Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La borrasca profunda ‘Félix’ regará toda la Península este fin de semana

El temporal afectará sobre todo a Galicia, donde se esperan vientos huracanados, olas de 10 metros y 150 litros por metro cuadrado de viernes a domingo

Una mujer se protege de la lluvia y el viento con un paraguas en Sevilla el pasado día 1.

Una nueva borrasca profunda, bautizada con el nombre de Félix, llegará este vienes por el oeste de la Península y dejará un nuevo episodio de lluvias abundantes, vientos y mala mar este fin de semana en la mayor parte de España. Félix afectará, sobre todo, a la costa gallega, donde habrá rachas de viento huracanadas y olas de más de 10 metros, según alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial. Aunque las temperaturas mínimas estarán por encima de los valores normales, las máximas estarán por debajo, lo que hará que vuelvan las nevadas el domingo.

Delia Gutiérrez, una de las portavoces de la Aemet, explica que se trata de una pequeña borrasca, situada en el centro del Atlántico norte, que está experimentando desde el jueves una progresiva e intensa ciclogénesis, es decir, que se está profundizando. "Es una profundización rápida, pero de momento no tanto como para ser considerada explosiva", matiza. La borrasca, según describe la meteoróloga, tiene "un centro principal, el más profundo", que no impactará directamente sobre la Península sino que se quedará al noroeste de España, y "un segundo, no tan profundo, al oeste, y que llegará el domingo a las costas gallegas, pero no con su intensidad máxima". Después, seguirá camino hacia el Canal de La Mancha.

Esta cercanía de Félix provocará en la Península "muy mal estado de la mar, rachas muy fuertes de viento y lluvias abundantes y generalizadas durante varios días,", avanza Gutiérrez. "A Galicia le va a afectar de lleno, pero también lloverá mucho en la fachada atlántica peninsular y en Pirineos". Donde menos agua se espera es en el área cantábrica y en la mediterránea, mientras que las islas Canarias "quedarán al margen" de este episodio.

Las precipitaciones no serán intensas pero sí persistentes en algunas zonas, subraya la Aemet, que señala a Pontevedra, oeste del Sistema Central, puntos de Andalucía occidental y Pirineos. En estas zonas, geográficamente mejor orientadas al fenómeno, se espera que se acumulen más de 150 litros por metro cuadrado sumando los tres días.

El estado de la mar empeorará el sábado, principalmente en Galicia, sobre todo en las zonas costeras de Pontevedra y del suroeste de A Coruña, donde se espera durante la madrugada y mañana del domingo que "el viento del suroeste alcance fuerza ocho en las zonas costeras y nueve mar —de una escala de 12 adentro al oeste de Finisterre", con unas olas "de ocho metros en las costas y nueve en alta mar". La combinación del mal estado de la mar con las lluvias puede causar inundaciones en las Rías Bajas.

También habrá vientos intensos, con rachas de 80-90 kilómetros por hora en zonas altas de la Península y en áreas de Galicia y del oeste de la meseta norte, menos probables en el este peninsular y valle del Ebro. Los vientos más intensos se producirán la tarde del sábado en Galicia y se extenderán el domingo al resto del país. En esta comunidad y zonas altas del norte, las rachas superarán los 100 e incluso, durante la noche del sábado al domingo, los 120 en puntos de litoral gallego y de la Cordillera Cantábrica. A partir de 120, se consideran vientos huracanados.

Las temperaturas no serán frías porque Félix "trae vientos del Atlántico, pero relativamente cálidos y húmedos porque son del suroeste y no de latitudes altas". Así, las mínimas estarán "por encima de los valores normales" en toda la Península y Baleares, con "entre tres y cinco grados más en la mitad oriental y entre uno y tres en la occidental". En cambio, las máximas estarán algo por debajo, sobre todo el domingo y en la mitas oriental, por lo que harán acto de presencia las nieves. Será "entre uno y tres por debajo" en la mitad occidental. En cambio, los termómetros marcarán "entre tres y cinco grados más de lo habitual en la franja este y en el Cantábrico.

Ante esta previsión, Meteorología ya ha avisado este viernes por lluvia, viento, oleaje, deshielo o tormentas 27 provincias de Andalucía —Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla—, Cantabria, Castilla-La Mancha —Ciudad Real y Toledo—, Castilla y León Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Zamora—, Madrid, Navarra, Extremadura, Galicia, La Rioja y Asturias. Todos los avisos son amarillos, es decir, el primer nivel de una escala de tres.

El sábado, ascienden a 31, con Cantabria y Asturias en aviso naranja —segundo nivel del sistema de alerta— por vientos, al igual que A Coruña, Pontevera, que tienen además aviso naranja por fenómenos costeros. El domingo, los avisos afectarán a 41 provincias incluidas las islas Baleares, todos amarillos salvo los naranjas por viento de Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra y Asturias. Por mala mar, los avisos son naranjas en A Coruña, Lugo y Pontevedra. Este día, además, vuelve la nieve. Las nevadas "pueden ser significativas en el noroeste de Castilla y León", indica Gutiérrez. También tienen avisos por este motivo Granada, Jaén y Cáceres, todos amarillos.

De momento, no hay activo ningún aviso rojo, el máximo, pero Gutiérrez no descarta que se acaben superando los umbrales y se llegue al rojo por vientos en domingo en zonas de Galicia, por lo que pide a la población que esté atenta a las actualizaciones de la Aemet. A partir del lunes, Félix se alejará hacia el mar Báltico, aunque sus últimos coletazos producirán todavía mal estado de la mar en el litoral cantábrico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información