Puigdemont abre la precampaña en Bruselas con ataques a la Unión Europea

Contra “la narrativa del miedo”, el expresidente catalán ha afirmado que el mandato del 1-O “sigue intacto”

Carles Puigdemont, este sábado, en la presentación de Junts per Catalunya, en Brujas.EMMANUEL DUNAND AFP | ATLAS (atlas)

Un hotel con un cierto aire rococó en los aledaños de Brujas, a casi 100 kilómetros de Bruselas: ese ha sido el lugar elegido por el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, para presentar este sábado la lista oficial de Junts Per Catalunya. Ante varias decenas de sus candidatos llegados esta misma mañana desde Barcelona, Puigdemont ha abierto esta extraña campaña electoral belgo-catalana con un mensaje de lo más mitinero: “El 21-D hay que decir no al tripartito del [artículo] 155. Rajoy tiene que perder las elecciones. Esta Europa que ha dado un apoyo acrítico e inmoral al Gobierno español tiene que recibir un mensaje claro”. “Estas elecciones también van de si Rajoy gana o pierde; de si los catalanes aceptan o no el 155”, ha subrayado.

Más información

Puigdemont, que encabeza la lista de Junts per Catalunya, ha empezado con varias referencias a sus consejeros en prisión para después arremeter contra el Gobierno, contra el PP, el PSOE y Ciudadanos, incluso contra el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker en un acto que ha durado poco menos de una hora y al que ha seguido una reunión de trabajo. “El 155 es la receta ilícita e ilegal de quienes no quieren que ganemos; pero ganaremos”, ha dicho entre los continuos aplausos de un auditorio entregado. Contra “la narrativa del miedo”, ha afirmado que el mandato del 1-O “sigue intacto” y que el 21-D “hay que ratificar en las urnas que tenemos capacidad para poner en marcha una Cataluña independiente”. El expresidente se ha preguntado si partidos como el PP, el PSOE o Ciudadanos “aceptarán el 21-D el resultado de las urnas si gana la opción independentista”. Su partido, en fin, trata de convertir las elecciones en una especie de plebiscito. “Si ganamos, el 22 de diciembre, el Estado tendría que quitar sus sucias garras untadas de autoritarismo de nuestra sociedad y dejar de aplicar el 155”, ha dicho.

El mensaje para Rajoy ha sido rotundo. El mensaje para Europa, también: “Europa no puede pretender seguir dando lecciones a China, a Turquía o en Sudamérica si permite violaciones de los derechos civiles en su propio territorio, en Cataluña”. “Basta de permitírselo todo al Gobierno español”, ha dicho ante los candidatos de su lista, llegados este mismo sábado en un vuelo chárter de una compañía aérea croata. “¿Va a seguir validando Juncker la legitimidad del 155 y de un Gobierno que nos quiere condenar a 30 años de cárcel por hacer lo que decía nuestro programa electoral en 2015?”, se ha preguntado, dentro de la deriva antieuropea que ha mostrado en las últimas semanas, cuando ha tenido que reconocer que la UE le da la espalda al desafío secesionista. Entre el público, Ferran Mascarell (ex PSC), Laura Borràs (directora de la Institución de las Letras Catalanas), Joan Lluís Bozzo (director teatral), Anna Tarrés (exseleccionadora española de natación sincronizada) y demás figuras ilustres de la lista de Puigdemont.

“El pueblo nos pide dignidad, esperanza y la máxima unidad posible”; “estas elecciones son un salto en la historia de Cataluña, las elecciones más trascendentes de nuestra historia: tenemos que ser nosotros quien escribamos esa historia no dejárselo a quien no tiene ninguna legitimidad y está actuando con violencia física, económica y mediática”. El Pueblo, la Historia y demás mayúsculas finiseculares a gritos de president, president: así ha sido, poco más o menos, la presentación de la lista electoral de la antigua Convergència i Unió, después Convergència a secas, posteriormente Junts pel Sí y, finalmente, Junts per Catalunya. Después del mitin, la foto de familia y la reunión de trabajo, los candidatos han ido a visitar el beguinaje de Brujas, un precioso monasterio benedictino rodeado de canales. El tono de la campaña se adivina de lo más surrealista: el aperitivo ha sido una mezcla de vehementes ataques a España y Europa y el posterior recogimiento del beaterio. Elecciones catalanas en pleno corazón de Flandes. Cosas del procés.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción