Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal mantiene a 32 provincias con avisos por nieve

Las mayores nevadas se esperan en Madrid, Aragón, Cantabria, Ciudad Real, Cuenca, Segovia, toda Cataluña, Castellón y Asturias

Nieve ayer domingo en la vertiente madrileña de Navacerrada.

Prosigue al menos hasta el próximo miércoles el temporal de nieve y frío que afecta desde el pasado jueves sobre todo a las comunidades cantábricas, el centro y el interior del este peninsular. Para este lunes, se esperan precipitaciones localmente persistentes en el Cantábrico, Aragón y Cataluña, donde pueden ser puntualmente fuertes, mientras que la nieve seguirá alcanzando a cotas relativamente bajas en amplias zonas de la Península y las temperaturas máximas estarán por debajo de las normales para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

55 carreteras cortadas

A las 11.25 había una carretera de la red principal cortada, la AP-66 entre El Moclínn en Asturias y Valverde de la Virgen (León), precisa un portavoz de la DGT. En total, 385 puntos, tanto de la red principal como de la secundaria, están afectados por la nieve, de los que 55 son carreteras cortadas y en 132 es necesario el uso de cadenas. "Lo peor está en Asturias, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana", ha subrayado el portavoz, que pide precaución a los conductores.

La AP-51 y la AP-6 han reabierto tras pasar varias horas cerradas por el hielo, eso sí se pide precaución a los conductores porque la calzada no está en buenas condiciones y el tiempo no acompaña, subraya un portavoz de la DGT. Está prohibida la circulación a camiones y vehículos articulados en la A-3 en el kilómetros 67 entre Fuentidueña de Tajo (Madrid) y Minglanilla (Cuenca) en ambos sentidos. "Eviten circular los camiones entre Albacete y Valencia y entre Cuenca y Valencia en todas las vías porque, aunque no hay restricciones, nieva mucho y si pueden evitarlo, que no salgan", añade la misma fuente.

Antes de coger el coche, consulte el estado de las carreteras en directo.

En consecuencia, se mantienen activos avisos por nieve, lluvia, frío, mala mar y riesgo de aludes en 34 provincias, ninguno de ellos rojo o riesgo extremo. Por nieve, están alertadas 32 provincias. Las peores nevadas se esperan en Madrid, Huesca, Zaragoza, Cantabria, Ciudad Real, Cuenca, Segovia, toda Cataluña, Castellón y Asturias, que presentan aviso naranja (segundo nivel del sistema de alertas). El aviso es amarillo en Córdoba, Granada, Jaén, Teruel, Guadalajara, Toledo, toda Castilla y León salvo Zamora, Navarra, La Rioja y País Vasco.

En Madrid, donde el domingo ya nevó en toda la comunidad aunque cuajó poco en la capital, ha situación ha empeorado a lo largo de la mañana, lo que ha llevado a la Aemet a elevar el nivel de amarillo a naranja en gran parte de la región, que hasta ahora estaba por completo en amarillo. La Aemet espera una acumulación de nieve en 24 horas de cinco centímetros a partir de 600-700 metros en el área metropolitana y Henares, Sur, Vegas y Oeste, que tienen aviso naranja entre las 12.00 y las 00.00. Hasta ahora, la previsión era de dos centímetros. La sierra sigue estando en amarillo y se esperan cinco centímetros en 24 horas a partir de 1.200-1.300 metros. El Ayuntamiento de la capital aconsejó ayer a los ciudadanos que dejaran aparcado el coche y que usen el transporte público tras activar el Plan de Emergencias Invernales en su nivel de alerta. En la M-40, se ha prohibido el paso de camiones y en Barajas se han llegado a cerrar dos de las cuatro pistas. A las 15.00 estaban de nuevo todas las pistas operativas.

Se estima que en la anterior nevada de importancia, la de 2009, que causó el colapso de la M-40, con cientos de conductores atrapados y el cierre de Barajas durante cinco horas, fue de siete centímetros en Barajas y de cinco en el interior de la ciudad. "En la M-40, en la M-50 y en algunos barrios del extrarradio fueron ligeramente superiores. No se trató, por tanto, de nevadas copiosas", recuerda en su blog el meteorólogo José Antonio Maldonado,.

El temporal mantiene a 32 provincias con avisos por nieve

En la última actualización de su aviso especial por nevadas, la Aemet explica que "en las últimas horas se está formando un centro de bajas presiones sobre el sureste peninsular". Está previsto que "se vaya profundizando" hasta el martes, día en que es probable que "se desplace hacia el noreste por Baleares" para alejarse definitivamente del país. La entrada de "aire muy frío a niveles medios-altos", aumentará la inestabilidad atmosférica y aumentará las precipitaciones en el noreste, centro y este de la Península. Por otro lado, en la zona cantábrica y noroeste de la Península continuará "el flujo de aire frío y húmedo procedente del norte".

Según el comunicado de la Aemet, es muy probable que el lunes y martes "continúe la atmósfera inestable con precipitaciones en buena parte de la Península", menos probables en el tercio occidental. Las lluvias más importantes se esperan "en la zona cantábrica y el noreste de la Península". Además, se prevé "un descenso gradual de las temperaturas" de forma que el martes las heladas serán generalizadas en el interior peninsular. Los termómetros pueden caer por debajo de -5 grados en amplias zonas e incluso de -10 en puntos elevadas.

La cota de nieve puede bajar hasta los 300-500 metros en general e incluso por debajo de forma ocasional en el área cantábrica. En Cataluña, la cota de nieve se mantendrá por encima de los 800 metros. A partir del miércoles, a juicio de Meteorología, la situación mejora. Disminuye la probabilidad de precipitaciones de forma progresiva, excepto en el área cantábrica. La causa es "la permanencia del anticiclón al norte de Azores y de las bajas presiones en el Mediterráneo occidental".

En cuanto a las temperaturas, es posible que "tengan incluso un carácter más frío" que el de los días anteriores. El miércoles y el jueves serán los días más fríos de lo que llevamos de invierno, con unas máximas entre 10 y 15 grados por debajo de los valores normales en algunas zonas. Aunque hará mucho frío, de momento no se trata de una ola de frío, aclara la Aemet. Con este panorama, seguirá habiendo nevadas significativas en las comunidades del Cantábrico y bajar aún más la cota de nieve. También se atisban heladas muy significativas, sobre todo en zonas de montaña y en suelos nevados.

Más información