Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España duplicará sus tropas en Mali y asumirá el mando de la misión europea

Dastis anuncia el compromiso de enviar hasta 300 soldados al Sahel 300 en una cumbre convocada en París por Macron

Los presidentes de Francia, Italia y Mali durante la cumbre con líderes africanos de la fuerza militar G5-Sahel celebrada en La Celle-Saint -Cloud (Francia).
Los presidentes de Francia, Italia y Mali durante la cumbre con líderes africanos de la fuerza militar G5-Sahel celebrada en La Celle-Saint -Cloud (Francia). EFE

El Gobierno español aprobará en los próximos días en Consejo de Ministros aumentar hasta 300 efectivos su participación en la EUTM-Mali, la fuerza europea que instruye al Ejército maliense para que este pueda enfrentarse a las milicias yihadistas que operan en el norte del país. La decisión la ha anunciado oficialmente este miércoles en París el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, en el marco de una cumbre sobre la situación de inseguridad y terrorismo que vive desde hace años el Sahel convocada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

La decisión de duplicar la contribución, actualmente de unos 130 efectivos, va ligada a la asunción del mando de la EUTM-Mali por parte del general de brigada español Enrique Millán Martínez, a partir de enero. España tendrá que aportar la totalidad de la compañía de seguridad que da protección al campo de instrucción de Koulikoro, que hasta ahora compartía con Bélgica, lo que explica el incremento de las tropas. Millán relevará precisamente a un general belga, Bart Laurent, y está previsto que su mandato dure entre seis y nueves meses.

La cita de alto nivel organizada por Emmanuel Macron en La Celle Saint-Cloud, a las afueras de París y en la que han estado presentes desde la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, como líderes principales de las 15 naciones implicadas, ha convocado también a los países que forman el denominado G-5 del Sahel; es decir Mali, Burkina Faso, Mauritania, Níger y Chad.

Por parte de España acudió el ministro de Exteriores y fue Dastis el que aprovechó su discurso para comunicar el mensaje del Gobierno de Rajoy. Dastis subrayó así que la seguridad de los países europeos y en especial de los ubicados junto al mediterráneo está "íntimamente relacionada" con lo que ocurre en el Sahel. España mantiene la teoría, como ha explicado también Mariano Rajoy en varias cumbres europeas sobre inmigración, que la seguridad debe relacionarse con el desarrollo de esos países y que ambos factores deben coordinarse. "Cuando se comparten las amenazas, la forma racional de reaccionar es compartir los medios de combatirlas", indicó Dastis.

La misión EUTM-Mali cuenta con unos 600 instructores de 27 países. Se puso en marcha en 2013, después de que una operación militar francesa lograse frenar el avance de los grupos yihadistas que estaban a punto de tomar Bamako tras haberse impuesto a la revuelta tuareg en el norte del país.

España es la mayor contribuyente a las misiones militares de la Unión Europea en África y no solo se ha desplegado en Mali sino también en la operación naval en las costas de Somalia o en la Repúbica Centroafricana. Dos aviones militares españoles se ocupan de alrededor del 30% del transporte logístico de Francia en Gabón y Senegal en el marco de la denominada Operación Barkhane.

El Gobierno español ha ofrecido, además, la posibilidad de disponer de profesores y académicos nacionales en beneficio del Colegio de Defensa del llamado G-5 radicado en Nuakchot (Mauritania) para la realización de cursos de alto nivel.

El ministro Dastis se mostró "muy satisfecho" al terminar la cita de París y confirmó que habrá más reuniones en el mismo sentido y con el objetivo de abordar posibles trabajos de la coalición europea no solo en el ámbito militar sino también en el económico.

España ha optado por contribuir a esta operación europea en el Sahel con más fuerzas militares pero no aportará más partidas económicas. Otros países han anunciado este miércoles en París la contribución de 100 millones de dólares, como ha hecho Arabia Saudí, y otros 30 millones por parte de Emiratos Árabes Unidos.

Más información