Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI pide concienciación contra la “lacra inadmisible” de la violencia machista

El Rey reclama firmeza y apoyo político para ayudar y defender a las mujeres que sufren malos tratos

Al menos 46 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en este 2017 que casi ha acabado. Es la punta del iceberg de un problema social gravísimo sobre el que alertó este domingo Felipe VI. Una “violencia, criminal y cobarde, que degrada nuestra convivencia”, aseveró en su discurso, en el que por primera vez puso el foco sobre esta “lacra inadmisible” que tiene su raíz en la discriminación. Lo hizo en un año en el que los grupos feministas y la indignación por la violencia física y sexual contra las mujeres han movilizado a la sociedad.

Los reyes visitan el centro de atención telefónica a las víctimas de maltrato en Madrid, el pasado julio. En vídeo, el mensaje de Navidad de Felipe VI.

“Esta noche no quiero olvidarme de las mujeres que, en un silencio tantas veces impuesto por el miedo, sufren la violencia de género”, afirmó Felipe VI. Un 12,5% de las españolas ha sufrido violencia física o sexual a lo largo de su vida, según la última macroencuesta del CIS. Una cifra que después no se refleja en las denuncias: unas 140.000 al año —casi 400 al día, según datos del Consejo General del Poder Judicial—. Porque hay muchas mujeres que no se atreven a dar el paso. El temor a las represalias, el sentimiento de desamparo y la falta de apoyo institucional les impiden hacerlo.

En su tradicional mensaje navideño, el Rey se mostró tajante y duro contra la violencia machista: “Una lacra inadmisible que nos hiere en nuestros sentimientos más profundos y nos avergüenza e indigna”. Los asesinos machistas han acabado con la vida de más de un millar de mujeres desde 2001. Una epidemia que, pese a las políticas y las campañas, no cesa. Tampoco entre los más jóvenes, que ven las agresiones machistas como algo “normal” en la pareja, como revelaba un reciente estudio de la Fundación para la Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Los asesinatos de mujeres por razón de género, la violencia sexual y el acoso son problemas de los que la ciudadanía es cada vez más consciente. Las movilizaciones han sido multitudinarias en 2017. Un año en el que, además, el clamor contra los abusos y el acoso sexual ha sido mundial.

La reina Letizia ha dedicado una parte central de su agenda a la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres y a los actos contra la violencia machista. Este año, Felipe VI nombró su preocupación por este asunto y apeló a esa conciencia social frente a los crímenes. Porque apenas un 3% de las denuncias por violencia de género procede de los familiares o el entorno de la víctima.

“Mantengamos la firmeza y el apoyo político para ayudar y defender a las víctimas y concienciemos a toda la sociedad”, reclamó el Rey en un año en el que, por primera vez, se ha logrado construir un pacto de Estado contra la violencia de género. Un paquete de más de 200 medidas —entre ellas, reconocer cómo víctimas a las mujeres cuyos hijos han sido asesinados por sus parejas o exparejas— que, sin embargo, nace como un acuerdo de mínimos y con falta de financiación.

Más información