El Congreso apoya modificar la regla de gasto en contra del PP y Ciudadanos

La iniciativa, que se vota este miércoles, permite a los Ayuntamientos con superávit invertir en gasto social

Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados durante la sesión de este martes.
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados durante la sesión de este martes. Claudio Álvarez (EL PAÍS)

La iniciativa de Unidos Podemos para modificar los criterios de aplicación de la regla de gasto a los Ayuntamientos ha superado este martes su primer trámite en el pleno del Congreso al lograr los apoyos necesarios para que el miércoles se apruebe su toma en consideración. La proposición de ley de Unidos Podemos ha concitado el respaldo del PSOE, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís y EH Bildu, asegurando una mayoría de apoyos frente al rechazo de Ciudadanos, el PP y sus coaligados UPN.

Más información
Al menos 10 comunidades gastan por encima de lo que exige la Ley de Estabilidad
¿Qué es el techo de gasto y para qué sirve?

La modificación de la regla de gasto en la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera permitiría a las Corporaciones Locales que cumplen con los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, así como con el periodo máximo de pago de la deuda comercial, reinvertir su superávit fiscal para garantizar la prestación de los servicios públicos de su competencia. Es decir, con un nivel de endeudamiento inferior al 110% de los recursos corrientes y un plazo medio de pago a proveedores inferior a 30 días.

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido la propuesta en el pleno, que ha presentado como “una oportunidad histórica” frente al “sistema político diseñado para la preminencia del Gobierno respecto al poder legislativo”. Iglesias ha criticado la prerrogativa del veto del Gobierno y las 40 proposiciones frenadas por este sistema en lo que va de año, “tantas como en los 40 años de democracia”.

El portavoz de Unidos Podemos ha definido la iniciativa como una ocasión en la que “la Cámara da una orden al Gobierno y le dice lo que tiene que hacer aunque el Gobierno no quiera”. Como “una oportunidad histórica” para revisar la modificación del artículo 135 de la Constitución “de infausto recuerdo”, que propició la actual regla de gasto que impide a los Ayuntamientos invertir su superávit en gasto social.

En la fijación de posiciones, tanto el PDeCAT como el PSOE han anunciado que presentarán enmiendas a la propuesta cuya toma en consideración han apoyado. En el caso del PSOE, “para mejorarla sustancialmente” en la línea de las demandas de la Federación Española de Municipios y Provincias. Por su parte, el PP la ha rechazado de plano, como también Ciudadanos, que la ha considerado “una medida que se sale del ámbito europeo”.

La modificación de la regla de gasto era una reivindicación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para que su flexibilización permitiera a los Ayuntamientos que cumplieran con los objetivos de déficit y deuda reinvertir su superávit.

La propuesta de Unidos Podemos ha llegado al Congreso después de que la Mesa del Congreso rechazara el veto del Gobierno por haberlo registrado fuera de plazo. La Constitución otorga al Gobierno la potestad de oponerse a la tramitación de las proposiciones de ley que, en su criterio, afectan a los ingresos o gastos presupuestarios como considera que ocurre con esta iniciativa.

Sobre la firma

Miquel Alberola

Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS