Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión sobre el modelo territorial echará a andar sin nacionalistas ni Unidos Podemos

El Congreso constituirá el órgano con miembros del PP, PSOE, Ciudadanos y Grupo Mixto

La comisión parlamentaria sobre el modelo territorial, el primer paso para abrir la reforma de la Constitución que Pedro Sánchez pactó con Mariano Rajoy en su acuerdo para aplicar el artículo 155 en Cataluña, arrancará sus trabajos sin los independentistas catalanes, el PNV ni Unidos Podemos. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, decidió este martes que se constituya sin más demoras a pesar de nuevas peticiones de prórroga de estos grupos que no ven adecuado que se active mientras dure el 155. Participarán PP, PSOE, Ciudadanos y el Grupo Mixto, sin el PDeCAT.

independencia de cataluña Ampliar foto
La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. EFE

La intervención en Cataluña al amparo del 155 pactada por el PP, el PSOE y Ciudadanos ha lastrado la puesta en marcha de la comisión parlamentaria sobre el modelo autonómico propuesta por los socialistas, que se pretende que arroje las conclusiones que tienen que servir como punto de partida para abrir la reforma constitucional. Los independentistas catalanes, el PNV y Unidos Podemos han declinado participar de momento en la comisión, que se constituirá entre la próxima semana y la siguiente con integrantes del PP, el PSOE, Ciudadanos y el Grupo Mixto (sin el PDeCAT, que ha renunciado).

La presidenta, Ana Pastor, decidió este martes de no conceder más prórrogas, como habían pedido Unidos Podemos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Grupo Mixto, para comunicar cuáles serían sus representantes en este órgano. Aunque no se ha decidido una fecha para su constitución, fuentes de la Cámara señalan que se producirá “entre la semana próxima y la siguiente”. Se pondrá en marcha, por tanto, más de dos meses después de que el PSOE la registrara el pasado 7 de septiembre, lo que da cuenta de lo costoso que está siendo solo activarla. Con todo, el foro parlamentario que debe estudiar la reforma del modelo territorial comenzará a trabajar sin 89 de los 350 diputados del Congreso.

Los socialistas restan importancia a las ausencias en la comisión que han promovido como parte de su propuesta para comenzar a alumbrar una solución política para Cataluña, toda vez que la primera fase de la comisión se centrará en la comparecencia de expertos y no en las propuestas de las formaciones políticas. Es una comisión de estudio que debe valorar los 40 años de modelo autonómico español y poner de relieve qué aspectos se pueden mejorar y cuáles no. La delegación del grupo parlamentario socialista, cuya portavoz será la vicesecretaria general, Adriana Lastra, llevará su propuesta de un modelo federal.

El PSOE quiere llamar a comparecer a los padres de la Constitución de 1978, según fuentes parlamentarias. Los socialistas quieren escuchar también a historiadores y sociólogos para que aporten su visión del modelo territorial español. Los primeros trabajos de la comisión serían por tanto de “diagnóstico” y después, en un plazo máximo de seis meses desde su constitución, la comisión tendría que aprobar unas conclusiones. Estas servirían de material de partida para una nueva comisión ya sobre la reforma constitucional.

La presidenta del Congreso había concedido ya una semana de plazo a los grupos parlamentarios para que comunicaran sus representantes. El plazo expiró este martes y Pastor tenía sobre la mesa dos nuevas peticiones, de Podemos y el PNV, para dejarla en suspenso tras el agravamiento del contexto político con la declaración de independencia del pasado viernes y la aplicación de las medidas al amparo del artículo 155.

ERC rechazó desde el comienzo participar, pero el PDeCAT, que sí se había mostrado favorable al principio, ahora ha decidido no sumarse. El PNV, partido en el que el PSOE pensó para presidir la comisión, mostró sus reticencias por el contexto político por no haber “el clima necesario” tras la aplicación del 155, contra la que votó en contra en el Senado. “Al menos de momento”, los peneuvistas no comunicarán el nombre de sus representantes.

Podemos declina

Unidos Podemos dejó también en suspenso su participación al considerar que, en las circunstancias actuales, no serviría para solucionar el conflicto catalán sino para propiciar “una reforma de la Constitución insuficiente” pactada de antemano entre el PP y el PSOE. El grupo confederal debatirá ahora si participa, pero fuentes de la dirección del grupo parlamentario aseguran que “mientras siga en aplicación el 155, las condiciones para participar son francamente estrechas”. Con todo, dejan la puerta abierta a formar parte “más adelante”.

Por el momento, solo PSOE, PP y Ciudadanos han comunicado a la presidencia de la Cámara los representantes que participarán en esta comisión. No obstante, según fuentes de la Cámara, el resto de partidos pueden incorporarse con la comisión ya constituida, una posibilidad a la que se aferran los socialistas para esperar que el resto de fuerzas políticas se sumen más adelante.

Más información