Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incautadas 9.800 toneladas de alimentos falsificados

Los productos, retirados durante cuatro meses de 61 países, están valorados en 230 millones

Productos marítimos incautados en la Operación Opson VI.

Una operación internacional contra los alimentos y bebidas falsificados y de baja calidad se ha saldado con la incautación de 9.800 toneladas de estos productos entre diciembre de 2016 y marzo de este año en 61 países, entre ellos España. Los bienes, con un valor estimado de 230 millones de euros, incluyen bebidas alcohólicas, aderezos, aceite de oliva y productos de lujo como el caviar. En España fueron retirados 530 kilos de almejas que no eran aptas para el consumo humano y que llevaban etiquetas falsas sobre su origen y tratamiento, según ha informado el Ministerio del Interior.

La Operación Opson VI supuso 50.000 inspecciones en tiendas, mercados, aeropuertos, puertos marítimos y polígonos industriales de 61 países, entre ellos, 21 Estados miembros de la Unión Europea. Los agentes retiraron más de 26,4 millones de litros de bebidas y 13 millones de unidades de alimentos potencialmente perjudiciales para la salud, según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

En estas acciones participaron cuerpos policiales y de aduanas y organismos públicos y privados, coordinados por Europol e Interpol. La operación se ha llevado a cabo con fondos europeos, dentro de un proyecto para luchar contra el crimen organizado, y para prevenir y evitar el tráfico de productos falsificados hacia los países de la Unión Europea. "La Operación Opson VI confirma la amenaza que representa el fraude alimentario que afecta a todo tipo de productos y a cualquier país del mundo. Además, en esta edición han aparecido nuevos casos como es la falsificación de agua mineral", ha subrayado la Guardia Civil.

Interior ha detallado en una lista los principales productos incautados en algunos de los países participantes en la operación:

España: almejas

El Servicio de Protección de la Naturaleza detectó a cuatro personas de una empresa en Huelva que utilizaban etiquetas falsas de un centro de tratamiento autorizado para purificar almejas. También mentían sobre el origen del producto, que era vendido como si fuera de Portugal.

Italia: vino y agua mineral falsificados

Los Carabinieri identificaron a 13 personas y detuvieron a tres de un grupo organizado en una granja de la campiña toscana que producía y vendía vino falsificado. Añadían alcohol puro a un tinto de baja calidad y etiquetaban las botellas como si fueran de una marca conocida y con denominación de origen. El vino falsificado se iba a destinar al mercado italiano y al extranjero, según la investigación.

En la zona de Lacio, fueron retiradas más de 266.000 botellas de agua mineral que imitaban a una marca registrada. Incluso el agua provenía de la misma fuente y se utilizaban botellas y etiquetas similares, pero se comercializaban sin autorización y sin cumplir las normas sanitarias.

Dinamarca: aceite de oliva virgen

En numerosas muestras de aceite vendido en supermercados, la Administración danesa de Veterinaria y Alimentación encontró que las botellas tenían mezclas de aceite o eran de mala calidad, y no se correspondían con aceite de oliva virgen. La mayoría de las empresas retiró voluntariamente las botellas.

Portugal: pescado en conserva

La Autoridad Portuguesa de Seguridad Alimentaria y Económica detectó una fábrica de Oporto que utilizaba pescado a punto de caducar para venderlo en conserva. Incautó más de 311.000 latas, 9.900 cajas de embalaje y 24.730 etiquetas.

Francia: aderezos

La aduana francesa incautó más de 179.000 cubos de aderezo falsos etiquetados bajo una marca registrada conocida. La propia empresa afectada fue la que denunció a un local mayorista del área suburbana de París que falsificaba sus productos.

Alemania: frutos secos

En la inspección de 1.300 kilos de avellanas tostadas, las autoridades alemanas detectaron un 8% de cacahuetes mezclados, y en 500 kilos de pasta de avellana hallaron hasta un 45% de nueces y un 27% de almendras mezcladas. Al no estar correctamente etiquetados, estos productos suponían un riesgo para los consumidores alérgicos.

Grecia: alcohol de contrabando

La policía griega descubrió en marzo dos almacenes a los que llegaban productos de contrabando que evitaban el pago de impuestos, principalmente provenientes de Bulgaria. Incautó 1.300 litros de alcohol y detuvo a cinco personas.

Irlanda: carnes, conservas y otros alimentos

La Policía Nacional de Irlanda interceptó una furgoneta que llevaba carne sin refrigerar, sin envasar y sin etiquetar. Al registrar el domicilio de los ocupantes de la furgoneta, los agentes de aduanas encontraron 1.096 unidades de pollo ahumado congelado y otros productos envasados que no cumplían las normas de sanidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >