Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig pide que el problema catalán no retrase las reformas que necesitan las autonomías

El presidente de la Generalitat Valenciana exige al Gobierno de Rajoy que reforme el sistema de financiación antes de la aprobación de los próximos presupuestos del Estado

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, durante el mensaje de Año Nuevo.
El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, durante el mensaje de Año Nuevo.

El presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, ha pedido este lunes una solución a la crisis territorial que vive España y que tiene en Cataluña su expresión más evidente. “Existe una insoportable desigualdad entre personas según el territorio donde se viva. Los valencianos deseamos una solución al problema catalán pero esto no puede distraernos ni retrasar las reformas que necesita el sistema territorial en su conjunto", ha dicho el político en su mensaje de Año Nuevo refiriéndose en concreto a la reforma pendiente del sistema de financiación autonómico.

Puig ha señalado desde el Saló de Corts del Palau de la Generalitat, donde ha pronunciado su discurso, que los tres grandes retos de su mandato para 2018 serán el empleo, la justicia social y un nuevo modelo de financiación autonómica que no discrimine a los valencianos, que se sitúan a la cola en financiación por habitante. El problema territorial en España, ha dicho Puig, va mucho más allá del caso catalán y afecta directamente a los valencianos.

“Existe un proceso de recentralización que está siendo utilizado para minimizar el Estado de bienestar como hemos comprobado estos días con el recurso contra el decreto de sanidad universal”, ha denunciado el presidente en alusión a la frontal oposición del Gobierno español contra una de las primeras medidas adoptadas por Puig a su llegada en 2015 a la Generalitat.

El presidente ha asegurado que mientras los valencianos “estamos haciendo los deberes”, el Gobierno de Mariano Rajoy ha incumplido la palabra dada a las autonomías de reformar el modelo de financiación autonómica. “Dio su palabra a todas las autonomías y la ha incumplido”, ha dicho mientras exige que en los próximos meses, antes de que se aprueben los futuros Presupuestos Generales del Estado, se reforme el sistema sin más dilaciones.

Puig ha insistido en que los acuerdos alcanzados en este mandato han propiciado un escenario de estabilidad, honradez y diálogo, que ha consolidado la confianza de empresas e inversores. “Hemos sido la autonomía donde se han trasladado empresas y bancos en busca de seguridad jurídica y donde se ha multiplicado por más de ocho la inversión extranjera. Y lo hemos hecho pese a la infrafinanciación y la falta de inversiones. Nadie nos ha regalado nada”, ha dicho.

El político valenciano ha reivindicado los 190.000 empleos creados a lo largo de la legislatura, un crecimiento que casi dobla el de España, aunque quedan 391.000 personas sin empleo en la Comunidad Valenciana “y muchos de los que trabajan no tienen unas condiciones dignas; por eso estamos en un proceso de transformación económica”, ha señalado.

Puig se ha referido a los problemas de los jóvenes para obtener la recompensa a su formación o los de los agricultores que se enfrentan a la falta de agua; también a las mejores que exige nuestro sistema sanitario tras los avances en cuestiones como el tratamiento de los enfermos de la hepatitis C, la eliminación de los copagos o la dignificación de las infraestructuras sanitarias.

“Ahora el gran reto es reducir las listas de espera y ejecutar el plan Edificant para construir y edificar más centros educativos y erradicar los barracones. Necesitamos una educación aliada de la cultura que permita a nuestros niños y niñas hablar bien valenciano, bien castellano y bien inglés. Y agilizar las ayudas a las familias con personas dependientes”, ha enumerado.

Puig ha cerrado su discurso con una rotunda condena a la violencia de genero. “Nos duelen las 48 mujeres asesinadas por la violencia de genero este año, ocho de ellas valencianas. En esta sociedad, los agresores solo encontrarán condena y rechazo, por ello el pacto valenciano impulsado por la vicepresidencia es una realidad en la sociedad valenciana. Ni una menos”.

Más información