Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy llama a “trabajar juntos” y “sin rendirse” por los objetivos nacionales

El presidente en funciones pide calma ante su probable investidura: "Vamos a esperar"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Ampliar foto
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. REUTERS

"Vamos a esperar, eh", y extendió los brazos en señal de paciencia, prudencia y cautela. Así respondió Mariano Rajoy este lunes en Salamanca cuando se le preguntó directamente si ya daba por descontada su investidura otra vez como presidente del Gobierno ante una probable abstención del PSOE en el Congreso. Luego, ya durante su discurso en el acto del 800 aniversario de la Universidad de Salamanca, recurrió a las citas para lanzar mensajes subrepticios sobre la situación política que padece el país y pidió en genérico que se trabaje de manera conjunta y sin rendirse en favor de los grandes objetivos de España. Más tarde, en una conversación informal con los periodistas, se mostró "muy tranquilo" por haber hecho todo lo que estaba en su mano y reveló que piensa hablar en breve con Javier Fernández, el presidente de la gestora del PSOE.

En el discurso ante el pleno del patronato de la Universidad de Salamanca aportó pocas pistas y apenas dos alusiones indirectas al bloqueo político que vive España desde hace casi un año, con un Gobierno que ha superado ya los 303 días en funciones. Rajoy rescató una cita del diplomático y escritor español del siglo XVI Diego de Saavedra Fajardo para defender su recurrente posición en favor de la perseverancia: "Rendirse ante la adversidad es mostrarse de su parte".

Antes, tras glosar la importancia de la histórica Universidad de Salamanca, a la que se homenajea en su octavo centenario y, en su nombre, al sistema universitario español, el líder popular aprovechó su tributo a ese "objetivo de Estado" para emitir otro aviso en clave política cuando abogó por "trabajar todos juntos por los grandes objetivos nacionales".

Al finalizar la visita, Rajoy mantuvo una charla informal con los periodistas en la que explicó por qué no quiere hablar ni hacer declaraciones para no entorpecer la situación delicada que atraviesa el PSOE. El líder popular concedió así que el momento en el que está actualmente la gestora socialista que preside Javier Fernández "no es nada fácil", por la reacción de algunas federaciones y el rechazo de muchos de sus militantes de base, y aclaró que no ha hablado en los últimos días con su nuevo interlocutor en ese partido, aunque espera hacerlo en breve. No especificó si piensa intentar esa charla antes o justo después del comité federal del PSOE. Y señaló también que no dispone de información precisa sobre lo que ocurre dentro de ese partido.

Rajoy indicó que está "muy tranquilo" y a la espera de lo que suceda en el próximo comité socialista porque entiende que ha hecho todo lo que debía y porque concluye que ahora no puede ni debe interferir.

Más información