Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos urge a la gestora del PSOE a negociar con el PP

"Queda tiempo para un gobierno en minoría", dice Villegas, vicesecretario general

José Manuel Villegas, en una imagen de archivo. Ampliar foto
José Manuel Villegas, en una imagen de archivo. EFE

Tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, la dirección de Ciudadanos ha urgido este domingo a la gestora que dirige desde el domingo a los socialistas a negociar la formación de gobierno con el PP. El partido de Albert Rivera ha insistido en que "queda tiempo para un gobierno en minoría" de Mariano Rajoy. Ha argumentado, también, la necesidad de formar un Ejecutivo que pueda hacer frente al reto independentista en Cataluña o a la elaboración de los Presupuestos. Con menos de un mes de plazo antes de que sea obligatorio convocar nuevas elecciones generales, los estrategas de Ciudadanos han reiterado su oferta de intermediación entre los dos partidos mayoritarios.

"El PSOE ha nombrado una gestora, por lo tanto, entiendo que esta gestora es la que es portavoz y tiene la representación frente a terceros. Suponemos que será con quien designe la gestora, con quien habrá que hablar", ha analizado José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos. "El PSOE estaba en tres noes que eran difíciles de gestionar", ha opinado. "No a sentarse a hablar con el PP; no a una alternativa a ese gobierno, porque lo impedía su Comité Federal; y no a unas terceras elecciones", ha añadido. "Los tres noes juntos eran imposibles. Lo que esperamos es que se haya resuelto el liderazgo dentro del partido y que ahora se aclare su posición con respecto a esos tres noes imposibles de conjugar al unísono. Esperamos que esa resolución venga por la voluntad de acordar con el PP para desbloquear la situación".

Ciudadanos anima al PSOE a abstenerse para permitir que el PP forme gobierno. Este partido sostiene que un gobierno en minoría de Rajoy permitiría a la oposición tener la fuerza necesaria para imponerle su propia agenda al nuevo ejecutivo. "La oportunidad no ha pasado, sigue ahí, y hay que aprovechar las semanas que nos queda para que haya Gobierno", ha insistido Villegas tras la dimisión de Sánchez, que supone el adiós del primer socio nacional que tuvo su partido.

Rivera firmó en febrero un acuerdo de gobierno con Sánchez. Ambos defendieron ese pacto durante meses. Las elecciones del 26-J marcaron un punto y aparte en su relación. Sus intereses divergentes con respecto a la investidura de Rajoy como presidente les llevó a separarse y casi perder el contacto. Los dos líderes pasaron semanas sin mantener conversaciones oficiales. Sánchez dejó para el final la llamada a Rivera cuando emprendió el proyecto de formar un gobierno alternativo que uniera al PSOE, a Podemos y a Ciudadanos. La conversación nunca se produjo oficialmente. Rivera bloqueó cualquier opción de que la idea de Sánchez cuajara al criticarla en público e incluso remitirle a debatir antes con los líderes territoriales socialistas. La dimisión del ya ex secretario general abre una nueva etapa en la relación entre el PSOE y Ciudadanos. Para Rivera, ya solo hay dos referentes en el otro partido: Javier Fernández, que dirigirá la gestora socialista, y Susana Díaz, que fue investida presidenta de Andalucía con los votos de Ciudadanos.

Más información