Las negociaciones para formar Gobierno

El Gobierno presiona con el techo de gasto para lograr un acuerdo de investidura

La vicepresidenta asegura que aprobarlo con el Ejecutivo en funciones podría llevarles a los tribunales

Mariano Rajoy y José Manuel García Margallo durante el Consejo de Ministros.
Mariano Rajoy y José Manuel García Margallo durante el Consejo de Ministros.J. J. G. / EFE

El Gobierno utiliza la aprobación del techo de gasto como medida de presión para lograr un acuerdo de investidura. El Ejecutivo en funciones entiende que en las negociaciones con otros partidos el techo de gasto, los presupuestos generales y la formación de Gobierno forman parte de un mismo “pack” y advierte de los problemas que podría generar en las comunidades autónomas —en siete gobierna el PSOE— demorar un acuerdo.

"España necesita un Gobierno a pleno rendimiento que pueda aprobar con plenas facultades un techo de gasto y unos presupuestos. Y la solución es muy clara: investir un Gobierno y que pueda hacer las cosas sin ninguna duda de legalidad porque las hay y muy grandes”, advirtió la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “Un Gobierno en funciones tiene vetada la elaboración de los Presupuestos y el techo de gasto es el primer paso para la elaboración de los Presupuestos. Si queremos evitar que estas cosas terminen en los tribunales”, añadió, urge formar Gobierno.

Racionalizar las Diputaciones

El documento negociador con las coincidencias que el PP encuentra entre su programa y el pacto firmado el pasado febrero entre Ciudadanos y el PSOE está repleto de propuestas genéricas (“apostar por”, “revisar”, “mejorar”...) sin mayor concreción. Fuentes del Ejecutivo aseguraron este viernes que Rajoy estaría dispuesto a “racionalizar” el gasto en las Diputaciones provinciales—Pedro Sánchez y Albert Rivera proponían suprimirlas—. La vicepresidenta en funciones señaló la racionalización de las administraciones públicas como uno de los puntos que “interesa mucho a Ciudadanos” y sobre el que pueden negociar.

La vicepresidenta apeló directamente al PSOE. “Aún en el supuesto de que pudiéramos aprobarlo [el techo de gasto en funciones], no podemos aprobar los Presupuestos. “Me puede explicar el Partido Socialista cómo financiamos el mayor margen para las administraciones públicas y cómo podemos fijar liquidaciones negativas en la parte que corresponde para su financiación?”, preguntó.

Sáenz de Santamaría, no obstante, rebajó el entusiasmo ante una posible investidura en agosto. Como Mariano Rajoy, resumió la reunión y el canal de comunicación permanente abierto con Albert Rivera como “un primer paso positivo” y añadió: “Hay muchos puntos en los que podemos entendernos y nuestra disposición es muy amplia, pero somos prudentes. Sabemos que hay que hacer mucho trabajo. Lo importante es la fecha del acuerdo, no la del debate. Nuestra sociedad es un debate continuo. Lo que hay que estar es a la fecha del acuerdo que determinará las demás”.

El presidente en funciones volverá a reunirse con Rivera la semana que viene y continuar su ronda de contactos con otros partidos dando “prioridad a los constitucionalistas”.

La vicepresidenta no aclaró si Rajoy les había informado de si pensaba presentarse a un debate de investidura incluso sin haber reunido los apoyos necesarios, pero apuntó que sin ellos, “el debate de investidura es el primer paso para unas terceras elecciones que nadie quiere”.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50