Consejo de Ministros

El Gobierno ofrece más diálogo con Cataluña ante el “unilateralismo radical”

Moncloa no ve viable que Rajoy y Puigdemont y Santamaría y Junqueras se vean antes de Navidades

Iñigo Méndez de Vigo durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.(atlas)

Más información

El Gobierno de Mariano Rajoy insistirá en intensificar su estrategia de "diálogo" abierto con todos los sectores políticos y sociales de Cataluña frente al "unilateralismo" de los actuales responsables nacionalistas de la Generalitat de Cataluña "impulsado por los socios radicales" de la CUP. Esa fue la respuesta, reiterada este viernes varias veces y con distintos formatos, del ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, a los últimos movimientos y posiciones expresadas por el Ejecutivo catalán con su disposición a acelerar la preparación del referéndum de autodeterminación. Méndez de Vigo remarcó que "la mano tendida" y la disposición a hablar y acordar no cambiará y espera que los ciudadanos, también los catalanes, valoren luego la actitud de cada parte.

Moncloa no ve viable que la cita pendiente entre Rajoy y el presidente catalán, Carles Puigdemont, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el vicepresidente Oriol Junqueras, se pueda celebrar antes de las vacaciones de Navidad.

Méndez de Vigo aprovechó su comparecencia tras el Consejo de Ministros para realizar todo un alegato en favor del diálogo como método de trabajo de la nueva legislatura antes incluso de que se le plantease ninguna pregunta y para exponer la ristra de acuerdos aprobados por el Gobierno. Luego, cuando se le interrogó específicamente por la convocatoria el día 23 de diciembre por parte de Puigdemont de la mesa para poner en marcha la consulta independentista, el ministro portavoz fijó la posición del Ejecutivo: "El Gobierno piensa que es una exigencia de los radicales de la CUP y un síntoma de unilateralidad".

La estrategia del Gobierno ante esas decisiones de la Generalitat catalana y ante algunas posiciones expresadas estos días, justo después de que la vicepresidenta haya acudido a su nuevo despacho en Barcelona para evidenciar su disposición al diálogo, es mantener "la mano tendida con todos" con la intención de que quede muy en evidencia cuál es el interés de las distintas partes en este conflicto.

Méndez de Vigo abundó en esa idea en varias ocasiones y la relacionó también con el objetivo del presidente Rajoy y la vicepresidenta Santamaría de que todos los presidentes autonómicos acudan a la Conferencia de Presidentes que se convocará en breve para mediados de enero. El portavoz del Ejecutivo subrayó ahí que Rajoy quiere implicar a todas las autonomías "en un amplio campo de debate y diálogo" sobre los presupuestos generales del Estado, sobre el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), sobre el nuevo modelo de Financiación Autonómica, sobre el reparto de las inversiones y hasta sobre la necesidad de rebajar la interposición de recursos cruzados entre el Gobierno central y los regionales por invasiones competenciales ante el Tribunal Constitucional. Esa será una de las líneas centrales en la nueva negociación que se pretende tanto con Euskadi como con Cataluña.

Pero antes, el mensaje que se quiere imponer es el de que el Gobierno de Rajoy está a favor del "diálogo frente a la unilateralidad". Y añadir ahí la idea que los ciudadanos tomarán nota y tendrán en cuenta "quién está en los temas que realmente importan y quienes están en otra cosa". Méndez de Vigo recalcó así que Rajoy, Santamaría y los demás ministros, a los que el presidente ha demandado más presencia y contactos con la sociedad catalana, están en la negociación y el acuerdo y la Generalitat catalana y los partidos nacionalistas "están en la unilateralidad impulsados por los radicalizados socios de su Gobierno".

El portavoz del Ejecutivo informó de que Rajoy está manteniendo contactos directos con varios presidentes autonómicos para invitarles y animarles a participar en la Conferencia de Presidentes y en la agenda a tratar y que espera que ante la importancia de esos debates acuda también al final el presidente catalán, Carles Puigdemont, porque les parecería "muy extraño que no acudiera". Fuentes oficiales de La Moncloa indicaron, no obstante, que en estos momentos no está prevista y no parece muy probable que se vaya a poder celebrar la entrevista pendiente entre Rajoy y Puigdemont y tampoco entre Santamaría y Junqueras antes de las vacaciones navideñas. "No está programada" y no parece que haya interés por forzar su convocatoria, según las mismas fuentes.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50