Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno recurre en los juzgados el izado de la bandera republicana en Cádiz

La delegación pide la retirada de la enseña, colocada dentro de unas jornadas sobre Memoria Histórica

La bandera republicana izada en la plaza de la Constitución de Cádiz. Ampliar foto
La bandera republicana izada en la plaza de la Constitución de Cádiz. EFE

El Gobierno ha presentado un recurso ante la Justicia con el que impugna el izado de la bandera republicana en Cádiz, realizado por el Ayuntamiento gaditano en esta misma semana. Según el Consistorio presidido por José María González Kichi (Por Cádiz Sí Se Puede), la colocación de la enseña en la plaza de la Constitución de la capital se enmarca en la celebración de las II Jornadas de la Memoria Histórica. Sin embargo, el argumento no ha convencido al Ejecutivo que, tras solicitar su retirada, ha dado un paso más. Ha sido la Delegación del Gobierno en Andalucía, a propuesta de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, la que ha presentado ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de la ciudad un recurso por el cual se impugna el izado de la tricolo por no considerarlo ajustado a derecho.

El encontronazo se produce casi un año un año después de que las, ya de por si, tensas relaciones entre el Gobierno y el Ayuntamiento de Cádiz escenificaran un sonado desencuentro por el mismo motivo. El primero consiguió que la Justicia atendiera su denuncia contra la administración presidida por José María González ‘Kichi’ para que retirase la bandera republicana, izada en el balcón del Consistorio para festejar la Proclamación de la Segunda República. Fue el 14 de abril del año pasado y, ahora, ambas administraciones han vuelto a enzarzarse a cuentas del mismo acto.

Para evitar que la enseña siga ondeando justo en las Puertas de Tierra, monumento en la entrada del casco histórico, el recurso pide “como medida cautelarísima la suspensión de dicho acto”, según ha precisado la subdelegación del Gobierno en una nota de prensa. Desde la delegación del Gobierno en Andalucía entienden que concurren “circunstancias de especial urgencia, conforme a lo previsto en el artículo 135 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa” para solicitar esta medida urgente. De hecho, el documento presentado en el juzgado precisa que "se vulnera el principio de neutralidad y objetividad que debe regir la actividad de las Administraciones públicas consagrado en el artículo 103 de la Constitución Española y en el artículo 6.1 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, Ley 7/1985, de 2 de abril. Dichos principios son la razón de ser de los símbolos a emplear por las Administraciones públicas”.

Para conseguir que la justicia se decante de su lado, como ocurrió ya el año pasado, también se aporta diversa jurisprudencia del Tribunal Constitucional, del Superior del País Vasco, del Superior de Castilla y León y de la Carta Europea de Autonomía Local. Consideran que el elemento de neutralidad es más exigente en el caso de las corporaciones locales, “por aplicación de la doctrina constitucional, relativa a que los intereses de cualquier Administración local deben ser los generales del municipio y no los del partido político que en ese momento ostente el gobierno municipal”.

Sin intención de retirarla

“La colocación de una bandera republicana dentro de los jardines públicos de la plaza de la Constitución de Cádiz, lugar destacado y perfectamente visible, con el fin de reflejar una determinada ideología entra en conflicto con lo dispuesto en el artículo 1.3 de la Constitución Española, al proclamar que la forma política del Estado Español es la Monarquía Parlamentaria, por lo que contraviene el principio de neutralidad y objetividad que debe regir las actividades de las Administraciones públicas”, continúa el comunicado de la subdelegación.

El anuncio del recurso oficial llega después de que tanto el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, como el subdelegado en Cádiz, Agustín Muñoz, amenazasen con recurrir a la justicia y exigiesen su retirada inmediata. Sin embargo, la amenaza no produjo el efecto esperado. Esta misma mañana, en el transcurso de una rueda de prensa en el Ayuntamiento, el concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento, Martín Vila (de Ganar Cádiz en Común, partido que gobierna junto a Por Cádiz Sí Se Puede), aseveró que iba a “persistir” sin retirar la enseña. Vila dejó claro, a preguntas de los periodistas, que no creía que estuviese ”incumpliendo ninguna norma”. Tan solo condicionó su retirada a que la subdelegación del Gobierno "fundamente mejor su petición" de que se quite, aunque dudó de que eso llegase a ocurrir.

El año pasado la justicia acabó aceptando la medida cautelar y ordenó la retirada de la enseña, tanto en Cádiz como en otros Ayuntamientos españoles que la izaron el 14 de abril. Una de las razones esgrimidas es que dicha enseña no podía ondear en las fachadas de edificios oficiales. Este año, el Consistorio gaditano optó por izarla en la transitada plaza de la Constitución, en un mástil exento, no colocado en ninguna sede municipal y a pocos pasos de las esculturas de los patronos de la ciudad, San Servando y San Germán.

Vila dejó claro que la colocación, realizada esta misma semana, se ha hecho coincidir con las 2º Jornadas sobre Memoria Histórica y a petición de la Plataforma de Memoria Histórica de Cádiz. Además, puntualizó que el lugar escogido es un Lugar de Memoria Histórica, ya que en los fosos de las Puertas de Tierra fue punto de fusilamientos. El edil cree que, más que vulnerar la norma, lo que están haciendo es “cumplir con una Ley de Memoria Histórica de nivel estatal y una andaluza recién aprobada".

Más información