Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao debate fijar un peaje para los coches privados

El concejal de Movilidad, Alfonso Gil, explica que en el 89% de los 20.000 vehículos que entran a diario viaja solo el conductor

peaje
Un agente regula el tráfico en uno de los accesos a Bilbao.

De momento es una propuesta técnica, pero el debate ya está en el aire. Muchos de los 20.000 coches privados que entran a diario a Bilbao podrían tener que empezar a pagar un peaje. Según el Consistorio bilbaíno existen alternativas públicas mucho más limpias y sostenibles como el metro, el tranvía y el autobús. El peaje será una medida coercitiva contra el tráfico privado -el 89% de esos 20.000 vehículos viajan solo con el conductor-, e irá acompañada, de aprobarse, con un plan de movilidad integral que primará el uso de la bicicleta y el transporte público, y complicará al tráfico privado, el acceso a determinadas zonas de centro.

El concejal de Movilidad y teniente de alcalde de Bilbao, Alfonso Gil, ha asegurado que, de momento, es "una propuesta técnica que han trabajado técnicos del área, técnicos de la asistencia técnica que hacen el plan de movilidad urbano sostenible, y se está sometiendo a contraste de grupos de interés, de asociaciones vecinales y de todos aquellos que tiene algo que decir sobre la movilidad en la ciudad". Es decir, está sobre la mesa y su principal objetivo es "favorecer el uso del transporte público", ha añadido, además de mejorar el medio ambiente de la capital vizcaína. Los ciudadanos de Bilbao están exentos, solo afectará a los visitantes. "Si quieren visitarnos de una manera sostenible, lo tendrán que hacer en transporte público", ha precisado Gil.

El concejal ha explicado que en Bilbao entran unos 20.000 vehículos todos los días "porque tienen garantizada la tasa de aparcamiento dentro de la ciudad". "Por lo tanto, esta propuesta lo que hace es analizar cuál es el perfil de esos 20.000 vehículos. En la mayoría de ellos, casi el 89% viene una sola persona. Más del 80% tienen en las cercanías de su vivienda de destino una posibilidad de enlazar con transporte público y, por lo tanto, lo que se hace es que sea corresponsable de la financiación del transporte público de la ciudad", ha añadido.

En la actualidad, el 63% de los bilbaínos se mueve a pie, el 23% en transporte público y solo el 11% lo hacen en vehículo privado. El consistorio quiere trasladar esos datos a la gente que viene de fuera y puede cambiar su modelo de tránsito por la ciudad, para que empiecen, primero a contemplar y después a usar, el transporte público de Bilbao. "Bilbao tiene un buen transporte público y una buena calidad del aire, pero podemos mejorar la segunda, usando más el primero", ha dicho Gil, queriendo desmarcarse de las medidas más coercitivas y urgentes que han tenido que adoptar otros ayuntamientos como el de Madrid en su centro urbano.  

"Aquí tenemos que trabajar para dejar una herencia a los que vienen, a las siguientes generaciones, para no tener ese problema" ha asegurado. El Plan de movilidad a debate llegará hasta 2030. "Lo que queremos es establecer los nuevos mecanismos y el nuevo paradigma de una movilidad para una ciudad que va a ser sostenible en movilidad", ha asegurado. Gil ha apuntado que el peaje "ayudará a sufragar el transporte público del conjunto de la ciudad". "Lo que se quiere es estimular el transporte público. Que nadie lo vea como una medida coercitiva contra nadie porque los ciudadanos de Bilbao no van a ser sufragadores de esta tasa", ha querido terciar el concejal.

Más información