Interior revoca la orden que limitaba los fármacos a los presos

Prisiones elimina la restricción después de que la justicia la cuestionara

Imagen de archivo del módulo de la enfermería de la cárcel de Aranjuez.
Imagen de archivo del módulo de la enfermería de la cárcel de Aranjuez. santi burgos

Los médicos y farmacéuticos que atienden a los presos podrán dispensarles cualquier principio activo que esté financiado por la sanidad pública. Instituciones Penitenciarias envió este jueves a todas las cárceles una nueva orden que revoca la obligación de obtener un visado para dar a los presos aquellos medicamentos que el Ministerio del Interior había decidido no financiar a los reclusos a pesar de que sí se sufragan para la población general.

Más información
La justicia frena el plan de Interior para limitar los fármacos de los presos
El Supremo veta que Interior dé a los presos fármacos distintos a los recetados por los médicos
Interior instaura visados para limitar los medicamentos de los presos

La nueva orden de Interior acata la suspensión cautelar que ha decretado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre la normativa anterior, como publicó este jueves EL PAÍS. Interior ha recurrido la decisión judicial y, en un correo electrónico enviado el pasado lunes a las prisiones, el subdirector general de Coordinación de Sanidad Penitenciaria, José Manuel Arroyo, instó a los médicos de las cárceles a seguir prescribiendo solo los principios activos recogidos en la Guía Farmacoterapéutica de Prisiones y a tramitar visados para dispensar otros. “Todo sigue exactamente igual hasta que el tribunal no se pronuncia sobre este asunto, que supongo que será en unas semanas”, explicó Arroyo en su correo.

Sin embargo, la nueva orden, enviada este jueves a las cárceles después de que EL PAÍS publicara la suspensión de la anterior, está fechada el 27 de enero y dice lo contrario que el correo del subdirector general. Según la nueva instrucción, mientras los tribunales deciden sobre el plan para restringir los medicamentos en las cárceles, queda sin efecto la guía de fármacos de Prisiones y el sistema de visados. En su lugar, Interior insta a sus servicios sanitarios a cumplir la ley de garantías y uso racional de los medicamentos que reconoce el derecho de todos los ciudadanos a obtener fármacos “en condiciones de igualdad”.

La transferencia pendiente

Los problemas en la atención sanitaria de los presos tienen su origen en que la sanidad de las cárceles es la única que no se ha transferido a las comunidades autónomas. Depende del Ministerio del Interior y lleva dos años en un limbo legal porque el Gobierno no renueva desde 2014 los convenios con las comunidades para garantizar la atención especializada. Una ley de 2003 fijó un plazo de 18 meses para transferir la sanidad de las prisiones a los gobiernos regionales, pero solo el País Vasco ha recibido esta competencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS