_
_
_
_

Vargas Llosa: “El ingrediente central del populismo es el nacionalismo”

El escritor prologa el libro 'El estallido del populismo', que reúne ensayos de Yoani Sánchez, Sergio Ramírez y Lorenzo Bernaldo de Quirós, entre otros

Mario Vargas Llosa, a la izquierda, junto a su hijo Álvaro en la presentación de 'El estallido del populismo' este martes en Madrid.
Mario Vargas Llosa, a la izquierda, junto a su hijo Álvaro en la presentación de 'El estallido del populismo' este martes en Madrid.Emilio Naranjo (EFE)

Un fantasma recorre el mundo, de este a oeste, de arriba abajo, afecta a norteamericanos y a españoles, a latinoamericanos y a europeos, desde Siberia hasta Vallecas, pasando por los barrios de Caracas o de Londres. Es el fantasma del populismo, cuyo estallido mundial tiene ya millones de palabras, a las que ahora se suma un libro (El estallido del populismo, Planeta) prologado por el Nobel peruano (y español) Mario Vargas Llosa y que ha coordinado su hijo, el periodista y ensayista Álvaro Vargas Llosa.

En ese libro, que se presentó este martes en la Casa de América de Madrid, Mario Vargas Llosa advierte sobre la naturaleza populista que estalla como parte principal de los nacionalismos que alientan ahora, en España, en Inglaterra, en el mundo entero. “El ingrediente central del populismo es el nacionalismo”. Es la fuente, “después de la religión, de las guerras más mortíferas que haya padecido la humanidad”. E inseparable del nacionalismo, añade el autor de El pez en el agua, “es el racismo, y se manifiesta sobre todo buscando chivos expiatorios a los que se hace culpables de todo lo que anda mal en el país”.

Por esa vía del nacionalismo se ha introducido el populismo en los países. “El populismo”, afirma Vargas Llosa, “no solo arruina económicamente a los países, luego de un breve periodo en el que las políticas demagógicas seducen al grueso de una población con una apariencia de bonanza; también desnaturalizan la democracia y las políticas genuinamente liberales”. El caso latinoamericano es paradigmático; a las políticas populistas se ha unido allí el irrespeto a la libertad de prensa, afectada por las decisiones de regímenes populistas que degradan el ejercicio del periodismo a los extremos del vasallaje.

Más información
Los gallos que gobiernan
El monstruo global
Pedro Sánchez y el populismo
El votante irracional

Para Vargas Llosa “la derrota definitiva del populismo, como fue la del comunismo, la dará la realidad, el fracaso traumático de unas políticas irresponsables que agravarán todos los problemas sociales y económicos de países incautos que se rindieron a su hechizo”.

La principal preocupación que exhibe el Nobel es Iberoamérica. Su hijo Álvaro, compilador de los distintos ensayos que constituyen el libro, se refiere también a la ascensión de los populismos de otras latitudes, desde Trump o Putin a Marine Le Pen. “La idea de poner en marcha este volumen nació viendo que el populismo se había convertido en un fenómeno viral; en los años 20 y 30 se circunscribía a Europa, de Stalin a Hitler, Mussolini o Franco; ahora está por todas partes, amenaza las libertades civiles de las democracias liberales y puede dar al traste con políticas consolidadas de libertades públicas, que podrían ser erosionadas o destruidas de la noche a la mañana”. Como ya pasó en aquellas épocas populistas de entreguerras del siglo XX.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entre los autores de esta compilación se hallan Enrique Krauze, Yoani Sánchez, Sergio Ramírez, Carlos Alberto Montaner, Plinio Apuleyo Mendoza, Roberto Ampuero, Lorenzo Bernaldo de Quirós, Mauricio Rojas y Gerardo Bongiovanni.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_