Podemos comienza la disputa por la redefinición de su proyecto político

La formación alienta en Madrid una reflexión que va de la transversalidad al debate sobre las formas

Íñigo Errejón, Jorge Lago y Carolina Bescansa, ayer en Madrid.Vídeo: CARLOS ROSILLO | EFE

Las formas en política suponen a menudo una parte importante del mensaje. Ocurre también en Podemos, donde en los últimos días se ha abierto de nuevo una disputa por un estilo y un proyecto político que tiene su traducción en la pugna por el liderazgo del partido en la Comunidad de Madrid. Íñigo Errejón quiso desmarcarse ayer de las opiniones sobre las candidaturas autonómicas. Lo hizo de una manera inequívoca, contestando una y otra vez lo mismo a las preguntas que le formularon los periodistas. Y a pesar de que la iniciativa Adelante Podemos esté integrada por un grupo de dirigentes afines a él.

Más información
Errejón se desmarca de las opiniones sobre candidaturas: “Yo no valoro las iniciativas”
Iglesias aviva la pugna por el control de Podemos en Madrid

Errejón también quiso lanzar su mensaje, evitando entrar personalmente en la batalla que se prepara en la federación más importante para todas las formaciones. Un día antes, el propio Pablo Iglesias se mostró en cambio convencido de que habrá “propuestas mejores” que la impulsada por la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, y la diputada Tania Sánchez y, al mismo tiempo, aseguró que mantendrá una “distancia prudencial” durante el congreso autonómico, que finaliza en noviembre con la celebración de primarias.

Errejón se esforzó en ofrecer una imagen de imparcialidad y aseguró que comparte lo expresado por Iglesias sobre esa distancia. Pero también dejó claro su punto de vista sobre la valoración. ”Yo me reafirmo en lo que he dicho, yo no valoro los proyectos que se han presentado, yo no valoro las iniciativas que se han presentado, eso les corresponde a los madrileños y a las madrileñas”, afirmó. “No sé si alguien puede haberse sentido ofendido por las opiniones que diera Pablo, yo me imagino que no, porque el acuerdo fundamental es que el proceso lo van a decidir los madrileños”, manifestó. “Estoy convencido de que Pablo está de acuerdo con que es una discusión de proyectos y que se va a desarrollar con total normalidad”, añadió.

Esa discusión sobre proyectos es lo que lleva meses sobre las mesa en Podemos. Se trata de decidir cómo debe ser el partido en el futuro y su modelo de crecimiento. ¿Quiénes son “los que faltan”, una categoría que mencionan tanto los dirigentes más próximos a Iglesias como los partidarios de Errejón? ¿Aleja la habitual dureza del discurso del secretario general a un sector de los votantes? ¿Logra seducir a otro? ¿Dónde puede crecer el partido? Errejón quiere construir un “movimiento popular”. Iglesias habla más de “bloque histórico”, una fórmula que una vez más toma prestada de Antonio Gramsci. Todos reivindican la llamada transversalidad del proyecto, pero cada sector, como suele suceder en los ámbitos académicos, defiende su propia definición.

En este contexto, se ha visto en el congreso de la Comunidad de Madrid una prefiguración de los debates que ya se dan a escala nacional. Errejón evitó, en la presentación de la Universidad de Podemos, valorar la posibilidad de que la disputa de Madrid pueda repercutir en un congreso nacional, previsto para finales de año o principios del 2017. No obstante, Carolina Bescansa sí consideró positivo que los debates territoriales y de los círculos aporten también reflexiones a escala nacional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La cofundadora del partido, además, ha destacado que la competición que puede darse en la Comunidad de Madrid entre distintos equipos debe verse como normal, e incluso que dirigentes nacionales tomen partido. “Forma parte de la democracia que exista más de una alternativa, lo normal es que cuando hay un proceso democrático exista más de una alternativa. Lo hemos hecho desde que constituimos Podemos. Quizá cuesta más normalizarlo”, señaló. Hace un año y medio, antes de las primarias autonómicas de la formación, Bescansa dijo que existían dos Podemos: uno para ganar y otro para protestar. ¿Cuáles son los dos partidos que se perfilan ahora?

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS