Susana Díaz se mantendrá en la presidencia de la Junta de Andalucía hasta las elecciones

La presidenta andaluza ve sólido el pacto con Ciudadanos

Susana Díaz, el pasado sábado en Almería.
Susana Díaz, el pasado sábado en Almería.Carlos Barba (EFE)
Más información

La estela de la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general se extiende hasta Andalucía en todos los ámbitos, tanto el orgánico de partido como en la Junta de Andalucía, donde la presidencia del Gobierno se sustenta en un pacto con Ciudadanos en función de unas condiciones que se han visto alteradas por la situación del PSOE. Díaz no ve razones para que ese pacto no se sustente.

La primera consecuencia será la interinidad de la secretaría general del PSOE en Andalucía, la federación más numerosa del partido. Tras el congreso federal se tendrán que celebrar los cónclaves regionales. Si Susana Díaz, gana las primarias,  podrá compatibilizar solo durante un tiempo dos secretarías generales más la presidencia de la Junta, con lo que se abre el proceso para buscarle sucesor o sucesora.

Si perdiera las primarias, más allá del coste político inmediato, Díaz tiene previsto replegarse de nuevo en Andalucía, donde cuenta con una organización incondicional al 100%, y esperar a que las urnas vuelvan a poner a cada uno en su sitio para volver a afrontar el futuro del PSOE, pero ya sin ella en la carrera.

En caso de ser elegida secretaria general del PSOE federal, sí está claro que Díaz mantendrá la presidencia de la Junta. Necesita este baluarte institucional para hacerse oír. Díaz ya dijo que no hay ningún inconveniente en ser secretaria general y presidenta andaluza y no ve motivos para que esta circunstancia altere el pacto de investidura que suscribió con Ciudadanos.

Pero más tarde o más temprano, estas dos premisas se verán alteradas: si se convocan elecciones generales anticipadas o en 2019, cuando cumple la legislatura andaluza. Para ese momento, habrá que buscar un candidato o candidata.

Para este puesto se han barajado, entre otros, los nombres de Manuel Jiménez Barrios, consejero de la Presidencia y preferido por Ciudadanos; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, quien organizó el mitin multitudinario de Díaz y el expresidente Rodríguez Zapatero; Verónica Pérez, secretaria del bastión socialista en Sevilla; y Mario Jiménez. Todos han evitado posicionarse.

La oposición en Andalucía aprovechará esta situación para redoblar sus ataques a Díaz, a la que ya acusaba de estar centrada en los problemas del PSOE nacional antes de confirmar su candidatura. Parte del Gobierno achacaba la poca visibilidad de la labor del Ejecutivo a la incertidumbre por el futuro de Díaz y reclamaba un gesto como el registrado hoy. Sin embargo, la aspiración nacional de la jefa del Gobierno, lejos de acallar la estrategia de cuestionar la dedicación a los problemas de la comunidad, la va a alimentar.

Javier Arenas, sobre la candidatura de Díaz.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción