Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo de Díaz se revuelve contra Sánchez tras los insultos a la gestora

El único debate entre los tres candidatos será el 15 de mayo a mediodía en Ferraz

Los tres precandidatos a la secretaría general del PSOE.

La candidatura de Susana Díaz acusó ayer de “silencio culpable” a Pedro Sánchez por no haber desautorizado a José Vélez, alcalde de Calasparra (Murcia), cuando el domingo, en su presencia, tildó de mafia a la gestora del PSOE y atribuyó a Díaz haberse arrodillado ante Rajoy. “Nos preocupa que la actitud de Pedro Sánchez sea la antesala de cómo concibe la forma de dirigir al partido”, señaló Pilar Alegría, representante de la candidatura de la líder andaluza. “Todos tenemos que bajar el diapasón”, fue la respuesta del equipo de Sánchez.

La intervención del alcalde Calasparra, previa a la de Sánchez, es conocida ya por toda la organización socialista por la crudeza de sus descalificaciones hacia la comisión gestora socialista y a la candidata Díaz. No obstante, la dirección provisional del PSOE decidió no responder tras algunas deliberaciones. Según el alcalde murciano, la gestora se guía por “prácticas mafiosas”.
Sí respondió Pilar Alegría, secretaria de Organización de Aragón y representante de Díaz junto a su homólogo andaluz, Juan Cornejo. “Más que las barbaridades y los insultos de José Vélez me preocupa el silencio cómplice de Pedro Sánchez, que no ha desautorizado al alcalde y me preocupa que esa forma de afrontar la campaña sea la antesala de la forma que quiere dirigir el partido”, señaló Alegría. Sánchez no rebatió al alcalde cuando se refirió a la presidenta de Andalucía como “la faraona” y la acusó de ponerse “de rodillas” ante Rajoy “para quitar a Pedro”.

También expresó sus dudas sobre la ideología de quienes apuestan por Díaz. “A ellos no les daba ninguna vergüenza reconocer que eran de izquierdas y que eran rojos, ellos sí eran rojos, no como el compañero Lambán y algunos otros de los que van en su mismo barco, que se avergüenzan de serlo y que prefieren una ideología descafeinada que se mueva según convenga a sus propios intereses”, proclamó el alcalde poniendo como referencia positiva a los antepasados socialistas.

Nada dijo Sánchez sobre el regidor de Calasparra, pero en una conversación informal con los medios de comunicación señaló que veía a Díaz “muy nerviosa” porque los avales recogidos [JAVIER]por él[/JAVIER] “la han dejado sin discurso y sin campaña”. Andalucía y Extremadura serán federaciones en las que Sánchez incidirá al estimar que tiene “voto oculto”.

El debate de los aspirantes, el 15 de mayo

El debate entre los tres candidatos será el 15 de mayo en Ferraz (12.00). Abrirá Susana Díaz y cerrará Pedro Sánchez. Constará de una introducción de un minuto por aspirante, tres bloques (político, socioeconómico y modelo de partido) de 27 minutos y de un minuto final por cabeza. Miguel Ángel Vázquez, del equipo de Díaz, propuso un debate “en positivo” en el que defenderán un proyecto “colectivo y con un mensaje claro de país”. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis auguró en nombre de Sánchez un debate “de guante blanco”. El partido ofrecerá señal a todas las televisiones.

Mal ambiente

Mientras los candidatos hacían estas declaraciones, sus equipos de reunían con la gestora para tratar de la campaña que empieza hoy oficialmente. Por parte de Sánchez acudió Francisco Salazar y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Este último, a las preguntas sobre las declaracines del alcalde murciano, respondió: “Creo que todos debemos bajar el diapasón, yo mismo. Pero ahí está como secretario general del Grupo Socialista Miquel Angel Heredia”.

La respuesta de los seguidores de Sánchez ante el caso del alcalde de Calasparra ha sido que Heredia dijo en una reunión a puerta cerrada, cuya grabación trascendió, que Sánchez tenía un pacto con independentistas y Podemos, y citó como fuente al líder de Comisiones Obreras, quien lo desmintió.

En la reunión de Ferraz ayer hubo acuerdo en todo, salvo en la celebración de dos debates como pidió el equipo de Patxi López. Sin embargo, sobresalió la mala relación entre los equipos de Sánchez y Díaz, según relataron asistentes al encuentro. Por parte de López, estuvieron Rodolfo Ares y Óscar López, que certificaron ese mal clima.

A petición del equipo de Sánchez los afiliados gozarán de privacidad para votar el día 21 con la habilitación en todos los centros de una cabina o un espacio que garantice que los votantes no tendrán testigos de la papeleta que escojan. Ferraz entregará a cada candidato 50.000 euros para su campaña, además del dinero que ya tengan en su cuenta corriente, y facilitará despachos y medios técnicos en la sede federal a los tres aspirantes.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información