Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo investiga por prevaricación a una diputada del PSOE

El tribunal abre una causa contra María del Puerto Gallego, que ya ha anunciado su dimisión

María del Puerto Gallego en una imagen de archivo. Ampliar foto
María del Puerto Gallego en una imagen de archivo.

El Tribunal Supremo ha abierto una causa para investigar a la exalcaldesa de Santoña (Cantabria) y actual diputada del PSOE María del Puerto Gallego Arriola por un presunto delito continuado de prevaricación administrativa. El tribunal ha decidido investigar a la diputada socialista a raíz de la exposición razonada que envió al alto tribunal el Juzgado de Instrucción 2 de Santoña, en la que se detallaban presuntas irregularidades en concursos públicos durante la etapa de Puerto Gallego como alcaldesa. La parlamentaria ha anunciado esta misma tarde su dimisión "de forma inmediata", tras conocerse la decisión del tribunal.

Según el escrito enviado a Supremo, entre 2003 y 2009, en el Ayuntamiento presidido por la socialista, “habría sido habitual la adjudicación a determinadas empresas de ciertos servicios prescindiendo de concurso previo cuando se superaba la cuantía para la contratación menor y la no utilización del procedimiento abierto, firmando las facturas que se sometían a su pago”.

La exposición razonada describe que “el Ayuntamiento, esto es la junta de gobierno, de la que formaría parte la persona aforada, no habría seguido los procedimientos previstos por la normativa administrativa correspondiente en materia contractual”. El juez ha constatado que se fraccionaban los contratos con el fin de eludir los procedimientos legalmente establecidos para las adjudicaciones de mayor importe

El juez apoya su relato en las pruebas periciales practicadas durante su instrucción y en los reparos emitidos en su momento por la intervención municipal, en los que se ponían de manifiesto las irregularidades para poder acudir a la adjudicación directa. El magistrado de la Sala de lo Penal Pablo Llarena será el instructor de la causa, según el auto dictado este viernes por el Supremo.

"Doy cumplimiento a mi compromiso público de no esperar ni un minuto para presentar mi dimisión y entregar mi acta como diputada en el Congreso, si finalmente se confirmaba la condición de investigada", ha afirmado Gallego en un comunicado.