Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las frases con las que Artur Mas se defendió en su juicio por el 9-N

"Estamos aquí por el éxito del 9-N, y porque este éxito no gustó y sentó como un desafío"

Artur Mas, en una foto del 9 de marzo.
Artur Mas, en una foto del 9 de marzo. EL PAÍS

El 10 de febrero Artur Mas tuvo la oportunidad de defenderse en el juicio en el que se sentó en el banquillo -junto a Irene Rigau y Joana Ortega- acusado de desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014, cuando era presidente de la Generalitat. Mas, que solo contestó a las preguntas de su defensa y evitó las del fiscal, negó que quisiera desobedecer al Constitucional.

En este lunes en que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado a conocer su decisión, repasamos algunos de los argumentos del expresident durante su juicio y su comparecencia ante la prensa después de su declaración.

Fui el responsable de todo. Soy el responsable de no haber celebrado la consulta después de la resolución del Constitucional, idear el proceso participativo y convocar elecciones después del resultado
Si tan evidente era que era un delito, ¿cómo puede ser que el Constitucional no hiciera nada para hacer cumplir su resolución?
En nuestro ánimo no estaba desobedecer el Tribunal Constitucional, pero nos estaba pidiendo impedir a la gente que participase
Nos desobedecimos un Tribunal Constitucional, plantamos cara a un Gobierno español que quería impedirlo y abusaba de sus privilegios
No había ánimo de cometer ningún delito ni de desobedecer a nadie
No se habría podido llevar a cabo la consulta sin la participación generosa de 42.000 voluntarios que ayudaron a cubrir con garantías todas las mesas
Queríamos hacer una consulta seria que se entendiera en todo el mundo
Decidimos cambiar el formato, manteniendo la pregunta y la fecha pero la consulta no fue organizada por la Administración, sino por gente de fuera
Más de dos tercios del Parlamento [eran partidarios] del derecho a decidir y de promover una consulta
Estamos aquí por el éxito del 9-N, y porque este éxito no gustó y sentó como un desafío. Ahora se pretende que este desafío se pague por parte de algunos
Soy responsable de haber escuchado a la gente en la calle y en las urnas
Si alguien sabe algo del voluntariado, sabrá que a los voluntarios no se les da órdenes: ya se habían hecho suyo este proceso
El 9-N no fue un capricho individual, una ocurrencia ni una salida de tono, sino la consecuencia de unas elecciones democráticas
El Gobierno y su presidente tenían que estar a la altura de las circunstancias
En el 9-N coinciden muchas de las virtudes por las que un país se puede sentir orgulloso: autoorganización, civismo, espíritu pacífico y democrático...

Más información