Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos sale de su congreso debilitado e Iglesias más fuerte

El 53% cree que el partido es más débil tras Vistalegre 2, según un sondeo de Metroscopia

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto con el portavoz parlamentario de esta formación, Íñigo Errejón, en el Congreso.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto con el portavoz parlamentario de esta formación, Íñigo Errejón, en el Congreso.

El congreso de Vistalegre 2, marcado por la confrontación entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón que se saldó con la victoria del líder de Podemos, ha debilitado al partido. El 53% de los ciudadanos considera que Podemos sale más débil del cónclave, según un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS. Al contrario, el liderazgo de Iglesias se ve fortalecido. Los votantes del partido valoran de forma similar a Iglesias y Errejón, pero este último es mejor visto por los del resto.

La marca Podemos ha quedado desgastada tras la fuerte división entre pablistas y errejonistas en su pugna por el control del partido. El congreso de Vistalegre 2, en el que Pablo Iglesias revalidó su ligerazgo tras imponerse a Íñigo Errejón, no ha resultado beneficioso para Podemos en términos de imagen pública ni como revulsivo para sus propios votantes. La mitad de la población española (el 53%) y prácticamente la misma proporción de los votantes de la formación (el 45%) creen que el partido salió dañado del congreso, según un sondeo de Metroscopia elaborado entre los días 15 y 17 de febrero, tres días después del cónclave, que tuvo lugar el 11 y 12.

A cambio, Vistalegre 2 sí ha servido para que Pablo Iglesias salga más fuerte del congreso. El líder de Podemos logró vencer a su ya ex número dos de forma holgada en todas las votaciones, y se aseguró el control total del partido gracias también a que conserva amplios poderes como secretario general porque ganaron sus estatutos. La encuesta revela que el 53% de los españoles y el 67% de sus votantes consideran que su liderazgo ha salido reforzado. De hecho, la actuación política del líder de Podemos merece hoy una aprobación del conjunto de la ciudadanía superior en ocho puntos a la del mes de enero (33% frente al 25%), como también le ha ocurrido a Mariano Rajoy tras el congreso del PP. En ambos casos los dos fueron proclamados como líderes indiscutibles de sus respectivos partidos. Ahora bien, Iglesias sigue siendo el líder peor valorado por los ciudadanos.

Podemos sale de su congreso debilitado e Iglesias más fuerte

La pugna entre Iglesias y Errejón dejó un claro perdedor, el ex número dos, quien pasa a un segundo plano al perder además todos sus cargos de relevancia en el partido: la portavocía parlamentaria y la “macrosecretaría” política que dirigía, aunque sigue en la Ejecutiva y sus planes pasan ahora por ser el candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019.

La encuesta revela que a Podemos no le beneficia prescindir de Errejón en primera línea. Entre los votantes de Podemos Iglesias y Errejón obtienen un nivel de aprobación similar. El 75% aprueba la actuación política de Iglesias y el 69% la de Errejón. Los dos siguen siendo, por tanto, dos liderazgos muy fuertes y apreciados por sus electores. Pero el sondeo muestra otro dato interesante: Errejón es mejor valorado que Iglesias entre los votantes del resto de partidos, sobre todo en el PSOE y Ciudadanos. A Errejón le aprueban el 44% de los votantes socialistas (por el 23% de Iglesias) y el 47% de los de Ciudadanos (por solo el 15% en el caso de Iglesias), lo que viene a sugerir que como líder podría ampliar el apoyo electoral del partido.

Podemos tiene más deberes su quiere ampliar sus votantes. Casi el 60% de los ciudadanos no ha visto que el partido salga de su congreso con un programa de medidas o reformas definido, y su actuación en el Parlamento es desaprobada por el 70% de los españoles, aunque el 74% de sus votantes sí está conforme con ella.