Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos retira la moción con la que pretendía impedir la aplicación del 155 por falta de apoyo

Patxi López pide a Domènech que aclare la posición de su formación respecto a la independencia

Pablo Iglesias y Xavier Doménech al inicio del pleno del Congreso de los Diputados. Ampliar foto
Pablo Iglesias y Xavier Doménech al inicio del pleno del Congreso de los Diputados. EFE

Cuando se había establecido una cierta sintonía entre ambas formaciones, el PSOE y Unidos Podemos han protagonizado un choque en el Congreso de los Diputados a cuenta de la aplicación del artículo 155 de la Constitución ante la virtual declaración unilateral de independencia por parte del Parlament de Cataluña. El grupo liderado por Pablo Iglesias, Unidos Podemos, trataba de poner al PSOE contra las cuerdas al enmendar una moción suya horas antes que pedía que no se aplicara el artículo con el propósito de enfrentar a los socialistas con sus propias contradicciones. Sin embargo, ante la falta de apoyo la ha retirado antes de su votación.

Los portavoces de ambos grupos han cruzado reproches por una posibilidad que no ha defendido de forma abierta ni siquiera el Gobierno (solo Ciudadanos la preconiza con entusiasmo). Finalmente, Unidos Podemos se ha quedado solo con su moción y se ha visto obligado a retirarla. Durante su defensa, el portavoz Xavier Domènech ha exigido al PSOE que forme parte de la solución al problema de Cataluña, una decisión que "no pasa por el 155". 

El partido de Pedro Sánchez, según ha ido agravándose la situación en Cataluña, ha pasado de oponerse abiertamente a su aplicación y restringir su apoyo al Gobierno en la defensa del ordenamiento jurídico y la legalidad a afirmar que estará junto a la Constitución, que incluye el artículo, en caso de desagregación unilateral del Estado por parte de la Generalitat y el Parlament.

La iniciativa presentada por el portavoz de En Comú Podem proponía el rechazo de la aplicación de medidas excepcionales que supongan un quebranto del autogobierno de Cataluña, como la activación del artículo 155, un precepto que permite al Gobierno requerir a una Comunidad Autónoma a cumplir la Constitución y las leyes, mediante las “medidas necesarias”, o decretar el estado de excepción. Tanto el Gobierno como el PP han manifestado muchas dudas respecto a la aplicación de este artículo,

El PSOE consideró poco oportuna una moción que, más allá de los efectos que podía producir en el partido, precisamente se debatía mientras España vivía "una situación de extrema gravedad" que se estaba dilucidando en el Parlament de Cataluña durante la intervención del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El diputado Patxi López ha sido el encargado de rebatir a Domènech, a quien ha querido recordar que los socialistas están "donde han estado siempre", en la defensa de la legalidad, la Constitución y el ordenamiento jurídico. "No nos busquen en otra parte", ha subrayado.

"Sabemos lo que tenemos que defender. Son ustedes los que tienen que aclararnos su posición. ¿Están negando el referéndum o participando en él? ¿Están contra la independencia o legitimándola participando en el referéndum? ¿Están en la legalidad o solo a ratos? ¿Están con un proyecto común para España o con un puzle?", ha reprochado.

Aunque la enmienda cogió al PSOE fuera de juego esta mañana, antes de las tres de la tarde, cuando empezaba el pleno, ya había anunciado que iba a votar en contra de la moción. El propio Domènech había admitido en los pasillos del Congreso, antes de la celebración de la sesión plenaria, que la propuesta perseguía “especialmente” obligar a definirse al PSOE, partido al que su formación reclama desde hace semanas que defina su posición y aclare si "apuesta por el diálogo" o por seguir apoyando al Gobierno, opciones que el diputado catalán considera incompatibles.

La moción, pese a compartirla en buena parte, tampoco ha encontrado el apoyo en el Partido Nacionalista Vasco. "No tiene sentido hacer este debate hoy. Debería ser un día para la distensión y el diálogo. Hoy no es oportuno", ha justificado su portavoz, Aitor Esteban, quien, no obstante, ha subrayado la complejidad de restituir la confianza con Cataluña en base a un Estatuto recortado.

Tampoco Ciudadanos, el partido al que más entusiasma el 155, ha considerado atractiva la propuesta. Su portavoz, Juan Carlos Girauta, ha negado que Cataluña necesite un encaje en la Constitución. "Los que necesitan un encaje en la Constitución son los nacionalistas", ha ironizado. Girauta ha criticado las ambigüedades de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, respecto al referéndum: “Es un enigma envuelto en un misterio”.

Tras el debate, Domènech ha anunciado la retirada de la moción evitando su votación. Según ha explicado, en aras del diálogo y alegando que no se había producido "una declaración unilateral de independencia" en el Parlament.

Más información