Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE reprocha las concesiones de Ciudadanos al PP

Rivera no exige ahora, como sí hizo para permitir gobiernos autonómicos, la celebración de primarias y que los partidos respondan patrimonialmente de la corrupción

Pedro Sánchez, en una comparecencia en el Congreso. Ampliar foto
Pedro Sánchez, en una comparecencia en el Congreso. REUTERS

El PSOE reprocha a Ciudadanos las concesiones que parece dispuesto a asumir en el pacto de investidura que negocia con el Partido Popular y que, sin embargo, sí exigió en los acuerdos autonómicos para permitir gobiernos del PP o del PSOE tras las elecciones regionales de 2015. La celebración de primarias y que los partidos políticos respondieran patrimonialmente ante los casos de corrupción de sus cargos públicos aparecen recogidos de forma expresa en los acuerdos que el partido de Albert Rivera alcanzó con los populares en Madrid, Castilla y León y Murcia y con los socialistas en Andalucía. La limitación de la corrupción política a los casos de “enriquecimiento injusto” o “ligados a tramas de financiación ilegal de partidos políticos”, según la acotación de José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, se considera otro paso atrás.

“Ciudadanos está bajando mucho el listón. Rivera ponía condiciones inexcusables sobre la corrupción pero apreciamos que su partido está cediendo ante el PP”, observó Óscar López, portavoz en el Senado y vicecoordinador de la última campaña electoral. López afirmó que Rivera “se llenó la boca” cuando criticó a José Antonio Griñán, expresidente de Andalucía, procesados en el caso ERE por prevaricación y malversación, y Manuel Chaves, su antecesor en la Junta, por prevaricación. López recordó que ni Chaves ni Griñán “están acusados de llevarse ni un solo euro”, lo que contradice la reciente definición de corrupción política de Ciudadanos.

El acuerdo que el PSOE y Ciudadanos alcanzaron hace seis meses, y que significó el voto a favor de la formación de Rivera en las dos investiduras fallidas de Pedro Sánchez, también contemplaba regular que los partidos que se hayan financiado ilegalmente a través de actos de corrupción de sus cargos públicos u orgánicos “deban hacerse responsables patrimonialmente de dichos actos”. Ambos partidos, además, ya realizan primarias, al contrario que el PP.