Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez vuelve a pedir a Puigdemont elecciones como respuesta a la crisis catalana

El líder socialista se reúne con dirigentes europeos en Bruselas para explicar la postura socialista

Sánchez, este miércoles en Bruselas.

El PSOE ha vuelto a exigir al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, una respuesta clara al requerimiento del Gobierno español sobre la declaración de independencia. “La única vía para restaurar la legalidad es adelantar elecciones. Si no, que acuda al Congreso para encauzar la situación”, ha urgido el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, desde el Parlamento Europeo. Sánchez se ha desplazado a Bruselas para mantener una intensa agenda de contactos con representantes europeos que incluyen al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y a la jefa de la diplomacia, Federica Mogherini.

La apelación del PSOE a la hipótesis electoral inmediata en Cataluña como salida a la crisis se suma la predisposición que está mostrando el Gobierno a frenar la aplicación del artículo 155 si Puigdemont convoca elecciones. “La legislatura catalana, si alguna vez se inició, está agotada”, ha justificado. De esa forma, el bloque constitucionalista ofrece una salida alternativa que permitiría evitar la enorme carga política que encierra ese instrumento de la Constitución. “El PSOE está con el Estado. Quienes lo están violentando son los dirigentes de la Generalitat”, ha explicado Sánchez en una comparecencia de prensa. El líder socialista ha añadido que el martes volvió a reunirse con Rajoy para abordar la crisis en Cataluña. Esta tarde será el turno del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también partidario de convocar elecciones.

A los representantes europeos, Sánchez les trasladará su “agradecimiento” por los mensajes de apoyo y les explicará que “quien está dañando el autogobierno es Puigdemont con sus políticas”. Sánchez añade que el artículo 155 es homologable a los instrumentos existentes en el entorno europeo y que “cualquier país lo aplicaría [en circunstancias similares]”. Frente a los valores europeístas que dicen defender los dirigentes de la Generalitat, el dirigente socialista opone: “Lo que sufrimos en Cataluña tiene mucho que ver con un movimiento regresivo, insolidario, que no se asemeja en nada a los valores europeos”.

Para marcar distancias con el Gobierno, Sánchez ha alegado que su partido lleva “10 años alertando de la desafección que había en Cataluña”, mientras el Ejecutivo de Rajoy no ha presentado propuestas. El secretario general del PSOE se ha declarado en todo momento defensor del “Estado social y democrático de derecho” y ha descartado que pueda haber una mediación extranjera para saldar la crisis. “Es una cuestión interna de España y tenemos diferentes instrumentos para resolverla”, ha concluido.