto de cohecho y fraude, el tribunal ha condenado a Peñas a 4 años y nueve meses de prisión por siete delitos. Al inicio del juicio, la Fiscalía le pedía más de 6 años. No es el único que ha recibido una pena que implica ingreso en prisión. Su compañero en el consistorio, Juan José Moreno, ha recibido una pena de 15 años y dos meses,después de que el Ministerio Público pidiese en su escrito inicial de calificación más de 23 años para él.

Más suerte han tenido los otros tres arrepentidos en la causa. Los empresarios Alfonso García Pozuelo y Jacobo Gordon, y el exconcejal de Pozuelo de Alarcón Roberto Fernández han recibido penas que no implican su ingreso en prisión. Así, García Pozuelo, para el que la fiscalía pedía antes de su arrepentimiento 10 años y medio de cárcel, ha visto reducida la pena a dos años de cárcel sustituibles por el pago de una multa. Gordón, para el que en un primer momento se pedían dos años por blanqueo, ha sido condenado a cinco meses. Y a Fernández, amenazado con una pena de 3 años y tres meses, el tribunal se la ha dejado en 11 meses de cárcel, dos de ellos sustituibles por multa.

En el caso de Peñas, la sentencia destaca que su colaboración ha sido "esencial" y que las grabaciones que aportó -cuya plena validez ratifica el fallo- "han sido de gran ayuda para un mejor esclarecimiento de los hechos y partícipes en ellos". Sin embargo, considera que entre mayo de 2002 y marzo de 2004, cuando era concejal de Majadahonda, se apoderó "de manera indebida, con regularidad y periodicidad, de distintas cantidades de distintas cajas fijas" que el consistorio tenía para hacer frente a gastos pequeños y que recibió dádivas de la trama de Francisco Correa.

Más dura es la sentencia con su compañero en el ayuntamiento, Juan José Moreno, al que el tribunal no le ha aplicado ningún atenuante y ha sido condenado por cinco delitos, entre ellos el de asociación ilícita, cohecho y malversación. Durante la vista, Moreno aseguró haber ayudado a Peñas en las grabaciones que permitieron desmantelar la trama Gürtel. Sin embargo, los magistrados han considerado que el que fuera concejal del PP en Majadahonda entre 2003 y 2007 recibió como regalo viajes valorados en 10.462 euros a cambio de facilitar la entrada de las empresas de Correa en el consistorio, entre otras irregularidades.

A los otros tres arrepentidos, los magistrados sí les han tenido en cuenta su arrepentimiento al considerar que las declaraciones que hicieron durante la vista "ha servido de importante ayuda para formar el criterio del Tribunal". El constructor Alfonso García Pozuelo aportó nuevos indicios sobre la existencia de la caja b del PP al reconocer que entregó al partido 60.000 euros -que aparecieron en los célebres papeles de Bárcenas- para que se le adjudicaran contratos públicos. García Pozuelo también confesó que Correa le había asegurado que el entonces tesorero participaba en los amaños de la trama en Castilla-León.

El también empresario Jacobo Gordón explicó ante el tribunal cómo se desarrolló una comida con el alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega -condenado a 38 años y tres meses de cárcel- y Correa para cerrar un negocio inmobiliario en el municipio en el que todos iban a participar. Gordon rememoró que en aquel encuentro el primer edil le entregó un sobre con su parte en el negocio, 150.000 euros en billetes que contaron sin ningún pudor en el restaurante.

El exconcejal Roberto Fernández ayudó con su testimonio a reforzar las pruebas contra el que fuera alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, finalmente condenado a 14 años y cuatro meses de prisión. Fernández detalló como Correa pagó en 2003 la campaña electoral del exmarido de Ana Mato y que no se reparó en gastos para hacerle alcalde. Aseguró que recibía para ello "sobres con dinero en efectivo" con los que se pagaron la sede electoral, su mobiliario, actos de campaña y todo tipo de material publicitario. Incluso aseguró que quedó dinero para que el PP pagase varios másteres a Sepúlveda y así, darle, un "tamiz cultural" a un candidato del que aseguró que "no tiene ningún conocimiento de nada".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información