Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez mantiene intacto su plan pese al descalabro de los socialistas

El partido ha logrado los peores resultados en ambas comunidades en casi cuatro décadas

Los malos resultados en Euskadi y Galicia, los peores de los socialistas en ambas comunidades en casi cuatro décadas, no alterarán los planes de Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE encara desde hoy una de las etapas más trascendentales tanto para sí mismo como para su partido con la reunión de la comisión permanente —25 de los 35 miembros que forman el plenario—, donde defenderá formar un Gobierno con “las fuerzas del cambio” opuestas al PP. Y no descarta convocar un congreso que aclare si los militantes le apoyan como líder, pese al rechazo frontal de seis de sus siete presidentes autonómicos

El líder del PSOE abandona la sede de Ferraz.

Muy ligeramente mejor que lo que registraban las encuestas pero muy malos resultados, sin paliativos. Los peores de la historia del PSOE en casi cuatro décadas. Esta es la realidad que han deparado para los socialistas las elecciones del País Vasco y Galicia, que provocarán un debate sobre la evolución del voto del PSOE en toda España. Las derrotas se encadenan.

Los críticos se preparan en el comité federal del sábado para hacer ese análisis que está pendiente desde las dos elecciones generales del 20 de diciembre y del 26 de junio en las que Pedro Sánchez ha sido el candidato y, además, ostenta la máxima responsabilidad en el partido. Los debates no se podrán impedir, como tampoco que Sánchez siga adelante con su decisión de sumar una mayoría parlamentaria para ser investido presidente del Gobierno el próximo mes de octubre. Los malos resultados en estas dos comunidades, en cuyas campañas se ha volcado, no le frenarán. En las dos semanas de campaña, Sánchez ha sentido el apoyo de los militantes para que se mantenga firme en no abstenerse en el Congreso para que gobierne Mariano Rajoy.

La proclama “Pedro, resiste, líbranos, por Dios, de Rajoy”, que gritó el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, el sábado en la Fiesta de la Rosa de los socialistas catalanes, es el broche de la siembra que Sánchez emprendió hace muchos meses.

A partir de la reunión de hoy de la comisión permanente del PSOE habrá un nuevo tiempo en la vida interna del partido, ya que las medias palabras o los silencios han tocado a su fin. La situación de enfrentamiento entre seis de los siete presidentes autonómicos del PSOE —todos menos la presidenta de Baleares, Francina Armengol— y Sánchez se ha tornado en una fractura del partido en el que ambas partes se atribuyen la mayoría. En todo caso, la división es profunda y con muchos partidarios en cada orilla.

Estrategias variables

Esa división se dirimirá en los órganos de dirección pero las estrategias son variables en función de lo que haga el otro, reconocen en las dos partes. Los instrumentos de los críticos se articularán en función de las propuestas que lance Sánchez. En la reunión de la permanente de hoy habrá intervenciones críticas con Sánchez, ya que al menos 13 o 14 de sus miembros no están en la línea política del secretario general. Este será un anticipo de lo que ocurrirá en el comité federal.

El líder socialista sí se referirá el sábado a los resultados electorales, en la misma línea que anoche hizo el secretario de Organización, César Luena, pero pasará de inmediato a proponer su intento de formar gobierno en España. Los líderes territoriales, no obstante, empezarán, desde hoy y hasta el sábado, a pedir que Sánchez asuma responsabilidades por los resultados. El choque será inevitable porque los análisis serán divergentes y, además, los críticos no comparten que el secretario general intente reanudar su ronda para formar una mayoría alternativa; y menos que mencione a Ciudadanos, cuando este partido ya ha rechazado sentarse con Podemos, el otro interlocutor.

La posible convocatoria de un congreso será el otro elemento de discrepancia. Sánchez baraja la votación de los militantes el 23 de octubre para elegir al secretario general, y dos meses después, la segunda parte: la elección de los órganos de dirección por el voto de los delegados. Con tan poco tiempo y sin estar despejada la formación del Gobierno no es fácil que nadie le haga frente y, si lo hay, Sánchez acudirá a la competición.

Encuesta

Por motivos informativos la encuesta ya está cerrada al voto

¿Crees que los resultados del 25-S en Galicia y País Vasco facilitarán la formación de Gobierno en España?

  • 0%
  • No 0%
  • Ns/Nc 0%

Esta encuesta no es científica, responde tan sólo a las respuestas de los lectores que desean exponer su opinión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información