Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
UAM

El PSOE culpa a Iglesias del boicot al acto en la Universidad Autónoma de Madrid

El socialista Mario Jiménez afirma que los "violentos" repetían las "consignas" del líder de Podemos

Manifestantes en la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Madrid.

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha acusado este miércoles al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de haber "señalado" al expresidente del Gobierno Felipe González con las acusaciones que profirió durante el debate de investidura de Pedro Sánchez. El socialista ha remarcado que las casi 200 personas que han boicoteado la celebración de una conferencia de González y del presidente del Grupo PRISA, editor de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, estaban "repitiendo sus consignas". La presidenta de la Junta de Andalucía y líder del PSOE-A, Susana Díaz, ha pedido "respeto" a las instituciones y ha criticado la "terminología bélica" que ha atribuido a Iglesias.

"En la historia hemos visto muchas veces que un político irresponsable señala a alguien, hace acusaciones y una serie de violentos reproducen esas acusaciones de manera violenta", ha dicho Jiménez en declaraciones a Cuatro. El dirigente socialista aludía a las acusaciones que lanzó Iglesias contra González en el debate de investidura de marzo, cuando le acusó de tener "el pasado manchado de cal viva". La "cal viva" figuraba este miércoles en una de las pancartas que portaban los manifestantes que han impedido a González hablar en la UAM.

Jiménez ha lamentado que la Universidad, que debe ser "espacio de diálogo", se ha convertido en "espacio de los intolerantes" que han impedido que un expresidente democrático pudiera hablar con tranquilidad. "Eso no pasaría si alguien no hubiera señalado", ha proseguido, dejando claro que, a su modo de ver, el boicot a González no ha tenido que ver con su papel en el PSOE y en si este finalmente se abstiene para que gobierne Mariano Rajoy.

La presidenta andaluza ha aprovechado el debate del estado de la comunidad para referirse al tema y rechazar la "terminología bélica" que ha atribuido a Iglesias, informa Raúl Limón. Tras haberse quejado la portavoz andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, del ruido procedente de la bancada socialista durante su intervención, Díaz le ha replicado: "Yo, que sí la he escuchado con atención y que siempre lo hago, no le he escuchado a usted ni a nadie de su partido pedir la misma sensibilidad hacia un expresidente que en los pasillos de la Universidad Autónoma de Madrid, en el mismo sitio donde mataron a Tomás y Valiente, ha sido insultado".

Partido Popular

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha reprobado lo que ha calificado de "ejercicio de intolerancia". Para el ministro, este hecho es "un episodio más de intolerancia, como lo fue la agresión a Guardia Civiles en Navarra". Se trata, ha dicho, de hechos que "nos avergüenzan a todos los demócratas porque uno de los principios de nuestra democracia es la tolerancia, la convivencia y el respeto". Ha añadido que ha sido sobre "un expresidente del Gobierno que ha trabajado por España". "Los intolerantes no pueden caber en nuestra sociedad", ha dicho.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha condenado el "escrache totalitario" y se ha preguntado si ese es el "miedo" y la vuelta "a la calle" que pretende abanderar el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Además, el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha calificado el suceso de "absolutamente lamentable". "Siempre es lamentable que se coarte la libertad de expresión, pero más aún en el caso de una figura como Felipe González, que es un activo de la nación española y una figura clave de la Transición", ha indicado. Para Margallo, "no parece que hayan sido ni las Nuevas Generaciones del PP ni las juventudes socialistas, habrá que buscar a los responsables en otra parte".

Podemos

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero se ha referido al tema y ha asegurado que "todo el mundo tiene que hablar, es mucho mejor confrontarlos y preguntarles". La secretaria de Análisis Político de Podemos, Carolina Bescansa, ha afirmado que "es muy lamentable que en la Universidad, un espacio para el debate, se generen situaciones en las cuales no es posible exponerlas". Sin embargo, después ha añadido en Facebook: "Ahora bien, no creo que a nadie le sorprenda, incluido al propio Felipe González, que en la universidad pública le reciban con las mismas protestas con las que le hubieran recibido en la puerta de la calle Ferraz".

La primera reacción en Twitter del líder de Podemos, Pablo Iglesias, no ha sido condenar los actos de violencia, sino acusar a EL PAÍS de manipulación en su crónica sobre el altercado. "Es lógico que el Grupo PRISA defienda a sus propietarios pero este nivel de manipulación hace daño al periodismo", ha señalado.

Ciudadanos

Albert Rivera también ha condenado el boicot en la Universidad y ha criticado la estrategia de "degradación" de las instituciones que en su opinión ha emprendido Pablo Iglesias al apostar por acentuar el papel antisistema de Podemos. "Me parece que tu libertad acaba donde empieza la del otro. En un país democrático y libre como es España, cualquier persona, y por supuesto un expresidente del país con más razón, puede y tiene el derecho de ir a dar una conferencia a una Universidad. Lamentablemente, algunos ya sabemos de qué va eso. He visto boicots de actos de Ciudadanos y de otros partidos".

El líder de Ciudadanos ha agregado: "No participo de la idea que algunos tienen de esa España sectaria, en la que se planta cara y se boicotean actos. Rivera ha enviado todo su apoyo "no solo para el expresidente González, sino para cualquiera que haya sufrido eso". "Todo mi apoyo a la libertad y a los demócratas, que son aquellos que respetan a los demás".

"Para mí es un honor ser diputado de esta Cámara, es un orgullo poder representar a 47 millones de españoles entre todos y es legítimo manifestarse en la calle, pero lo que no podemos es degradar, ni comparar una cosa con la otra como si fueran antagónicas", ha seguido Rivera. "Les pediría a los partidos políticos que al margen de sus tácticas internas o sus pugnas o sus crisis no intenten degradar las instituciones", ha seguido en referencia al pulso que mantienen Iglesias e Íñigo Errejón sobre la estrategia que debe seguir Podemos. "Bastante daño ha hecho ya la corrupción, la Gürtel, Bárcenas, Puyol, los ERE y compañía como para que encima los que venimos nuevos degrademos todavía más el trabajo que se hace en esta casa", ha argumentado sobre la Cámara Baja. "Respeto el derecho a la manifestación, pero también que respeten el derecho a transformar la sociedad desde una institución como el Congreso de los Diputados".

Según Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos, el líder de Podemos quiere subrayar la presencia en las calles de su formación y propone para ello que Podemos haga oposición fuera de las instituciones. Para el dirigente de Ciudadanos, esto solo se hace "en una dictadura".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información