Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ADN exculpa a los sospechosos de la violación en grupo de una soldado

El perfil biológico de 10 militares no coincide con las manchas de semen en la ropa de la denunciante

La manada militar de Antequera Ampliar foto
Entrada del acuartelamiento del Ejército del Aire de Bobadilla, en Antequera (Málaga)

El resultado de las pruebas de ADN exculpa a los principales sospechosos de la violación múltiple denunciada por una soldado del acuartelamiento del Ejército del Aire en Bobadilla (Málaga), un caso conocido como la manada militar por su similitud con el suceso que convulsionó los sanfermines de 2016. El informe del Instituto de Toxicología de Sevilla concluye que los restos de semen hallados en los panties que estrenó esa noche la denunciante no coinciden con el perfil genético de los 10 militares que accedieron voluntariamente a que se les tomaran muestras de ADN.

El informe ha sido recibido con sorpresa por los abogados de la joven, Javier y Manuel Rincón, quienes han pedido que se haga un contrainforme en un laboratorio externo y se amplíe la toma de muestras de ADN a la totalidad de los militares destacados en el acuartelamiento de Bobadilla y no solo a los que pernoctaron allí el pasado del 10 de diciembre.

Los hechos objeto de investigación ocurrieron tras la celebración de la Virgen de Loreto, patrona del Ejército del Aire, cuando un grupo de militares acudió a un bar de la localidad. La denunciante, natural de Málaga y de 35 años, recuerda que una de las cervezas tenía un “sabor amargo”, por lo que sostiene que fue drogada. Al día siguiente se hizo una prueba con un detector de estupefacientes que dio positivo en barbitúricos (burundanga), pero estaba caducado. Posteriores análisis de cabello no han certificado la presencia de drogas.

Aunque inicialmente no recordaba nada de lo sucedido esa noche, poco a poco fue rememorando escenas en las que varios hombres la forzaban sexualmente. La militar identificó con certeza a dos de los supuestos agresores y con dudas a otros dos, pero la juez rechazó interrogarlos como imputados hasta contar con el resultado de las pruebas de ADN. El informe ahora conocido excluye que alguno de ellos tenga relación con las manchas de semen.

Los resultados de las pruebas de ADN han sido remitidos al Juzgado Togado Militar, que probablemente se hará cargo de la investigación después de que, a petición del fiscal, se haya inhibido el juzgado de instrucción número 1 de Antequera.