¿Se reúnen y trabajan los círculos de Podemos?

La dirección pide a los simpatizantes que justifiquen las actividades de sus más de mil agrupaciones

Pablo Echenique y Nagua Alba, el pasado lunes en Vitoria.
Pablo Echenique y Nagua Alba, el pasado lunes en Vitoria.L. RICO

La dirección de Podemos intenta, tras dos años y medio de crecimiento espontáneo y en buena medida descontrolado, poner orden entre sus círculos. Estas agrupaciones locales, de barrio o temáticas han ido surgiendo desde enero de 2014 de forma tan desordenada que la cúpula no las tiene contabilizadas y solo se atreve a estimar que los círculos validados pueden ser más de mil. La Secretaría de Organización, el departamento que dirige Pablo Echenique, ha pedido ahora a sus simpatizantes que justifiquen su actividad. ¿Qué hacen? ¿Cómo trabajan?

Más información
Casas del pueblo en el siglo XXI
Los círculos del descontento

Echenique ha enviado una carta para anunciar un "mapeo de las comisiones de garantías autonómicas, de las secretarías generales y los consejos ciudadanos municipales y, por supuesto, de los círculos". Después de constituirse como fuerza política organizada, Podemos votó a sus direcciones locales que, en muchos casos, están desconectadas de las cúpulas territoriales o de la nacional.

La campaña, que se llama #ActivaTuCírculo, se enmarca en la nueva fase de repliegue que atraviesa la formación y que pasa por el intento de fortalecer la organización interna. "La clave", escribe Echenique, "es que esta nueva fase en Podemos requiere de un mayor compromiso por parte de todos y todas". "Por eso", añade, "pedimos algo más ambicioso que simplemente llevar a cabo un trámite administrativo: os pedimos la información que justifique que vuestro círculo está vivo y haciendo cosas". "Un círculo activo", concluye, "es un círculo que se reúne y trabaja: un círculo validado no tiene por qué".

Podemos tiene más de 400.000 simpatizantes inscritos en su web, de los que solo la mitad son activos, según los cálculos de la dirección. Esta iniciativa, que termina el 30 de septiembre, pretende hacer lo mismo con los círculos y, según escribe Echenique, "dotará automáticamente al círculo de todos los derechos de aval, de participación y de voto en Podemos, y servirá como requisito para la posible gestión de recursos propios y otros derechos económicos y jurídicos".

Criterios

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

¿Qué criterios va a utilizar la dirección? "El círculo", señala la guía de activación publicada por Podemos, "debe haber celebrado al menos tres reuniones y al menos una de ellas en los últimos dos meses. La primera reunión tiene que tener como mínimo dos meses de antigüedad previa la activación".

La participación en las actividades de las agrupaciones es otra de las condiciones. La asistencia media de las reuniones debe ser de "al menos tres personas si el círculo es territorial y corresponde a un ámbito con menos de 5.000 habitantes; al menos cuatro personas si el ámbito territorial tiene una población de entre 5.001 y 10.000; cinco personas si la población está entre 10.001 y 15.000 y así sucesivamente; añadiendo una persona a la asistencia media mínima por cada tramo adicional de 5.000 hasta un máximo de 30". Los círculos sectoriales requieren una asistencia media de cinco personas

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

F. MANETTO

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS