Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía detiene a los responsables del asalto al hospital de La Línea en el que liberaron a un narco

Se trata de dos hermanos, uno localizado este jueves en Algeciras y el otro, horas más tarde en La Línea

Fachada del Hospital Municipal de La Línea de la Concepción (Cádiz)
Fachada del Hospital Municipal de La Línea de la Concepción (Cádiz)

Jaleo en los feudos del narco, el barrio de La Atunara, en La Línea de la Concepción. Justo en la puerta del colegio público que hay en la zona, un hombre intenta previsiblemente zafarse de la policía. Los agentes le persiguen y piden a los vecinos que se refugien en sus casas. Pese a resistirse, Eduardo M. C. no tendrá suerte esta vez, acaba detenido. Horas antes, los agentes ya han apresado a su hermano Ismael en Algeciras. No son dos delincuentes cualquiera dedicados al narcotráfico de hachís. Eduardo e Ismael son los presuntos máximos responsables del asalto de 20 encapuchados al hospital de La Línea, el pasado 6 de febrero, para llevarse a un narco detenido.

Varios vecinos de La Atunara fueron testigos, en la tarde de ayer, de la escaramuza de Eduardo M.C., como relata uno de ellos. Ya entonces por el barrio rondaba el rumor de que era uno los que orquestó el asalto al hospital de la ciudad. En la mañana de este viernes, la Policía Nacional ha confirmado que tanto él como su hermano están detrás de una de las escenas más violentas protagonizadas por los traficantes gaditanos en los últimos meses. Unos hechos que provocaron un gran revuelo social, y por el que la policía inició entonces una investigación compleja que ayer jueves vivió uno de sus puntos más destacados, pero que aún continúa.

Tras varias semanas de pesquisas, los agentes consiguieron identificar a los máximos responsables del asalto al centro hospitalario. Resultaron ser dos hermanos, Ismael y Eduardo M.C. Al primero, la policía consigue detenerlo en Algeciras durante la mañana de ayer. Eduardo cae pocas horas después, ya en La Línea, en un operativo que se hizo más visible en las calles de La Atunara ya que el sospechoso intentó huir, pese al importante despliegue policial de la Comisaría de La Línea.

Los dos hermanos, se encuentran en dependencias policiales, a la espera de ser oídos en declaración. Después pasarán a disposición de la autoridad judicial. La investigación sigue abierta, con la intención localizar y detener al resto de los participantes en el asalto. Igualmente, aún se desconoce el paradero del detenido que fue sacado del hospital. La policía mantiene varias líneas de investigación abiertas y poder volverle a detener. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha felicitado este viernes a los agentes por la actuación: “Cuando sucedieron estos hechos ya manifesté mi confianza en la profesionalidad de la Policía Nacional y hoy la vemos materializada con estas dos detenciones”.

El hospital de La Línea aprieta el botón del pánico

La Policía detiene a los responsables del asalto al hospital de La Línea en el que liberaron a un narco

Los hechos ocurridos en el hospital se circunscribieron en una semana en la que también dos agentes de la Guardia Civil acabaron embestidos por un todoterreno. Eran los enésimos sucesos en la escalada de violencia del narcotráfico en la zona, denunciada por sindicatos, asociaciones antidroga y el Ayuntamiento de La Línea, que reclaman desde hace meses más agentes y medios para luchar contra el narco. Zoido, acudió a la ciudad el pasado 19 de febrero para supervisar la labor de las fuerzas de seguridad. En aquella visita anunció la llegada de más agentes, aunque eludió aportar cifras concretas y el tiempo que permanecerían en el Campo de Gibraltar.

La visita del ministro no fue suficiente para templar el descontento de las más de 20 entidades sociales y sindicatos que, este pasado martes, convocaron una manifestación en el centro de La Línea. Hasta 3.000 linenses se dieron cita en la protesta en la que reivindicaron más refuerzos de seguridad y medidas sociales, educativas y económicas para acabar con el narcotráfico en una ciudad donde el paro roza el 33%.

Más información