2016 cierra con un menor víctima de violencia machista

La cifra es la más baja desde que España comenzó a contabilizar este tipo de casos, en 2013

Una menor sujeta un cartel en una manifestación contra la violencia machista.
Una menor sujeta un cartel en una manifestación contra la violencia machista. Ricardo Ceppi

Un menor ha muerto en 2016 víctima de la violencia machista, la cifra más baja desde que España comenzó a contabilizar este tipo de casos, en 2013, según los datos que el Ministerio de Sanidad ha publicado este viernes. El supuesto autor del homicidio fue el propio padre del bebé, de 45 días, detenido el pasado junio en Níjar (Almería). La institución ha matizado en su informe que hay otra investigación abierta en Vitoria (Álava), por lo que la cifra podría elevarse a dos. Asimismo, los casos de menores que quedaron huérfanos el año pasado descendieron a 26 frente a los 51 de 2015.

Más información

España empezó en 2013 a llevar la estadística de niños y niñas fallecidos a causa de la violencia de género. Desde entonces, 160 menores han quedado huérfanos y 15 han sido asesinados por las parejas o exparejas de sus padres o, incluso, por sus propias parejas en el caso de los adolescentes. En 2015 murieron cuatro niños, de entre uno y doce años, dos en Cataluña y dos en Valencia. Tres de las víctimas murieron a manos de sus padres. En 2014 la cifra también ascendió a cuatro muertos y fueron 41 los menores que quedaron huérfanos. Y en 2013 fueron asesinados seis niños —en todos los casos, a manos de su progenitor— y 42 quedaron huérfanos.

Carolina Perazzo, analista jurídica de la ONG Save The Children, considera que la última ley de la infancia, aprobada en 2015, supuso un gran avance en el reconocimiento de derechos de los menores víctimas de este tipo de violencia. "Ahora los niños tienen los mismos derechos que las mujeres, han pasado a considerarse víctimas directas", explica. Esta normativa obliga a los jueces a estudiar si conviene o no dictar medidas de protección sobre los niños, un aspecto que hasta ahora solo se contemplaba en casos excepcionales, lo que permitía a muchos padres agresores pasar los fines de semana y las vacaciones con los hijos.

En el último año 44 mujeres fueron asesinadas por sus parejas, exparejas o personas de las que se estaban separando. En más de la mitad de los casos las víctimas habían denunciado y el 25% de estas contaba con medidas de protección.  El maltrato hacia los hijos es una de las principales razones que empujan a las mujeres a denunciar. Más de la mitad de las víctimas de violencia machista durante 2016 tenían entre 31 y 50 años, un 18% no llegaba a los 30.

En lo que va de 2017 ya han sido asesinadas cuatro mujeres, según informa Sanidad, y solo en uno de los casos la víctima tenía una orden de protección en vigor. Este año ya hay un menor que ha quedado huérfano por este tipo de violencia. 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción