Detenido un profesor de una academia de Estepona por abusos a dos niñas

El presunto pederasta, de 64 años, tiene nacionalidad británica y daba clases de inglés

Imagen de la detención del profesor facilitada por la policía.
Imagen de la detención del profesor facilitada por la policía.

Un hombre de 64 años ha sido detenido por presuntamente abusar de dos niñas a las que daba clases de inglés en una academia de Estepona (Málaga). El arresto se produjo este miércoles, según ha informado la Policía. El docente es de nacionalidad británica y supuestamente aprovechaba la ausencia de otros profesores y alumnos del centro para sus acciones delictivas.

Las supuestas víctimas tienen menos de 10 años. Fueron las madres de las dos crías quienes denunciaron los hechos a los agentes, a quienes trasladaron sus sospechas de que sus hijas podrían estar sufriendo tocamientos y abusos por parte de su profesor de inglés.

Más información
El juez atribuye al dirigente juvenil del PSOE de Elche difusión de pornografía infantil
Desarticulado en Las Rozas un grupo de intercambio de imágenes y vídeos íntimos de menores

Las pesquisas policiales han determinado que el docente habría convencido a los padres de sus dos alumnas de la conveniencia de que estas recibieran sus clases los viernes por la tarde, una franja del día en el que no había otros profesores ni alumnado en la academia. El argumento que utilizó fue que era “mejor horario” y que él estaba más motivado para impartir las lecciones.

Durante la investigación se ha procedido al registro tanto del centro de idiomas como del domicilio familiar del arrestado, donde se han intervenido distintos soportes y materiales informáticos de contenido pedófilo que la Policía está analizando.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Estepona, tras tomarle declaración, decretó su libertad y la obligación de comparecer en sede judicial los días 1 y 15 de cada mes. Se practicarán nuevas diligencias

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS