Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventajas de hacer turismo en Madrid en agosto

No hay playa y se alcanzan los 40 grados, pero la oferta de museos y la tranquilidad en el transporte hacen de la capital un centro de turismo veraniego

Decenas de visitantes hacen cola ante el Museo del Prado.
Decenas de visitantes hacen cola ante el Museo del Prado.

Mientras unas 250 personas se apostan en cola junto al Museo del Prado, una hilera de cámaras fotográficas surge repentinamente desde la segunda planta de un autobús. Los clics resuenan entonces en una Castellana sin apenas tráfico. Y varios grupos de jóvenes descansan sobre el césped del acerado en busca de una sombra que los resguarde. Aquí, el recalentado termómetro de una marquesina cercana marca ya los 36 grados —aunque los pronósticos solo daban máximas de 30—. Pero poco les importa a los cientos de visitantes que se acercan hasta esta zona de la capital un miércoles de agosto. En este punto de la ciudad, lejos del mar de un país rendido al turismo de costa, se refuerza el perfil de un viajero distinto. Ni de sol, ni de playa. De asfalto. "A Madrid se viene en busca de cultura, ocio y gastronomía", sentencia el Ayuntamiento.

Más de 670.000 turistas pisaron la capital en agosto del pasado año, según los datos de la empresa municipal Madrid Destino. Una cifra de récord que deja atrás los niveles precrisis y que supone un aumento del 5% respecto al mismo mes de 2014. Además, para 2016 se espera una mejora, después de que el número de visitantes haya crecido un 4,21% este junio y un 2,53% a lo largo de todo el primer semestre. En esa dirección apunta el último estudio del Observatorio de la Industria Hotelera, que pronostica que la oferta hotelera aumentará en la provincia durante el actual verano.

"La Comunidad de Madrid y las zonas de interior destacan en la encuesta de confianza empresarial como los más optimistas de cara a este 2016", subraya también un informe de Exceltur, colectivo que aglutina a 23 de las compañías más relevantes del sector. Esta tesis se basa, según esta asociación, en que dichos destinos se encuentran más vinculados a la demanda española y, por tanto, sufrieron más los efectos de la recesión durante el último lustro.

Las ventajas de hacer turismo en Madrid en agosto

La mayor parte de los visitantes que desembarcan en la capital provienen de otras regiones del país: en agosto del pasado año, los turistas nacionales representaron el 47% del total. Entre los extranjeros destacan, por su parte, los estadounidenses como el grupo más numeroso —representaron el 6,5%—. "La depreciación del 16,5% que experimentó el euro frente al dólar benefició [en 2015] al conjunto de destinos españoles por el abaratamiento del precio de los viajes desde EE UU", incide Exceltur.

Una ciudad de cuadros y mesas

  • Motivo del viaje. El 77,3% de los viajeros extranjeros que llegan a Madrid lo hacen por motivos de ocio y vacaciones, según un estudio de la Comunidad de Madrid. El 9,2% desembarcan en la capital por trabajo y negocios (como ferias y congresos); el 8,7%, por motivos familiares, de salud o compras; el 3,3%, por estudios; y el 1,5%, por otro tipo de motivos.
  • El Prado, en alza. La pinacoteca madrileña, a la espera de conocer los datos de julio y agosto, afronta el verano con las perspectivas positivas que ha dejado el primer semestre de 2016. Entre enero y junio, el museo ha recibido 1,5 millones de visitantes; lo que supone un aumento del 12% en comparación con el mismo periodo del pasado año. En agosto de 2015 pasaron por sus salas más de 204.000 personas.
  • A comer. En los últimos años, las autoridades han tratado de potenciar la capital como un gran destino gastronómico. En sus informes reiteran que la ciudad acoge el restaurante Botín, fundado en 1725 y considerado el más antiguo del mundo según el Récord Guinness. Además, la localidad también oferta 13 establecimientos con, al menos, una estrella Michelín.

Destino de parejas sin hijos

Pero, más allá de la nacionalidad, ¿cuál es el perfil del viajero que pone un pie en Madrid? En las estadísticas predominan los jóvenes y adultos de entre 25 y 44 años; y con ingresos medios o medio-altos. "Sobresalen aquellos que vienen en pareja sin hijos —suponen casi el 20% del total—, seguido de los grupos de amigos", detalla un informe de Madrid Destino. Toda una batería de cifras que explican por qué la ciudad se ha esforzado en destacar su oferta de ocio. En los últimos años, por ejemplo, ha apostado por revalorizar los denominados "espacios gastronómicos", como los mercados de San Antón y de San Miguel. El Orgullo Gay también ha dado un empujón importantísimo al sector.

Precisamente, en este sentido y pese a que Barcelona ocupa la cabeza del ranking de Exceltur sobre destinos urbanos preferidos de España, Madrid lidera varias de las subclasificaciones de este informe: como la capacidad de atraer la oferta de productos relacionados con el ocio; o el atractivo de los principales iconos del turismo cultura, que se calcula en función del número de visitantes que pasan por los cinco monumentos de mayor afluencia de la ciudad.

Néstor Rosas, fundador de Madrid a pie, una empresa que organiza rutas gratuitas por la ciudad, profundiza en el perfil de este tipo de viajero cultural. "Los extranjeros quieren una primera aproximación a la ciudad y se decantan por recorridos más genéricos. Los viajeros nacionales buscan, en cambio, profundizar más y suelen elegir tours más específicos, como el del Madrid de los Austrias", relata, antes de apostillar: "Y cerca del 75% de nuestros clientes son mujeres. Están más interesadas por esto".

Más información